teletrabajo

Por Jorge Garrido
grd@fibertel.com.ar
Estar en casa
El Foro de Davos por primera vez en sus 31 años de historia dejó su asiento natural en el bucólico centro alpino de Suiza para transladarse a la vertiginosa isla de Manhattan, porque la nutrida e influyente delegación norteamericana prefirió ESTAR EN CASA.

"Estar en casa" es un sinónimo de seguridad, cuando se extiende al país donde uno vive es altamente positivo, significa no entrar en delirios nacionalistas ni sumarse a la cola del éxodo.
En la Argentina, creo que es lo más importante que hemos perdido, no nos sentimos "en casa". Tenemos la obligación de recuperar esa sensación, exigiendo a quien corresponda, no sólo la seguridad física sino también reglas de juego claras y estables. Este es nuestro derecho, como así también es nuestro deber, colaborar para que eso ocurra.

Un país funciona en armonía cuando sus habitantes se sienten cómodos y protegidos, de la misma forma ocurre en todas sus organizaciones sociales: familias, empresas, centros de estudio,etc.
Una empresa funciona en armonía cuando sus empleados y proveedores se sienten identificados, contenidos y reconocidos, es decir se sienten como "en casa".

La actual tecnología permite optimizar el proceso laboral, brindando la posibilidad de que los trabajadores puedan trabajar desde su casa, haciendo realidad el ideal expuesto anteriormente.
Las ventajas son tantas que creo que no adoptar la modalidad del teletrabajo responde al desconocimiento y a la falta de información. A continuación enumeramos algunas ventajas:

El teletrabajo incrementa el potencial de "Industrias de la Mente"
Maestría que provee el conocimiento basado en la tecnología dando acceso a la información y adiestrando a la gente, extendiendo el lugar de trabajo y el soporte técnico dondequiera que la persona se encuentre.

Los teletrabajadores aprenden a maximizar los recursos técnicos, se convierten en empleados más idóneos en la competencia.
El teletrabajo amplía el apoyo al cliente
En el clima actual de negocios donde el servicio al cliente diferencia a una empresa de sus competidores, es muy importante la atención fuera de horario, lo que no significa trabajar más horas, sino otra organización del tiempo.

Con los teletrabajadores que realizan sus tareas en forma electrónica se gana una gran flexibilidad para responder consultas, además se evita cualquier tipo de riesgo para que los empleados cumplan sus funciones.

El teletrabajo mejora aún más la calidad de los empleados
La clásica preocupación

¿Cómo estaré al tanto si trabajan en sus casas? es fácilmente neutralizada cuando el teletrabajo está integrado con participantes debidamente entrenados. La naturaleza del trabajo a distancia provoca una mayor contracción con sus actividades, comparado con el resto de los empleados que no teletrabajan. Esta "prueba de evidencia" produce que el trabajador sea más eficiente y efectivo, más responsable en su jornada laboral, y que establezca una rutina con el envío de sus reportes laborales a su gerente.

El teletrabajo mejora la relación interfamiliar
Para muchas organizaciones lo más deseable es tener un programa delineado de teletrabajo. Un informe de 1999 de John J. Heldrich para el Desarrollo de la Fuerza Laboral concluyó que el teletrabajo es una opción inexplotada de un enorme potencial para mejorar la productividad laboral y la satisfacción del trabajador.

El autor futurista Norman Nie explica que el "El teletrabajo puede ser la primera transformación social en siglos que atrae a padres y madres trabajadores de vuelta a su hogar, en lugar de empujarlos a largos períodos de tiempo fuera de casa.
Aunque el teletrabajo no elimina el cuidado de los niños, de hecho ofrece a los padres más flexibilidad para estar disponibles, y equilibrar mejor el trabajo con las obligaciones familiares.

El teletrabajo ayuda a cubrir la demanda de buena gente
En una encuesta de Deloitte & Touche sobre los ejecutivos de un listado de empresas tecnológicas de rápido crecimiento en EEUU, el 55% manifestaron que el mayor desafío era encontrar, contratar y mantener trabajadores calificados.

Los resultados de la encuesta, publicados en junio del 2000, mostraron que de los CEOs consultados, el 39% contestó que los empleados de alta calidad eran el principal ingrediente del éxito, y el 42% dijo que ofrecían teletrabajo a sus empleados. Actualmente, el teletrabajo es una opción indispensable cuando se compite por talentosos y escasos trabajadores.

