La Nacion 30/09/02 Información General
Desde la devaluación
Cada vez más gente trabaja para el exterior

Al caer los costos, creció un 50% la exportación de servicios.
Isaac Rubistein trabaja como asesor de negocios para Miami, pero no sale de su casa. Valentín Díaz Guilligan renunció a su trabajo como administrador de empresas en Buenos Aires para instalar una agencia de turismo receptivo en Europa y promocionar así la Patagonia. Renée Muchen es una abogada que atiende consultas de buena parte de América latina. ¿Qué tienen en común? Son teletrabajadores, es decir, empleados on line con sueldos en dólares o en euros, pero residencia en el país.
.
Mediante una computadora y una conexión a Internet acortan las distancias y saltan las fronteras para exportar sus servicios a empresas extranjeras. Y, gracias a la devaluación, los costos que ofrecen son sensiblemente inferiores a los de profesionales de otros países, pero significan poco más de tres veces el valor de los que se facturan aquí.
.
Tan importante resulta esta tendencia que desde febrero pasado hasta hoy aumentó casi un 50 por ciento la cantidad de profesionales que en lugar de hacer sus valijas practican el teletrabajo. Así lo afirmaron especialistas en exportación de servicios consultados por LA NACION.
.
"La devaluación colocó a los profesionales argentinosen una situación de ventaja competitiva a nivel de salarios y de servicios", aseguró la directora del Centro de Teletrabajo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Sonia Boiarov. "El crecimiento ha sido muy grande. Somos un 300% más competitivos en cuestión de costos", aseguró Marcos Pueyrredón, director de la Comisión de Teletrabajo de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).
.
Lo mismo confirma Diego Pando, gerente general de la consultora de recursos humanos Bumeran, que está por lanzar la primera bolsa de teletrabajo de América latina: "Existe una demanda creciente de recursos humanos argentinos, tanto de profesionales como de otras ocupaciones. Acá hay gente muy talentosa y los costos son inferiores a una tercera parte".
.
Las últimas proyecciones que maneja la CACE hablan de que en el país hay unos 600.000 teletrabajadores informales. Claro que el número no discrimina entre quienes trabajan para el exterior, quienes lo hacen dentro del país o quienes son trabajadores remotos, sin saber que tal cosa existe.
.
¿Cómo son las ganancias? Un curso de marketing que hoy se cobra 150 pesos en la Argentina en el exterior se puede dictar en persona o por teleconferencia por 150 dólares. Un programador llega a ganar 800 dólares por mes, un diseñador cobra 300 euros el diseño de una página web y una secretaria virtual cobra honorarios de 100 dólares por jefe. Y puede tener varios jefes en todo el mundo. México, Estados Unidos y Europa -principalmente España- son los mayores mercados para teletrabajadores argentinos.
.
"La devaluación potenció esta forma de trabajar porque surgió la necesidad de buscar nuevas opciones. La crisis y la falta de mercado obligaron a ser más creativos", dice Pueyrredón.
.
También las consultoras
.
La exportación de servicios también significó un mayor mercado para las consultoras de empresas, que duplicaron los proyectos en países como México, Chile, Brasil, Estados Unidos y España desde comienzos de este año. Y en consecuencia creció la cantidad de profesionales argentinos que se trasladan temporariamente -entre dos y seis meses- al exterior para trabajar en esos proyectos.
.
"Tenemos una ventaja competitiva de negocios muy fuerte. Los sueldos resultan de bajo costo en dólares para los extranjeros. Es más conveniente desarrollar trabajos en la Argentina que en otros países. Pero es fundamental la alta calificación de nuestros profesionales. Diez años de convertibilidad hicieron posible adquirir una capacitación y una tecnología avanzadas", aseguró Sandra Yachelini, presidenta de EDS, una consultora que asesora a empresas para optimizar el uso de la tecnología en los negocios.
.
La misma situación se planteó en Byte Tech, dedicada a la consultoría en tecnologías de la información. "Desde enero nuestros proyectos afuera aumentaron el 30%. Los consultores argentinos están muy bien vistos, y si ofrecen precios competitivos todo resulta OK. Y para eso tienen que cerrar todas las sumas: el traslado, el hotel, el sueldo del consultor, la estada, los viáticos. Pero no fue sólo obra de la devaluación. Desde hace tiempo que veíamos la situación y apuntamos a España y México", dice el presidente, Alejandro Rehor.
.
Los consultores son, básicamente, ingenieros en sistemas y administradores de empresas. Cuando están en el país su labor tiene mucho de teletrabajo. "Viajan y se quedan en el exterior unos meses, según el proyecto. Después se hace trabajo a distancia", explica Pablo Rojas, gerente de negocios y proyectos de Prominente, consultora en procesos de negocios y tecnología de la información. "Los ingresos de los consultores varían según donde vivan. Si viven en la Argentina son en pesos. La devaluación hizo más competitivos nuestros servicios. Esto se combinó con un plan de expansión de la compañía enfocado a mercados en el extranjero", dice Rojas.
.
Una constancia de ello es el hecho de que la consultora abrió una sucursal en Houston, Estados Unidos. "Allí trabajamos para Compaq y desarrollamos una solución que se instrumentó en 18 países", dice Rojas. En la actualidad tiene proyectos en México, Chile, Brasil y España.
.
Apuro posdevaluador
.
"Hace un par de años que trabajamos en el exterior, pero la devaluación aceleró todo. Generó un 60% más de oportunidades", asegura Juan Carlos Wassaul, gerente general de Calipso, dedicada a desarrollos de soluciones de gestión empresarial.
.
"Tenemos unos 30 consultores en la Argentina que están dispuestos a viajar temporariamente al exterior. A quienes nos contratan les cobramos en dólares, pero los sueldos son en pesos. Hicimos un proyecto con Assistcard, la tarjeta para el viajero, y desarrollamos un sistema que se aplicará en 85 países. Los volúmenes de facturación son muy importantes."
.
Por Evangelina Himitian
De la Redacción de LA NACION


