Teletrabajo



Dra. Cristina Otálora
otalora@iis.com.br

15 de Junio de 2007

Teletrabajo y ambiente profesional

...nos parece adecuado que cada teletrabajador, establecido definitivamente o en vías de hacerlo, trate de encontrar entre las variadas opciones que se le presentan, una asociación seria y eficiente que pueda servirle de marco profesional.

Finalmente estamos instalados como teletrabajadores. Transitamos los (duros) comienzos para “armar” nuestro bunker: un adecuado ambiente de trabajo, con los implementos tecnológicos mínimamente necesarios, una cartera de clientes que prolijamente fuimos nutriendo con el pasar de los meses y de los años. Y he aquí que luego de unos cinco años (arriesgaría a decir que es el término promedio para afianzarnos en nuestra tarea de “solistas”), podemos comenzar a disfrutar de nuestra posición de teletrabajador/a que nos permite ser dueños de nuestro tiempo, de nuestros ingresos, pero que al mismo tiempo – todos lo sabemos – exige de nosotros el cumplimiento de ciertas reglas de oro. Reglas que se refieren a nuestra disciplina en la consecución de las tareas, en el debido respeto al cliente y a nuestro trabajo, al primoroso sometimiento del cumplimiento de los plazos pactados, a la necesaria actualización de nuestros conocimientos y habilidades, en fin, a la serie de exigencias que hacen del trabajador un agente confiable para sus clientes, para las entidades bancarias con las cuales trabaja, para sus colegas y para consigo mismo.

En muchas sociedades, el teletrabajador, no obstante desarrollar sus tareas individualmente y casi diríamos en soledad, no permanece sin embargo aislado de la comunidad de teletrabajadores de su misma actividad o de otra. En algunos casos, y variando fundamentalmente con la actividad desarrollada, el teletrabajador podrá pertenecer a una o varias entidades profesionales específicas de su quehacer. Esas entidades profesionales – cuya afiliación es optativa para el teletrabajador en la mayoría de los casos (salvo, claro está, que se trate de profesiones reglamentadas), si bien no dictan reglas obligatorias en lo que hace a la conducta profesional del teletrabajador, sirven de marco para una serie de aspectos que indudablemente son de utilidad. Entre esos aspectos podemos citar: sugerencia de precios a ser cobrados; listados de trabajadores de la misma actividad, en el estado, provincia o país del teletrabajador; fácil contacto con herramientas brindadas por la asociación, generalmente por Internet (glosarios, modelos, cuestiones jurídicas), grupos de discusión, chats, reuniones periódicas o anuales, generalmente para renovación de las autoridades de la Asociación, establecimiento de normas de ética para la actividad y también representación por ante órganos legislativos, lo cual es útil en el caso de lobby o cabildeo para lograr ventajas profesionales para los asociados – que incluso una vez logradas redundan en beneficio también de aquellos trabajadores no asociados. O sea que estas asociaciones desarrollan una labor valiosa para el trabajador, y si bien su actuación no se inmiscuye directamente en la vida de nuestro profesional, salvo excepciones (una de ellas podría incluso llegar a ser la formación de un núcleo duro de teletrabajadores, algo así como un “cartel” de la actividad, aunque esto constituya una excepción rara), propicia un puente saludable entre la actividad individual, como decíamos, del teletrabajador, y el ambiente profesional que lo circunda.

Por ello, nos parece adecuado que cada teletrabajador, establecido definitivamente o en vías de hacerlo, trate de encontrar entre las variadas opciones que se le presentan, una asociación seria y eficiente que pueda servirle de marco profesional. En virtud de la particularidad de nuestro trabajo, muchas veces tenemos ante nuestros ojos una pléyade de instituciones que gustosamente albergarían nuestros deseos asociativos: Dependerá de cada caso que elijamos la que más se aviene al tipo de trabajo que desarrollamos, la que presenta aranceles (anuales o semestrales) razonables, y que a cambio de ello nos brinde herramientas que, si bien podemos abstenernos de utilizar durante algún tiempo, en el momento preciso puedan servirnos de guía, de medio de contacto con el mercado u otros colegas, e incluso, llegado el caso, de esparcimiento.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.