Teletrabajo



Mariana Padín

15 de junio de 2008
El diseño argentino en boca de todos

Muchas veces nos llegan opiniones con referencia al diseño definiéndolo como un elemento ornamental o cosmético, concepto tanto erróneo como antiguo.

El diseño en general se nos ofrece como un múltiple abanico inmerso en todos los matices de nuestra vida cotidiana.

Se despliega hacia el futuro y es consecuencia inmediata de la investigación y de la toma de decisiones, que conforman el proceso creativo.

El Diseño Gráfico en particular, se entiende como una actividad proyectual innovadora e inventiva, focalizada a lograr un impacto visual y único, convirtiéndose en una actividad fuertemente ligada a la industria. Comunica la existencia del producto y/o servicio al adquirente, marcando así su importancia en la cadena productiva y comercial.

En busca de dicha innovación, es en su fase investigativa, el Diseñador Gráfico quien emite juicios constantes a lo establecido, tanto del propio producto a comunicar como así también de la competencia, para brindar al mercado un producto diferenciado y lograr así la satisfacción del cliente y definitivamente, un producto altamente competitivo.

Citando a países que comenzaron la maravillosa experiencia del diseño hace muchos años atrás, identificamos que sinteticamente el Diseño Italiano nos sorprende comunicando a nivel mundial con sus elegantes líneas puras, como así también el Diseño Japonés juega con cierto filo visual en sus formas. Ambas apuestas sintetizan sus ideas y las comunican al resto de los pueblos.

Actualmente, las tecnologías de la información y la comunicación, interactúan activamente con nuestra diciplina contribuyendo a enriquecer nuestro trabajo, engrandeciendo nuestro potencial creativo.

Sabemos pues que, básicamente el diseño bien entendido, es crítico e interviene activamente cuestionando lo que ya existe y relevando el más amplio espectro a su alcance, ya que extracta detalles existentes para convertirlos en únicos para cada producto.

Nuestro país finisecular, (aprox 1890) reflejó en sus neo estilos arquitectónicos, las miradas europeas (francesas, italianas, inglesas, españolas…) que se intentaban imitar por estos lugares sureños.

Hoy con mucho orgullo afirmo que el Diseño Gráfico argentino es muy bien visto y muy buscado en todo el mundo. Bien sabida es nuestra versatilidad creativa, producto tal vez de la adecuación continua a escenarios cambiantes…

Un muy buen dato para tener en cuenta es que, en el año 2005 Buenos Aires fue elegida "Ciudad del Diseño" por la UNESCO.

En nuestros días, el diseño está en boca de todos: se diseñan campañas, se diseñan estructuras en las empresas, se diseñan reingenierías de empresas, se diseñan proyectos, se diseña todo el tiempo…

Pero ante el balance del pasado y el aporte de la actualidad, surge indefectiblemente un interrogante.

Los invito a intercambiar ideas, compartiendo el ejercicio del pensamiento con esta inquietud que podría servir para contribuir a fortalecer nuestra identidad profesional local:

“En tiempos globalizados, con actores nuevos como los teletrabajadores y sin fronteras establecidas,¿es posible pensar en un Diseño Gráfico típicamente argentino y diferenciador, desde su esencia proyectado al universo viviente en la web?”

Agradezco los emails que recibí y me despido hasta la próxima!


Mariana Padin

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.