Nuestro Compromiso

Cabe aclarar que el Centro no cuenta con Bolsa de Trabajo, siendo sus actividades principales:

1. la difusión del teletrabajo a nivel nacional, para lo cual a diseñado un seminario informativo gratuito, cuyos directores, y colaboradores ofrecen en organizaciones, cámaras, instituciones educativas, etc.;

2. la formación de teletrabajadores, brindando las herramientas y conocimientos imprescindibles para el desempeño de una actividad globalizada;

3. la investigación sobre los avances del teletrabajo a nivel nacional y regional,

Entre otros de sus objetivos se encuentra el de desarrollar y poner en funcionamiento un registro argentino de teletrabajadores que permita conocer la real fuerza laboral que forma parte de la Sociedad de la Información y del Conocimiento.

El año pasado organizamos el 1er. Congreso Iberoamericano de Teletrabajo. Este evento fue Coorganizado por la AET – Asoc. Española de Teletrabajo y la CACE – Cámara Argentina de Comercio Electrónico. Contó con el auspicio de la Secretaría de Comunicaciones, la declaración de interés parlamentario del Honorable Senado de la Nación, fue declarado de interés para la Ciudad de Buenos Aires y para la Ciudad de Ushuaia.

De este encuentro nació la FIDT, Federación Iberoamericana de Teletrabajo, que esta en formación.

A fines de ese año me invitaron a un congreso en Rio de Janeiro, en noviembre del 2001 para hablar sobre teletrabajo en América Latina, así me di cuenta de los pocos emprendimientos que había en la región. Comentaba nuestra situación con un 20% de desempleo y las actividades que estábamos desarrollando contra reloj y sin recursos economicos. Muchos se solidarizaron de tal manera que yo tome allí real conciencia de la gravedad de la situación que había descripto. En diciembre de ese año vino la peor crisis que recuerdo, saqueos a mercados, el levantamiento de toda nuestra sociedad con cacerolas y protestas por todos lados, inseguridad y lo que fue peor casi 20 muertos por una brutal represión. Luego la caída del gobierno de De La Rúa.

A fines del año 2001, con colaboración de estudiantes de la cátedra “Calidad de Vida Laboral” de la Carrera de Relaciones del Trabajo y voluntarios de los diferentes grupos del CTT, fue necesario reconstruir una visión compartida del Centro, pues muchas cosas ya no eran como las habíamos pensado. Había crecido más de lo esperado en pocos meses. De tres grupos de trabajo iniciales, éramos 8 grupos. Habíamos realizado un curso de dos meses de herramientas para el teletrabajo que resulto muy interesante para los participantes, todavía hoy estamos vinculados con ellos y nos mantenemos informados de los avances y los problemas que tenemos en temas de trabajo y TICs. Para organizarnos teníamos que recorrer la facultad buscando un aula vacía para reunirnos. Así nos conocíamos con algunos voluntarios y planificábamos las actividades. Con Naum nos dividimos para poder acompañar a todos ellos.

Todos los integrantes del CTT son voluntarios, incluso sus directores. Por este motivo era importante comprender, como dice Saint Exupery que…

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, sino que primero has de evocar en los hombres el anhelo de mar libre y ancho”.

Todos los integrantes comprenden el difícil momento que vivimos los argentinos ante la crisis de empleo y se comprometen en la misión y visión del centro.

 

Nuestra Historia

La Génesis del CTT (2003)
La Primera Organización
El Contexto
Nuestro Compromiso
Misión
Visión
Vínculos con la Sociedad
Ministerio de Trabajo
Secretaría de Comunicaciones
Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información
UNESCO-UTN
Cada Teletrabador es un Exportador
Auspicios y Declaraciones

Scroll to top