Todo comenzó con la crisis del petroléo

En Buenos Aires tuvo lugar el primer Congreso Iberoamericano de Teletrabajo, organizado por el Centro de Teletrabajo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, la Asociación Española de Teletrabajo y la Cámara Argentina de Comercio Electrónico. Auspiciado por la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, participó por teleconferencia el ingeniero norteamericano Jack Nilles, investigador sobre el tema. "Teletrabajo es enviar el trabajo al trabajador, en lugar de enviar el trabajador al trabajo", dijo Nilles. Todo comenzó con la crisis del petróleo, en los años 70, buscando disminuir la cantidad de días que el empleado fuese a su trabajo.
.
Para empezar
Teletrabajo en el país

.
www.cace.org.ar
Actividades de capacitación y difusión del teletrabajo. www.consultaonline.com
Plataforma de teletrabajo.
caminandoutopias.org.ar
Centro de teletrabajo de la UBA.
www.cit2002.org
Congreso Iberoamericano de Teletrabajo.
.
Organizaciones internacionales
.
www.eto.org.uk/etd
European Telework Development.
www.telecommute.org
International Telework Association and Council (ITAC). www.aftt.net
Asociación Francesa de Teletrabajo y Teleactividades.
www.telework.ie
Asociación Irlandesa de Teletrabajo.
www.mclink.it/telelavoro
Asociación Italiana de Teletrabajo.
www.tca.org.uk
Asociación Británica de Teletrabajo y Telecentros.
www.bta.be
Asociación Belga de Teletrabajo.
www.ntforum.nl
Asociación Holandesa de Teletrabajo.
.
Bolsas de teletrabajo
.
www.canaltrabajo.com/ranking
www.teletrabajo.es
www.infojobs.com
www.tjdos.com
www.anuntisempleo.com
www.virtualwork.net
www.freelance.com
www.tecnoempleo.com
www.agoratel.com
www.centrodeltrabajo.com
www.empleovirtual2000.com/teletrabajo/default.php
www.princast.es/trabajastur
 

imprimir nota