Clarín - 3 de julio de 2003

Trabajar en casa

Qué equipamiento de hard y soft es necesario para trabajar a distancia. Ejemplos de teletrabajo en diferentes rubros.
MONICA GARCIA

En el siglo veintiuno, para ser un buen trabajador no hay que estar todo el día atornillado en la oficina. Con el avance de las tecnologías digitales, es posible trabajar con eficiencia y puntualidad desde la casa, la calle, un cibercafé o desde cualquier lugar donde el teleempleado tenga a mano una computadora y una conexión a Internet.

La Asociación de teletrabajadores de los Estados Unidos prevee que 30 millones de norteamericanos trabajarán fuera de sus oficinas en 2004. En la Argentina, para variar faltan datos estadísticos, aunque las organizaciones de teletrabajo locales coinciden en que la tendencia hacia esta nueva modalidad de empleo es cada vez mayor.

Para muchos, el teletrabajo es una luz de esperanza ante la falta de empleo tradicional. Y, también, un camino sencillo y barato para arrancar con una pequeña empresa. Por una u otra razón, en la Web se multiplican los emprendimientos de venta de servicios online de secretarias, diseñadores gráficos, traductores, médicas, abogados, arquitectos, ingenieros, asesores en comercio exterior, especialistas en marketing y otros profesionales.

También crece la cantidad de empleados en relación de dependencia que trabajan a distancia. El equipamiento informático de muchas empresas argentinas permite a sus empleados trabajar desde sus casas con las mismas ventajas que ofrece la oficina, pero sin tener que padecer molestos embotellamientos. Además, la empresa reduce costos y mejora la productividad.

Para teletrabajar no hay que ser un experto en informática. Pero sí saber usar ciertas herramientas digitales. El equipo básico de teletrabajo es una PC y un acceso a Internet. Los programas y los accesorios varían de acuerdo a la actividad y a la necesidad de trasladarse que tenga cada trabajador.

Con el gustito de casa

El café de la oficina nunca alcanza ese saborcito casero que tiene el hecho en casa. Así que el teletrabajador ya tiene una importante ventaja sobre el oficinista tradicional. Pero volviendo a los fierros, para armar una oficina en casa se necesitan estos hardwares y softwares:

La compu. En casa es más cómodo usar una PC de escritorio. Un equipo sin marca pero bien completo, con procesador Pentium 4 2.4 gigahertz (GHz), 256 megabytes (MB) de memoria tipo DDR, disco rígido de 80 gigabytes (GB), grabadora de CD-ROM, disquetera, placa de video y sonido, monitor de 15 pulgadas, módem, tarjeta de red, teclado, mouse y parlantes se consigue por unos 750 dólares, moneda más o moneda menos, de acuerdo a la marca de los componentes. Si en lugar de un Pentium 4 el equipo lleva un AMD Athlon XP de velocidad similar, el precio baja unos 150 dólares.

El duo infaltable. La impresora y el escáner son dos compañeros inseparables de la PC trabajadora. Si no hay necesitad de imprimir en color, quizás la mejor opción sea una impresora láser. La HP 1000 imprime 10 páginas monocromáticas por minuto y cuesta 1.100 pesos. Pero si se prefiere una impresora color, hay equipos baratos desde 149 pesos.

En cuanto al escáner, no sólo permite digitalizar textos y fotos para que viajen por la Web, sino que con un buen programa se convierte en máquina de fax. Un escáner que cumpla estas sencillas tareas puede ser un HP 2300 (88 dólares) o el Acer S2W-3300 (230 pesos). Pero a los diseñadores o dibujantes le convienen equipos algo mejores. Por ejemplo, el Genius HR-7 USB (398 dólares) trae adaptador para diapositivas y resolución de 1.200 puntos por pulgada.

Otra opción es comprar un equipo multifunción. Se llama así a los que sirven como impresora, escáner, copiadora y máquina de fax. Algunas opciones son: Lexmark X75 (175 dólares), Epson CX 3200 (276) y HP 1219 (699 pesos).

Un tercero que no sobra. Otro equipo que no está de más en la teleoficina es la cámara digital. Las hay para conectar a la PC y hacer videoconferencia. Son cámaras web que se venden desde 100 pesos. Pero, para armar un catálogo con fotos, hay que comprar una cámara que saque fotos digitales de por lo menos 1.3 Megapixeles.

