Teletrabajo



Cecilia Yáñez

15 de agosto de 2007
Teletrabajo en Chile: Cuando la casa se convierte en oficina

Más de 600 mil chilenos teletrabajan desde sus hogares. Replicamos esta nota del Diario La Nación de Chile del viernes 10 de agosto de 2007.

Quien desee teletrabajar debe tener una serie de rasgos que le permitan cumplir con los objetivos y metas impuestas por la empresa. Debe ser riguroso, independiente y disciplinado entre otras características.

Según la OIT

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el teletrabajo (TT) es una forma de laborar que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas que estén en esa oficina y, la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación.

Más de 600 mil chilenos teletrabajan desde sus hogares
Cuando la casa se convierte en la oficina

La masificación de la tecnología está posibilitando que cada día más personas laboren desde sus hogares. Computador, conexión a Internet y hasta videoconferencias permiten funcionar a kilómetros de distancia de las oficinas centrales sin por ello perder eficiencia.

Aunque no hay cifras concretas al respecto, todo indica que cada día son más las personas que gracias a la tecnología de los computadores, Internet y celulares, pueden trabajar en forma remota desde su hogar. Esta posibilidad, conocida como teletrabajo (TT) está creciendo en Chile, un aumento que también está relacionado con el incremento en el número de usuarios de Internet, especialmente en pequeñas y medianas empresas y en los hogares. Cristián Salazar, master en Sociedad de la Información y el Conocimiento y en Tecnologías de la Sociedad de la Información y académico de la Universidad Austral, señala que extraoficialmente serían más de 600 mil los chilenos que teletrabajan.

Pese a que existen varias definiciones de teletrabajo, todas tienen dos puntos en común, que el trabajo ha sido relocalizado, y que esto se ha conseguido gracias a la tecnología.

Según Salazar, el trabajo a distancia está aumentando en todo el mundo. "El teletrabajo en la Unión Europea está creciendo a un ritmo de más del 15% anual. Es difícil predecir hasta cuando puede seguir creciendo, pero lo que es seguro es su proporcionalidad con el desarrollo tecnológico del mismo". Así, los Estados con más personal que usa parte del tiempo fuera de las instalaciones de la empresa son los países escandinavos y, en especial, Dinamarca, en este último la mitad de las personas se encuentra en esa situación.

"En América Latina existen aproximadamente 9,3 millones de teletrabajadores, cifra que corresponde al 8% del total de trabajadores, alcanzando una tasa de penetración del 4,2% de la población activa empleada. América del Sur concentra el 74,4% del total de estos trabajadores", señaló. En los últimos tres años los países que más han crecido son Chile y Colombia.

A juicio de Vicente Núñez, gerente general de Laborum.com, hay ciertas profesiones que permiten trabajar en este esquema con mayor facilidad, como periodistas, diseñadores y arquitectos.

"En Chile, existe una actitud empresarial favorable al teletrabajo", señala Salazar, pero aunque los empresarios dan muestras positivas respecto del futuro de esta actividad, "el desconocimiento de sus beneficios, la cultura organizacional y el estilo de control y supervisión basada generalmente en la desconfianza, influyen en una mayor adopción".

Núñez coincide en la necesidad de un cambio cultural que no sólo se debe dar a nivel del empresariado, sino también en los mismos trabajadores.
Recalcó que quien pretenda teletrabajar debe tener una serie de rasgos que le permita cumplir con los objetivos y metas impuestas por la empresa.
" Debe ser riguroso, independiente, disciplinado, tolerante a la frustración y con capacidad de ponerse límites y automotivarse y por supuesto, estar siempre orientado al cumplimiento de metas".

Según Salazar, el futuro está bien aspectado. "Los resultados positivos que está demostrando el trabajo remoto otorgarán confianza a los tomadores de decisiones más tradicionales al constatar los efectos positivos para la organización". Sin embargo, cree que es necesario contar con una asociación de teletrabajadores que permita dar a conocer las ofertas que existen para poder ingresar a compañías globales desde distintos lugares del mundo.

"Chile es un país ideal para que multinacionales inviertan en call center y contact center, para que empleados decidan trabajar desde sus hogares y para que las empresas puedan materializar su rol social contratando a mano de obra discriminada y con mucho talento como los discapacitados y la tercera edad", dice Salazar.

Teletrabajo en Chile

Chile tiene una de las tasas de penetración de PC por usuario más altas en América Latina y el Caribe. Estas cifras, según Cristián Salazar, representan un gran potencial para el teletrabajo lo que se refleja en elÍ ndice de Oportunidad Digital (0,52), el más alto en la región, siguiéndoles Argentina con un 0,47 y Brasil con un 0,42.

"El teletrabajo en Chile se viene desarrollando desde hace varios años, si bien no se proporcionan estadísticas oficiales, se estima que desde 2003 alrededor de 320 mil chilenos estarían realizando algún tipo de teletrabajo. Esta cifra se ha duplicado en dos años y en 2005 ya eran cerca de 650 mil, con una tasa de penetración de un 10,7% de la población empleada", dijo.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.