Con el teletrabajo se puede ahorrar en empleados más de U$S10.000 por año por teletrabajador
Los empleados que teletrabajan pueden hacer ahorrar a sus empleadores U$S10.000 cada uno teniendo en cuenta la reducción de costos en ausentismo y rotación de acuerdo al estudio realizado en octubre de 1999 por ITAC (International Telework Association & Council).

El estudio reveló que los empleadores pueden ahorrar un 63% del costo del ausentismo por teletrabajador o U$S2086 por empleado por año, basado en el salario promedio reportado por los teletrabajadores, combinado con el número promedio de ausentismo en los que los teletrabajadores cumplían con su trabajo desde su casa. Esto es porque a los teletrabajadores, en promedio, les sobra medio día después de cumplir sus tareas personales comparados con la alternativa de faltar un día completo.

La retención de teletrabajadores que declararon que trabajar desde su casa era muy importante, lleva a considerar el ahorro en costos de reemplazo de U$S7920 por teletrabajador. Esto refleja un estimado que las empresas gastan, en promedio, un tercio del salario de un empleado para reemplazarlo.

El teletrabajo exige capacidad de gerenciamiento
Por su propia naturaleza el teletrabajo obliga a los gerentes a abandonar viejos estilos de gerenciamiento y hábitos improductivos. Cuando el teletrabajo está presentado en forma apropiada, los gerentes aprenden a comunicarse mejor, a delegar, a plantear expectativas, a medir desempeños y a manejar grupos de trabajo. Con estas nuevas capacidades, los gerentes no pierden el control de los teletrabajadores, en realidad ganan más control sobre la producción y el éxito del grupo de trabajo.

El teletrabajo adelanta el trabajo en red de la empresa
El trabajo en red en una empresa está interconectado en muchos niveles a través de distintos networks. Sus equipos de trabajo se comunican en un rango que va de lo humano a lo electrónico, de lo formal a lo ad hoc, de lo táctil a lo virtual, de lo colectivo a lo individual, de lo centralizado a lo disperso, de lo técnico a lo emocional, de la nómina a la tercerización. Cuando está integrado en forma adecuada, un programa de teletrabajo puede ser catalizador y un valor agregado de la empresa informatizada, produciendo empleados que trabajan mejor juntos que separados.

El teletrabajo puede reducir espacio de oficinas y supervisión
En algunos casos el programa de teletrabajo puede ahorrar costos en inmobiliarias o en costosas mudanzas. Considerando la frecuencia y el poco tiempo que ciertos empleados utilizan sus oficinas y escritorios, muchos empleadores han establecido un arreglo compartiendo oficinas, permitiendo su uso a los trabajadores móviles (vendedores, viajantes) cuando no están en la ruta o trabajando en su casa.

Algunos ejemplos:
Allá por 1997, IBM Corporation reportó un ahorro U$S 40 millones por año en gastos inmobiliarios después de consolidar en un 60-70% sus propiedades.

Un ahorro de $234,000 (dólares canadienses) por año consiguió el Gobierno Canadiense cuando adoptó un sistema de tres empleados por escritorio organizado para acomodar a 45 empleados.

Un vicepresidente de AT&T comentó que el programa de oficinas virtuales había producido una gran ventaja competitiva a través del servicio al cliente en forma inmediata, reduciendo además un costo inmobiliario del 50%.

Un ejecutivo de American Express reportó sólo en ahorros inmobiliarios U$S150 a U$S400 por mes por teletrabajador.
Pacific Bell ha ahorrado U$S 30 millones en el rubro inmobiliario desde 1995 a 1998 gracias a la reducción de espacio necesario para sus empleados móviles.

Como puede verse es muy atractivo mandar gente a trabajar a su casa para reducir gastos inmobiliarios, pero es preciso para instrumentar el teletrabajo tener un cuidadoso planeamiento, procedimientos y una política muy estricta, actualizadas técnicas de gerenciamiento y una posible reestructuración de los departamentos involucrados.
Cortesía InteleWorks, Inc.

Me gustaría cerrar esta nota con una frase:
"... lo más improductivo que hacemos es llenar el paisaje con millones de trabajadores de ida cada mañana y de vuelta cada tarde."
Alvin Toffler - (El shock del futuro)

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.