teletrabajo


Por Cristina Rodríguez, de InfoJobs.net
Los autónomos dependientes: una nueva relación laboral
Por su actualidad y pertinencia, elegimos este artículo del portal español Infojobs. Aquí se despliegan algunos conceptos sobre la nueva figura laboral que ha surgido en los últimos años, el autónomo dependiente. Veamos de qué se trata.

Junto al tradicional concepto de autónomo, considerado como empresario individual, ha surgido la figura del autónomo dependiente, personas que aunque legalmente son consideradas trabajadoras por cuenta propia, a la hora de la verdad tienen una fuerte relación de dependencia económica con una o varias empresas.

Es incuestionable que la evolución del mercado de trabajo ha dado lugar a la aparición de nuevas relaciones laborales. Así, fruto de la externalización de diferentes actividades por parte de las empresas ha surgido un nuevo colectivo de trabajadores que se encuentra a medio camino entre los tradicionales empleados por cuenta ajena y los trabajadores por cuenta propia. Se trata de los autónomos dependientes, personas que, si bien desde un punto de vista legal son trabajadores independientes, es decir, están inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, desde una perspectiva real tienen una fuerte, y a veces incluso total, relación de dependencia con una o varias empresas. Es el caso, por ejemplo, de un transportista que trabaja exclusivamente para una empresa, o de un traductor o periodista que tiene una relación laboral con una única organización.

Características

Las características que definen a los autónomos dependientes frente al estrictamente autónomo serían las siguientes:

* Prestación laboral continuada y habitual: al contrario que los autónomos tradicionales, cuya relación con una empresa se centra en la prestación de un servicio concreto y esporádico, la relación de los autónomos dependientes viene marcada por la prestación de una actividad con una prolongación temporal. Así, existe una relación laboral habitual, aunque no tiene porqué ser de exclusividad.

* Coordinación entre ambas partes: al tratarse de actividades con un carácter continuo, se crean vínculos estrechos entre empresa y trabajador. Así, aunque el autónomo ha de poder organizar, dirigir y controlar de forma autónoma e independiente el desarrollo de su actividad y asumir las responsabilidades y riesgos propios de la gestión empresarial, ha de existir cierto grado de coordinación entre ambas partes para integrar su trabajo al ciclo productivo de la empresa.

* Dependencia económica: los autónomos dependientes suelen estar en una situación de debilidad, ya que, al trabajar únicamente para una o varias empresas, dependen económicamente de éstas.

* Trabajo personal e independiente: los autónomos no se sujetan a horarios ni ejercen su trabajo en los locales de la empresa. Ellos son responsables últimos de su propio trabajo, tienen poder de autoorganización y de utilización de sus recursos materiales, mientras que las empresas, simplemente, trazan a grandes rasgos las líneas generales para realizar su actividad.

No obstante, hay que diferenciar el concepto de autónomo dependiente con el de falso autónomo, trabajadores que, estando inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y manteniendo una relación formalmente mercantil con la empresa, realizan, en la práctica, un trabajo subordinado para un único empleador, con obligaciones específicas en materia de jornada, horario, vacaciones; bajo una dependencia jerárquica y con una retribución fija. Así, además de existir habitualidad en el trabajo, el autónomo trabaja en exclusividad para la empresa y bajo las mismas condiciones que el empleado asalariado.

Estas situaciones podrían ser consideradas fraudulentas, ya que en realidad ocultan una relación laboral ordinaria. Así, el trabajador queda en una posición de inferioridad, al mantener sus obligaciones y perder los derechos propios de los empleados por cuenta ajena. Por su parte, la empresa sale claramente beneficiada, al ahorrarse las cotizaciones sociales y eliminar el despido, ya que, para acabar la relación laboral, basta con comunicarlo, sin necesidad de abonar una indemnización.

Fuente: www.infojobs.net

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.