Teletrabajo


Claudio San Juan

1 de junio de 2009
Nuevas Tecnologías, Nuevos Desafíos

Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC's) aplicadas al mundo del trabajo han generado nuevas formas de organización; una de las más emergentes es el Teletrabajo. En este contexto se abre un amplio campo de intervención en materia de salud y seguridad de los teletrabajadores.

Entendemos por Teletrabajo “la realización de actos, ejecución de obras o prestación de servicios en los términos de los artículos 21 y 22 de la Ley Nº 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias, en las que el objeto del contrato o relación de trabajo es realizado total o parcialmente en el domicilio del trabajador o en lugares distintos del establecimiento o los establecimientos del empleador, mediante la utilización de todo tipo de tecnología de la información y de las comunicaciones (TIC´s)[1].
Esta definición jurídica trae aparejada una serie de supuestos que resultan objeto de estudio de la salud y seguridad en el teletrabajo:

  • El Teletrabajador realiza el teletrabajo en su domicilio (siempre o a veces).
  • El Teletrabajador realiza el teletrabajo en lugares distintos del establecimiento o los establecimientos del empleador (siempre o a veces, de manera fija en un telecentro ad hoc o itinerante).
 

En la Argentina durante el año 2006 se registraron 538.630 accidentes de trabajo y enfermedades profesionales con días con baja laboral. Este panorama, agravado por 605 muertes por accidentes en ocasión del trabajo, muestra la necesidad de continuar trabajando en la prevención como único camino para reducir tales índices y, por ende, las nefastas consecuencias de las malas condiciones de trabajo.
Es prioritario el sector Teletrabajo? Absolutamente no. En términos absolutos, observamos que las actividades que han presentado trabajadores fallecidos fueron las "industrias manufactureras", los "servicios comunales, sociales y personales", la "construcción" y el "transporte"[2].
Queda claro entonces que, a juzgar por los resultados, reactivamente no deberíamos ocuparnos, hoy por hoy, del Teletrabajo. En cambio surge del relevamiento de la consultora Enrique Carrier & Asociados (febrero 2008) que en Argentina teletrabajan 1,5 millón de personas. Dicha consultora en 2007 ya había informado que “en apenas cuatro años se duplicó el número de teletrabajadores, es decir, empleados que trabajan a distancia mediante el uso de herramientas tecnológicas, que pasaron de 320 mil en el 2003 a unos 620 mil en la actualidad”[3].

Los primeros pasos

El fenómeno del Teletrabajo ha llevado al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS) a la conformación de una Coordinación de Teletrabajo, cuyos resultados concretos y experiencias se describen en el sitio: http://www.trabajo.gov.ar/temasespeciales/teletrabajo.asp
En particular nos referiremos al Programa Piloto de Seguimiento y Promoción de Teletrabajo en Empresas Privadas (PROPET) y al proyecto de ley sobre “Régimen Jurídico del Teletrabajo en Relación de Dependencia”.

La experiencia del PROPET

Los objetivos del PROPET son[4]:

  1. Promover la implementación de plataformas de teletrabajo en el sector privado;
  2. Evaluar el impacto del teletrabajo en la creación y mantenimiento de Trabajo decente;
  3. Identificar las dificultades prácticas generadas por el teletrabajo en la organización de la empresa;
  4. Recopilar información a efectos de proponer nuevos contenidos en la negociación colectiva.

En marzo de 2008 con motivo de la puesta en marcha del PROPET en una empresa petrolera, la Coordinación de Teletrabajo del MTEySS convocó a representantes de las partes, una fecha más que importante para las telecomunicaciones[5], para que, entre otros temas, abordaran los aspectos técnicos en materia de salud y seguridad en el teletrabajo, tales como:

Contenidos del acuerdo a celebrar entre el Empleador y el Teletrabajador

Se acordó la redacción de una cláusula cuarta sobre requerimientos de prevención, seguridad y salud, en la cual la empresa informa al trabajador sobre las condiciones mínimas, en materia de prevención, seguridad y salud, que debe cumplir un puesto de trabajo tipo para desempeñar teletrabajo: pantalla, teclado, mesa o superficie de trabajo, asiento de trabajo, espacio de trabajo, iluminación, condiciones ambientales y otros factores de riesgo.
Asimismo establece que “si fuera  necesario con el fin de garantizar y verificar el correcto cumplimiento por el teletrabajador de la normativa aplicable en materia de seguridad y salud, el trabajador permitirá el acceso de personal de higiene y seguridad, la ART y/o la persona designada por la Coordinación de Teletrabajo al lugar donde elija desempeñar sus tareas,  siempre que la visita se efectúe vía cita previa con el trabajador/a. Siendo así, el trabajador/a debe autorizar la misma en su horario laboral”.
Por otra parte, además de los útiles de labor (ordenador portátil y teléfono celular) la Empresa proveyó a cada uno de los teletrabajadores de un extintor portátil contra incendio (matafuego de 1kg. a base de HCFC 123), de un botiquín de primeros auxilios y de una silla ergonómica.
Este acuerdo lleva implícito un seguimiento semestral.

Manual Básico de Salud y Seguridad para Teletrabajadores

Su objeto es poner en conocimiento del Teletrabajador las medidas preventivas tendientes a evitar las enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, de acuerdo a las características y riesgos propios, generales y específicos de las tareas que desempeña.
Contenidos:

  • Requisitos que debe cumplir el puesto de trabajo.
  • Condiciones ambientales.
  • Riesgos propios y específicos de las tareas de Teletrabajo.
  • Medidas preventivas específicas para las tareas de Teletrabajo.
  • Normas generales de prevención de riesgos del trabajo.

