Teletrabajo


Vittorio Di Martino
www.ilo.org/safework/telework
vittoriodimartino@hotmail.com

15 de agosto de 2004
La Autopista al Teletrabajo
Un sueño por mas de 20 años, el teletrabajo es hoy una realidad. Decenas de millones de personas alrededor del mundo están hoy trabajando desde sus casas, desde ciber-cafés y oficinas satélites, desde telecentros y tele-hogares, o como trabajadores móviles en diferentes ubicaciones y con cambios horarios.

1. Alcanzando la masa crítica

En los EEUU, el número de trabajadores que trabajan desde ciber-cafés iguala al de militares y maestros juntos. En Senegal ya son 9000 las personas que trabajan desde ciber-cafés. Tecnologías de comunicaciones mas y mas económicas, redes de contactos y una actitud mas abierta de las partes involucradas hacia esta nueva forma de trabajo, hace que el teletrabajo se esté difundiendo a una velocidad cada vez mas acelerada. El número de teletrabajadores casi se ha duplicado en la Unión Europea entre 1999 y el 2000. En la India, el trabajo en IT permitió servicios que podrían estallar a mas de un millón para el 2008. En el futuro, ésta será la forma en que mas y mas personas estarán trabajando, posiblemente siendo la forma de trabajo principal en muchos sectores y en un número de países que van en incremento.

2. Una oportunidad única para los países en desarrollo

La reubicación del trabajo está cruzando las fronteras, con servicios que antes se habrían contratado localmente y que ahora está siendo realizado en otros lugares, a cientos o posiblemente miles de kilómetros de distancia. Alguien en Alemania que requiere información sobre reservas de avión puede tener su llamada transferida a un centro de atención en Sudáfrica. Franceses en Francia pueden tener su llamadas respondidas en Moroco, mientras que clientes de California solicitando atención al cliente podrán ser respondidos desde una de las provincias Atlánticas del Canadá. El desarrollo de software para empresas Norteamericanas es realizado en la India. Información sobre clientes de bancos Ingleses es analizada en China. Incluso existen informes que indican que los guardias que monitorean las cámaras de seguridad de los bancos en Ginebra están ahora en África del Norte.

3. Una bendición a medias

El teletrabajo ofrece nuevas oportunidades de trabajo. Puede ser utilizado para retener empleados valiosos que no estarían disponibles de otra forma. Puede fomentar el desarrollo de nuevos trabajos en áreas aisladas. Puede alentar el atraer y desarrollar trabajo en áreas rurales. Se ha demostrado efectivo en la provisión de trabajo para discapacitados. Sin embargo, el teletrabajo puede aumentar la aislamiento, marginalización y dispersión social, trabajos sin protección, disparidad por género, y fragmentación entre el grupo de trabajo. Para los países en desarrollo en particular, el teletrabajo podría llevar a la exacerbación de la dependencia económica y el crecimiento de una sociedad estratificada, pero también podría proveer la oportunidad de dar un salto importante achicando la brecha con el mundo industrializado. Telecentros multipropósito en áreas aisladas, rurales o urbanas marginales están siendo establecidas en países tales como África del Sur, Uganda, México y Bangladesh, proveyendo una respuesta concreta y efectiva a las necesidades locales, y a su vez creando nuevos trabajos. En varios de estos países, el rol de las mujeres parece ser particularmente significativo.

4. La autopista al teletrabajo “decente”

Lo que se está volviendo cada vez mas claro es que no hay nada “pre-definido” en el desarrollo del teletrabajo, y que hay lugar para maniobrar, para optar por diferentes alternativas. Un nuevo enfoque – la autopista al teletrabajo decente – es propuesto por el ILO, el cual se enfoca en el rol del factor humano y enfatiza el rol de desarrollo de “agregar valor” al teletrabajo para que pueda ser introducido en forma positiva para beneficiar tanto a los individuos como a los empleadores. Indica que:

El Teletrabajo se está volviendo mucho mas cualitativo en su contenido. Esto no significa, sin embargo, que el teletrabajo con mas contenido cuantitativo no continúe.
Como consecuencia de esta tendencia, existen indicadores que dicen que, cuando se introducen formas mas cualitativas de teletrabajar, se incrementan los requerimientos de habilidades, autonomía, responsabilidad y motivación por parte del teletrabajador, lo cual puede llevar a mejoras en sus condiciones de trabajo. Sin embargo, la extensión de estas mejoras y su relevancia en el contexto general de la calidad de trabajo varía notablemente.
La tecnología está haciéndose cargo progresivamente de las funciones mas simples (y cada vez mas las mas elaboradas también) del teletrabajo. Parece que la tecnología está permanentemente “ocupándose” de trabajos realizados anteriormente por personas. Este ha sido el caso de las funciones de data entry, y es probable que sea el caso con unas cuantas funciones de los call centres.
El impacto de esto en términos de empleo es significativo. A menos que el trabajo realizado con esfuerzo humano sea permanentemente actualizado, existe el riesgo que en un futuro no muy distante, teletrabajos que hoy son de importante magnitud, tales como los call centres, declinarán en lugar de aumentar.

Se sugiere, entonces, que el objetivo debe ser el de buscar el enfoque de la “autopista”, creando un círculo virtuoso que une el capital humano, la nueva tecnología y la organización del trabajo para crear crecimiento económico, competitividad, mas trabajos y mejores condiciones del mismo. El ejecutar el círculo virtuoso es el desafío del momento.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.