Competir - agosto del 2001

 

Esta Entrevista mejora tus habilidades en AREA DE NEGOCIOS: Recursos Humanos
"Queremos tender puentes entre la sociedad y la universidad"

Con el fin de contribuir en la búsqueda de soluciones al alto grado de deserción y desempleo de sus alumnos, la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires creó el proyecto "Caminando Utopías".

El teletrabajo promete revolucionar todo el universo laboral conocido. Y con la iniciativa como la que desarrolla el Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Universidad de Buenos Aires, empieza a asomar su perfil social. Sonia Boiarov, que junto a Naum Poliszuk dirige el centro, nos cuenta que los motivó a emprender este proyecto y cómo el teletrabajo puede ayudar a empresas, estudiantes y desempleados a mejorar sus condiciones de vida.

¿Por qué decidieron llamar al proyecto "Caminando Utopías?

Este es un programa diferente a los que desarrolla habitualmente la universidad, porque en este caso nosotros intentamos ir hacia la gente, en vez de que ellos venga a nosotros. Y es esta posibilidad, de tender puentes entre la universidad y la sociedad, lo que para nosotros constituye una utopía, especialmente porque creemos que el nivel de desarrollo de un país debería medirse por las posibilidades de capacitación y educación.

Creemos que las utopías son para caminarlas y andar caminos nuevos, tal como afirma Galeano en su poesía. Uno va dando pasos hasta alcanzar el objetivo, hacia una meta que a veces se presenta como un sueño, como es el teletrabajo. Pensamos en el problema que existe en la universidad, relacionado sobre todo al alto desempleo de los estudiantes y las dificultades de los alumnos con los horarios para cursar y vimos la posibilidad de tender otro puente.

Tal vez así podríamos reducir la deserción tan alta que tenemos, que algunos medios estiman en un 43% y en la que en muchos casos el desencadenante del abandono es justamente el hecho de la necesidad de trabajar. El teletrabajo permite adecuar las horas de trabajo en función de la vida que cada uno lleva y permitirse hacer de todo, no sólo estudiar también todas las demás cuestiones que tienen que ver con la vida.

¿Con qué objetivos se fundó el centro?

Al fundar el centro nuestros objetivos estaban relacionado con la investigación, ya que estamos en un ambiente universitario, aunque luego pensamos que era conveniente que le sirva a alguien más.

Así que actualmente nos dedicamos, además de brindar la posibilidad de trabajar a distancia, a la formación, porque estamos convencidos que el avance tecnológico provoca que cada vez las personas deban estar mejor capacitadas, para poder mejorar sus condiciones de empleo actuales y futuras. A veces la universidad no te forma totalmente, porque aunque haya cátedras orientadas a la informática, no están completamente orientadas al ámbito laboral.

¿Cómo es el funcionamiento del centro?

En el sitio de "Caminando Utopías" los teletrabajadores y las empresas pueden dejar sus datos y nosotros los comunicamos entre ellos, para brindarles trabajo a unos y trabajadores a otros.
Cuando una empresa contrata a unos de los tele trabajadores inscriptos, se firma un convenio entre la empresa y la facultad por el trabajo que haya que hacer. El centro se encarga de la gestión, y del dinero que se cobra al empleador, una parte es para el tele trabajador, otra para la facultad y los demás queda en el centro para los sueldos del equipo de trabajo.

Comenzamos diseñando un catálogo de productos y servicios, y resultó que la demanda superó nuestras expectativas. Actualmente planteamos una división entre teleproductos y tele servicios. Los tele productos son actividades puntuales que se realizan, por ejemplo una encuesta, que al entregarla se termina la relación con ese cliente, sea una empresa o particular.

Y por otro lado hay tele-servicios, que pueden ser tareas como un seguimiento que quiera hacer una empresa.

¿Cómo ve el panorama del teletrabajo en el país?

A nivel nacional no existen aún datos concretos en cantidad de teletrabajadores. En realidad esto sucede porque que mucha gente no sabe aún que es un teletrabajador, porque asocia el teletrabajo solo con trabajar desde su hogar.

Generalmente el término esta asociado al trabajo a distancia desde el domicilio, pero en realidad esta relacionado a cualquier trabajo móvil, con sólo una notebook y un teléfono celular el trabajador puede estar en cualquier lado, y sino existe la posibilidad de concurrir a un telecentro. Para ello tenemos un acuerdo con el programa tecnologías 200 de la Municipalidad para que el que no tenga PC pueda asistir a cualquiera de los centros de trabajo adheridos.

Pese a lo que se podría imaginar, teletrabajadores de todas las provincias se han ofrecido para participar. Todavía nos cuesta pensar, no hay límites de ningún tipo y al colocar un sitio en Internet pueden acceder desde cualquier lugar del mundo, incluso llegaron currículums de Ecuador, Colombia y España.

¿Qué consecuencias sociológicas traería una adopción masiva del teletrabajo?

Yo creo que por ahora es una elección. Existen personas que no van estar interesados en teletrabajar y determinadas tares no son fácilmente teletrabajables. Por otro lado todavía no tenemos los niveles de conectividad necesarios para quien quiera pueda acceder a esta modalidad.

Creo que al ser una elección personal es una alternativa de trabajo que no tendría porque tener necesariamente graves consecuencias. Aunque sí implicaría muchos cambios especialmente en las empresas.

Esta modalidad podría tener consecuencias ecológicas positivas, justamente en Europa se analiza el trabajo a distancia justamente con objetivos de reducir la contaminación ambiental al evitar traslados masivos a las capitales, y evitar el tráfico en horas pico.

¿Cuál es la protección legal con que cuentan los tele trabajadores?

Los aspectos legales del trabajo a distancia todavía no cuentan con un marco legal especifico, esto pasa aquí al igual que en el resto del mundo. En la Asociación Española del Teletrabajo se expone una iniciativa para definir casos como "qué pasa por si en tele trabajador tiene un accidente en su casa", pero todavía no esta resuelto, dado que este tipo de trabajo es relativamente nuevo, son temáticas que habrá que resolver gradualmente.

¿Cuentan con sindicatos propios?

Hubo planes de crear hacer un sindicato especifico a nivel internacional, porque el tele trabajador no tiene una ubicación geográfica. Un teletrabajador puede pertenecer a nuestro centro y trabajar para una empresa de la Comunidad Europea, de hecho ya hemos enviado perfiles laborales para allí. Pero al haber tal cantidad de leyes y posiciones diferentes en cada uno de los países, no creo sea una tarea simple la sindicalización.

¿Cómo organizan la capacitación de sus teletrabajadores?

Cuando nos piden un trabajo determinado seleccionamos los tele trabajadores en mejor condición para realizarlo. Pero si siempre operáramos de esta manera dejaríamos de lado a los que no tienen la formación adecuada o que nunca trabajaron. Y como no tenemos fines comerciales intentamos ayudar a que todos tengan las mismas oportunidades.

Los individuos que trabajen con nosotros tienen, como mínimo, una persona a su cargo que deben acompañar en su entrenamiento y fortalecer sus puntos débiles. Carencias que pueden ser porque la persona nunca tele-trabajó o sobre herramientas informáticas.

Aparte tenemos la idea de hacer proyectos de formación que no sean aislados, nuestro objetivo es unificarlos en una carrera especializada en el teletrabajo.

De la Redacción de Competir.

 

imprimir nota