Ciudad Universitaria - 2 de julio del 2001

UBA: CS. HUMANAS Y SOCIALES
Más vale en casa que sin laburo

La Facultad de Ciencias Sociales de la UBA intenta mínimamente resolver uno de los problemas más grandes de sus alumnos: la desocupación. Por el momento, la alternativa se llama "Centro de Teletrabajo" y funciona desde el 16 de junio.

Por Redacción Ciudad Universitaria

CIU habló con las Licenciadas Sonia Boiarov y Naum Poliszuk sobre la iniciativa de Sociales para ganarle espacio al desempleo estudiantil. La idea, básicamente, es organizar un centro a través del cual los alumnos puedan trabajar desde sus casas con la computadora. La oficina funciona como una agencia de empleo: consigue las empresas que necesiten trabajadores a distancia, les cobra por el servicio y les paga a los alumnos según la tarea.

¿Cuáles son los beneficios del teletrabajo?
Lic. Bojarov: Nosotros queremos ver si con este Centro de Teletrabajo podemos hacer que los estudiantes de Sociales trabajen en el horario que ellos puedan y quieran; y que ese trabajo esté remunerado y que les permita, primeramente, seguir con su profesión y sus estudios. Segundo, no están atados a viajar, lo pueden hacer en su casa. El pago es seguro. No se les paga por mes, sino por trabajo: terminan y cobran. Tercero, permite formarse en aspectos sobre los que no hay formación en la Facultad. El "teletrabajador" tiene una formación especial. Nosotros tenemos la intención de formar teletrabajadores. Incluso pueden trabajar personas con discapacidades.

¿El Centro se convierte en el vínculo entre las empresas y los estudiantes?
Lic. Poliszuk: No sólo el vínculo. Hacemos seguimiento de los trabajos y entrenamiento de las personas porque queremos que todos los estudiantes mejoren sus condiciones de "empleabilidad" en el futuro. La mecánica es que los trabajos nosotros los cobramos y los pagamos al teletrabajador; y como no tenemos fines de lucro, la ventaja para las empresas es que no va a ser tan caro como contratar a una consultora.

¿El estudiante tiene un contrato?
Lic. Bojarov: Es un contrato por cada trabajo, por resultados.

¿De qué manera se forma a los teletrabajadores, son cursos de capacitación?
Lic. Poliszuk: Estamos hablando de dos tipos de capacitación. Una es una actividad de tutoría. Nosotros le vamos a pedir a cada teletrabajador que se ocupe de formar a alguien que tiene menos conocimiento. Eso es sumamente importante porque es lo realmente nuevo; que un trabajador que sabe le enseñe a otro. La otra capacitación es un curso formal.

¿Tiene algunas desventajas como forma de organización laboral?
Lic. Bojarov: La crítica que se le puede hacer es el tema social, el aislamiento. El Centro de Teletrabajo es como un punto de encuentro donde ellos van a poder teletrabajar acompañados.

 

imprimir nota