La confección del manual trajo aparejada una revisión bibliográfica con el objeto de promover consenso respecto a determinados aspectos no contemplados en las normas vigentes de Salud y Seguridad en el Trabajo, uno de ellos fue la utilización de equipos con pantallas de visualización, la participación del trabajador y ergonomía del software[6].
Un punto de seguimiento es recabar la opinión de los teletrabajadores sobre el contenido del manual en función de las tareas realizadas, en particular si debieron utilizar o reordenar su puesto de trabajo con elementos periféricos (ej. teclado independiente, mouse).

Resultados del PROPET

En base a las opiniones de los teletrabajadores y de las visitas del personal de Higiene y Seguridad al domicilio de los mismos, las conclusiones preliminares son satisfactorias.

Defensa del Proyecto de Ley de Teletrabajo

El 29 de abril de 2008 se realizó la primera reunión de defensa ante el Senado del Proyecto de Ley sobre “Régimen Jurídico del Teletrabajo en Relación de Dependencia” elaborado por la Comisión de Teletrabajo del MTEySS, que el Poder Ejecutivo Nacional elevó al Congreso mediante el Mensaje Nº 829/07.
El artículo 7º del Proyecto de Ley establece:

La autoridad administrativa deberá promover la adecuación de las normas relativas a higiene y seguridad en el trabajo a la características propias de la prestación, y la inclusión de las enfermedades causadas por este tipo de actividad dentro del listado previsto en el artículo 6°, inciso 2, de la Ley N° 24.557 y sus modificatorias”.

La cuestión de la Salud y Seguridad de los Teletrabajadores se encuentra contemplada desde un marco conceptual específico a operativizar mediante el deber de promover la adecuación normativa. Su fuente es el artículo 7º del Convenio 177 relativo al Trabajo a Domicilio (ratificado por Ley Nº 25.800).

El desafío de la “adecuación” es un hecho no menor, sobre todo si el lugar de trabajo del teletrabajador, en la mayoría de los casos, puede ser su propio domicilio.

Entonces, siguiendo el proyecto del MTEySS, cabe la pregunta: ¿cuál será el perfil de la adecuación?; ¿una remisión a normas existentes? ¿una reglamentación específica? ¿una combinación de ambas?

Una visión parcial del asunto nos retroae a recordar como el actual Régimen de Trabajo a Domicilio (Ley Nº 12.713 del año 1941) mediante sus artículos 9 y 10 sobre medidas de higiene y seguridad, trató la cuestión de los talleres en la vivienda del obrero, y los posibles casos de enfermedades infectocontagiosas. Así fue que el Decreto Nº 118.755/42 reglamentario de la Ley Nº 12.713 introdujo en su capítulo IX “De las medidas de higiene y seguridad”, cuatro artículos al respecto, del cual se destaca el artículo 22: “En los locales de los talleristas se observarán las disposiciones pertinentes de higiene y seguridad determinadas en los arts. 63 al 81, 84 y 85, del decreto reglamentario de la Ley N° 9.688”. Estas referencias normativas al Decreto Nº 11.400/16 deben remitirse a las normas actualmente vigentes en la materia (Leyes Nros. 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo y 24.557 de Riesgos del Trabajo, Decreto reglamentario Nº 351/79 y resoluciones complementarias).

Volviendo a la actualidad, un breve repaso del plexo legal vigente para aproximar un elenco mínimo de normas para adecuar:


Aspecto

Fuente

1. Política de SST y participación del teletrabajador

Decreto Nº 1338/96

2. Información y Formación (derecho a saber)

Decreto Nº 351/79

3. Requisitos que debe cumplir el puesto de teletrabajo

Código de la Edificación

4. Condiciones ambientales

Código de la Edificación

5. Riesgos propios y específicos de las tareas de Teletrabajo.
Medidas preventivas

Decreto Nº 351/79

6. Normas generales de Prevención

Decreto Nº 351/79

7. Inspección del Teletrabajo y autocomprobación

Leyes Nros. 25.212 y 25.877

Diversos aspectos no previstos en la legislación vigente, perfilan nuevas dimensiones normativas:

  • Aspectos técnicos vinculados a factores ergonómicos en el uso de ordenadores portátiles en particular y al ambiente en general.
  • Factores psicosociales, organización del trabajo.
  • Glosario que armonice los términos utilizados.
  • Asegurabilidad o aseguramiento en caso de determinados supuestos de teletrabajo itinerante.
Conclusiones
  • La salud y seguridad de los teletrabajadores requiere un abordaje concreto, cuyo norte es el Trabajo Decente.
  • Bajo este concepto y en el marco del Diálogo Social, con motivo de la primera implementación de un proyecto en el marco del PROPET, se contemplaron y ejecutaron las acciones de prevención primaria.
  • Es menester brindar un marco jurídico apropiado a las relaciones laborales bajo la modalidad de teletrabajo para dotar del mayor grado de certeza jurídica y confiabilidad a los actores del mundo del trabajo.

[1] Artículo 1º.- Proyecto Régimen Jurídico del Teletrabajo en relación de dependencia.
[2] http://www.srt.gov.ar/publicaciones/anuario2006/anuario2006.htm
[3] http://www.asteriscos.tv/noticia-tecnologia-357.html
[4] http://www.trabajo.gov.ar/temasespeciales/teletrabajo.asp
[5] 18 de marzo: Dictado del Decreto N° 8104/48 por el que se declara incorporada al Estado Nacional la Empresa Mixta Telefónica Argentina.
[6] Ver Resolución Nº 147/07 de la Secretaría de Trabajo (clic).

Para ver el artículo en su fuente original, haga clic aquí.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.