12 de Noviembre de 2002

El teletrabajo, como toda forma de trabajo tiene sus particularidades, sus pro y contras. "Nadie te da un teletrabajo. No es mandar un CV y esperar, sino cambiar de manera de pensar: enviar un proyecto elaborado en casa. Es un pasaje de la sociedad de la industria a la de la información" señala la especialista.




"Aún nadie sabe muy bien qué hacer frente a estos cambios sociales, culturales. Nosotros recomendamos empezar por elaborar un proyecto sobre lo que uno sabe y quiere hacer a nivel profesional. Investigar el mercado externo, qué cosas andan faltando y en base a eso, diseñar un plan. Si uno advierte que para llevarlo adelante no está capacitado, puede pensar en juntarse con un compañero de confianza".

Boiarov expresa que las organizaciones que surgen de estas características suelen estar dispersas y precisan de una estructura, pero no tan gigantesca como las de antes. Siguiendo su discurso, agrega que la sociedad de la información se basa en relaciones sociales, comunidades de interés que se tejen sobre la confianza de sus integrantes. Entonces, para conseguir trabajo, los requisitos son diferentes: lo más importante es la capacidad de hacer (no tanto el currículum, la presencia), los resultados a los que se llega.

"Las tecnologías evitan las emigraciones y no es un detalle menor, porque cada vez es más difícil obtener una visa, nadie es muy bienvenido y los trastornos emocionales son fuertes" indica quien además, es la presidenta de Asociación de Teletrabajo Iberoamericano. "El teletrabajo cubre necesidades a la distancia pero lamentablemente, no hay una política pública que la facilite y entonces recae todo el esfuerzo sobre el particular que lo lleva a cabo. Nosotros luchamos por que se realicen acuerdos internacionales sobre contratos laborales así como que se rebajen impuestos, pero eso está por verse".

Con respecto al tema de las ganancias, un curso de marketing que actualmente sale $150 en el país, afuera puede dictarse en persona o por teleconferencia por u$s150. Y esto se puede dirigir tanto al mercado de México, Estados Unidos como Europa -España es el principal-.

 

imprimir nota