teletrabajo

Por Beatriz Busaniche
beatriz@maxmedia.com.ar
Micro-empresas en red
Las comunidades distribuidas de pequeños emprendimientos son parte de lo que ya se puede denominar la cuarta generación de negocios en Internet y constituyen una oportunidad para las pequeñas empresas en el mundo global.

En la nueva economía del conocimiento, es justamente el conocimiento la matriz de toda la producción. Esto abre un abanico de oportunidades para los emprendedores dispuestos a sortear los desafíos de la nueva sociedad de la información.

Pero para desarrollar micro-emprendimientos en la red es necesario contar con una serie de competencias y aptitudes que diferencian al e-emprendedor del tradicional trabajador por cuenta propia.

En el mundo global, las grandes empresas se presentan como tremendos monstruos con los cuales es imposible competir, pero los pequeños emprendedores tienen algunas oportunidades que les brinda la red. La formación de "comunidades distribuidas o virtuales" aparece como alternativa que daría comienzo a la denominada "cuarta generación de negocios en Internet".

El cambio cultural
Es preciso tomar conciencia de que hemos dejado atrás la era del pleno empleo y el trabajo de por vida. Frente a este escenario, los pequeños emprendimientos pueden ser una salida para la generación de nuevos puestos de trabajo para la sociedad de la información.

El incentivo a la formación de este tipo de empresas es desafío no sólo para los propios emprendedores, sino también para los gobiernos que pueden facilitar su desarrollo y promoverlos.

Incluso hace falta un cambio cultural a nivel educativo, ya que los profesionales salen de las universidades sin una preparación para la nueva sociedad. La mirada de "entrepreneur" es una de las características que se deben adquirir a lo largo del proceso educativo de todas aquellas personas que tienen que ejercer su tarea profesional en este nuevo mundo que ya no les garantiza pleno empleo.

Algunas advertencias
En la red se puede encontrar gran cantidad de ofertas tentadoras. Una de las primeras advertencias tiene que ver con que no existe ningún empleo milagroso o yacimientos de trabajos "fáciles".

Tampoco es común encontrar numerosas ofertas de teletrabajo para empresas, ya que esta figura aún no tiene suficiente desarrollo en el mundo empresarial.

Otra de las dificultades es que existe muy poca legislación que ampare o contemple emprendimientos de este tipo. Esto implica que el e-emprendedor no sólo debe tener en cuenta las innovaciones de su propio negocio, sino que además tiene que buscar las normas legales que le permitan ejercer su actividad con el menor riesgo posible.

¿Qué hace falta?
En primer lugar, para que estos emprendimientos en red tengan resultados favorables, es fundamental el apoyo de los gobiernos locales que fomenten su formación y desarrollo.

El incentivo a los e-emprendedores se puede realizar no sólo a través de la creación de telecentros y centros tecnológicos apropiados que faciliten acceso a las TIC's, sino también con políticas de capacitación a los emprendedores y facilidades impositivas que motiven la conformación de estas micro-empresas.

Otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta es la reunión de diversos emprendimientos en redes de colaboración conjunta que permitan no sólo bajar costos de funcionamiento, sino también armar estrategias de conjunto que faciliten la competitividad en el mundo global.

Conocimiento, acceso a la tecnología, creatividad y mentalidad emprendedora parecen ser las claves para que los negocios en el mundo virtual se conviertan en una solución a la crisis del mundo real.


más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.