Clarín - 4 de noviembre del 2001

ALTERNATIVAS
Crece la tendencia de trabajar para una empresa, pero desde el hogar

Esta nueva metodología es implementada por empleadores que buscan ampliar el número de personal sin invertir en espacio físico.

"El teletrabajo es una alternativa laboral que implica el uso de ordenadores, por ejemplo la computadora, para trabajar fuera del espacio productivo, es decir, no dentro de una empresa sino en la propia casa, en un colectivo, en un bar o un avión", explica uno de los directores del Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Universidad de Buenos Aires, Naum Poliszuk.

Se estima que esta tendencia de trabajo a distancia, que nació en Estados Unidos en la década del 70 y crece en el país, comenzó a conocerse aquí con dicho nombre hace aproximadamente cinco años. Hoy la UBA asesora tanto a empleadores que buscan ampliar el número de personal sin invertir en espacio físico, como a interesados en trabajar de manera independiente, con miras de combinar horarios, por ejemplo, entre estudios, familia y trabajo. También se vuelve una modalidad provechosa para quienes esperan reinsertarse en el mercado laboral.

Este centro es, básicamente, un lugar que cuenta con equipos conectados en red que funciona todo el día para que profesores y alumnos de la universidad puedan enviar sus trabajos a las distintas empresas en caso de que no posean computadora en su vivienda.

En su página web (www.caminandoutopias.org.ar) hay información de todo tipo y hasta existe la posibilidad de dejar los datos para postularse en un empleo.

¿En qué áreas se puede teletrabajar? "En todas las que uno se pueda imaginar", comenta Beatriz Busaniche, profesora del centro. Desde el domicilio pueden realizar sus tareas abogados, arquitectos, ingenieros, contadores, diseñadores gráficos, escritores, administrativas y hasta dibujantes.

Resulta vital saber que existen dos categorías de teletrabajadores: los autónomos y los que poseen relación de dependencia. Los primeros sólo le rinden cuentas a sus clientes, en tanto que los otros son contratados por grandes empresas, como Siemens, que ya implementó la idea de contar con personal a distancia en los más variados sectores.

Gente con disciplina

Está claro que no todos pueden acceder al teletrabajo. La otra directora del Centro de la UBA, Sonia Boiarov, remarca que quienes lo ejercen requieren un alto grado de disciplina para trabajar desde su casa. Sucede que muchos necesitan alejarse del ruido de una oficina y rinden mejor en la paz de su hogar. Pero muchos otros no cuentan con capacidad de organización del tiempo de trabajo, entonces los objetivos laborales no llegan a cumplirse. No estar sujeto a presiones exige también que cada uno se transforme en su propio jefe.

Dónde capacitarse en teletrabajo

La Facultad de Ciencias Sociales de la UBA organiza frecuentemente cursos o seminarios destinados a profesionales, estudiantes y a todo interesado en aprender cuáles son las herramientas del teletrabajo para aplicarlas a su propia experiencia laboral.

El próximo curso intensivo, que será arancelado, se llevará a cabo en cuatro encuentros presenciales de dos horas cada uno, programados para los días sábados 10, 17 y 24 de noviembre y 1ø de diciembre.

Para inscribirse resulta indispensable contar con título secundario y acceso diario a una computadora conectada a Internet, ya que el sistema de enseñanza es semipresencial, aunque en ocasiones puede utilizarse el Centro de Cómputos de la Facultad.

Para consultas, la dirección de mail del centro es: info@caminandoutopias.org.ar

 

imprimir nota