Programas laboriosos. Por un lado, el trabajador a distancia necesita los mismos programas que el que trabaja en una oficina: editores de textos e imagen, planillas de cálculo, antivirus, programas de presentaciones, navegador y correo electrónico, entre otros. Además, el sistema operativo Windows XP brinda herramientas de teletrabajo, como la posibilidad de trabajar en grupo con un mismo documento o de acceder en forma remota a una PC Pero el teletrabajador tampoco puede prescindir de otros softs de comunicación. Por ejemplo, de los mensajeros de la Web como el ICQ, el MSN Messeger o el Yahoo! Messenger, entre otros.

Siempre online. El teletrabajador debe estar siempre disponible. La forma más habitual es el teléfono (de línea fija o celular), pero hay que tener en cuenta que Internet ofrece varias alternativas para estar online a precios interesantes. Lo ideal es un acceso de banda ancha, porque no se gasta en pulsos telefónicos ni se ocupa el teléfono. Los abonos ADSL arrancan en los 78,50 pesos (abonos de 128 Kbps), y aumentan de precio a medida que se contrata más velocidad y servicios. En Internet inalámbrica hay abonos desde 56 pesos. Y en Cablemódem, la tarifa más barata para un servicio sin retorno telefónico parte de 88,20 pesos. A estos precios hay que sumar el gasto de instalación.

Pero a veces el teletrabajador sólo necesita usar el e-mail y le basta con un acceso por módem elefónico. Los abonos dialup arrancan en los 18 pesos, pero al igual que muchos servicios de banda ancha también se encuentran promociones que bonifican hasta un 50 por ciento del precio durante los tres o cuatro primeros meses de uso. Pero si se usa una conexión dialup conviene contar con otra línea telefónica o un celular a mano para no quedarse sin hablar.

Oficina con rueditas

Al armar una oficina móvil lo primero que hay que hacer es cambiar la PC por una notebook. Incluso, algunos teletrabajadores que pasan mucho tiempo en la calle, optan por tener una portátil como única computadora. El problema es que las notebooks son más caros que una PC. La más barata se consigue desde 1.400 dólares. Por esta plata se vende una Toshiba 1415 105 con Celeron 1600 megahertz (MHz), de 256 MB de memoria, disco de 20 GB, monitor de 15 pulgadas y grabadora de CD. Para tener una notebook con Pentium 4 hay pagar unos 2.000 dólares o más.

En mano. Pero los trabajadores móviles también son adictos a las palmtops. Y no es para menos: estas compus de bolsillo son cada vez más eficientes y vienen con los mismos accesorios que las PC. Tienen cámaras que permiten hacer videoconferencia, sacar fotos y hasta filmar videoclips. También sistemas GPS para ubicación geográfica satelital. Lectores de códigos de barras, que facilitan el trabajo de los vendedores externos de una empresa. Además, se conectan al celular para enviar o recibir e-mails y navegar por la Web. Incluso hay palmtops que tienen tecnología inalámbrica (Wireless 802.11), que les permite conectarse a redes y a Internet sin claves ni otros accesorios.

Pero ser un buen teletrabajador va más allá de tener una computadora superpontente o los accesorios más modernos para una portátil. Una persona puede teletrabajar aun sin tener una computadora en casa ni en el bolsillo. La Argentina está plagada de telecentros, cibercafés y centros tecnológicos comunales que permiten acceder por poca plata (a veces gratis) al uso de una computadora con Internet. Incluso muchos de estos lugares ofrecen capacitación en teletrabajo y servicios adicionales como una dirección geográfica real para recibir correspondencia.


Direcciones

www.bolsadeteletrabajo.com: Una bolsa online exclusiva para trabajadores a distancia. Recién da sus primeros pasos.

www.workbox.com.ar: Es un paquete que incluye un curso de capacitación, programas y servicios online para el teletrabajador.

www.caminandoutopias.org.ar: La web del Centro de teletrabajo y teleformación de la carrera de Relaciones del Trabajo de la UBA ofrece información y organiza seminarios sobre teletrabajo.

www.mundoteletrabajo.com: Este sitio incluye mucha información sobre actividades de interés para trabajadores a distancia.

www.consultagroup.com: Esta página pertenece a una consultora de teletrabajo argentina que ofrece capacitación para teletrabajadores y asesoramiento a empresas.

www.cace.org.ar/cace/teletrabajo.shtml: En el sitio web de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico se hacen consultas a especialistas en teletrabajo.

www.usuaria.org.ar: La comisión teleservicios de Usuaria armó una red de teletrabajadores argentinos que desean exportar sus servicios.

Copyright 1996-2003 Clarín.com - All rights reserved | Dir: Ernestina Herrera


 

imprimir nota