tecnologías


15 de Octubre / 1 de Noviembre de 2004
Voto electrónico en Argentina

Se está empezando a hablar de voto electrónico en nuestro país. Más aún, en Mendoza, Tierra del Fuego, Santiago del Estero y en la Provincia de Buenos Aires se han hecho ya algunas experiencias, más o menos relevantes. Algunas de sensibilización, no obligatorias, como en Mendoza, y para promover esta modalidad, y otras “reales” y obligatorias como la elección de intendente de Ushuaia. Con distintos proveedores, distintos marcos electorales, pero todas exitosas como denominador común.

Mientras algunos pretenden distanciar el tema lo mas posible, otros apresuran el paso y demandan una inmediata implementación. Sin discriminar las intenciones o apreciaciones del efecto del voto electrónico que hagan estos dos grupos, lo que si surge, es la necesidad de un debate más abierto e informado. Creemos que faltan no menos de 6 años (2011) hasta que veamos su implementación a gran escala en una elección nacional.

Este Resumen ejecutivo expone de modo casi esquemático los principales hallazgos de un trabajo exploratorio de investigación del autor sobre el tema. En una segunda etapa de difusión se presentará una versión pdf del libro sobre Voto electrónico que finalmente será
editado asimismo en papel.

El trabajo, tanto en esta breve versión como en la completa, solo pretende ser un aporte descriptivo, y explicativo. No se trata de una obra exhaustiva ni prescriptiva. aunque se aportan elementos y opiniones para una discusión de este tipo.

Agradezco a Prince & Cooke, al Instituto Tecnología y Desarrollo de la Fundación Gestión y Desarrollo, a la Dra. Susana Finquelievich, Presidenta de la Asociación civil Links, a Enrique Garabetyan que realizó gran parte del trabajo de investigación y las entrevistas, y por sobre todo a todos los entrevistados que aportaron su tiempo y sus conocimientos.

Definición de voto electrónico

En un sentido estricto el voto electrónico se define como:

“Aplicación, total o parcial, de dispositivos y sistemas de tecnología de la información y telecomunicaciones a todo el proceso electoral, o a algunas de las distintas actividades mismo. Puede incluir la emisión misma del voto en una urna electrónica (con o sin impresión inmediata de una boleta en papel para control del ciudadano o de la autoridad), el registro y verificación de la identidad del elector, el recuento en la mesa o el global consolidado, la transmisión de resultados, u otras actividades”.

No es lo mismo el voto electrónico presencial que el voto efectuado por internet de modo remoto, que no requiere la presencia física del votante en un centro de votación. La mayoría de los sistemas propuestos e implementados son del primer tipo.

Asimismo, existe otro sentido mas rico y amplio de voto electrónico, en el cual no es,sólo un simple un cambio de “herramientas y materiales” Las posibilidades del nuevo sistema no solo permiten rediseñar y,corregir el sistema y el proceso electoral sino que también podría ser utilizado para incrementar la participación ciudadana con mecanismos de democracia semidirecta. Es decir no sólo para sufragar pasivamente sino para, ser informados, deliberar,
peticionar, votar sobre los temas de la agenda politica e incluso ayudar a fijarla. Voto y voz.

Oportunidad del voto electrónico en Argentina

En cuanto a la oportunidad, creemos que todos los Estados y en todos sus niveles, requieren de mayor eficiencia, productividad y perfeccionamiento. Y las herramientas tecnológicas, aunque no suficientes, son el único camino viable y necesario. Por ello, Gobierno Digital –y el voto electrónico- debería ser una demanda ciudadana. La cuestión debería integrar la corta lista de temas urgentes e importantes.

Para la mayor parte de los analistas no hay absolutamente ninguna razón para postergar la adopción del nuevo sistema. Tanto los cambios que se originan en la reforma política como aquellos generados por el uso de la tecnología, no tienen ningún motivo para no ser acelerados.

Algunos expertos aseguran que no es aún el momento para instrumentar un cambio total en el sistema electoral, sino que conviene manejar un plan de transición, escalable, con experiencias reducidas y controladas De todos modos la visión rectora debe ser sociopolítica y hasta antropológica, y no exclusiva ni primariamente tecnológica.

Un punto que merece análisis más experto y profundo es el tema de la seguridad, el riesgo de un fraude global o el crackeo parcial de los resultados o identidades de los votantes.

El tema como ya lo expresamos, amerita mucha discusión. Pero un paradigma de la Sociedad del Conocimiento que debería guiarnos es que se aprende haciendo. El leapfrogging no es una estrategia elegible. El debate debe ser alimentado con opiniones, información pero también con experiencias concretas.

Beneficios del voto electrónico

  • Vuelve más eficientes y transparentes los comicios, al minimizar errores que generan voto anulado (sin intención) y votos recurridos.
  • Elimina la mala interpretación de telegramas y los mensajes con errores que son enviados a los centros de recolección de datos.
  • Aumenta considerablemente la velocidad de obtención de cómputos finales provisorios.
  • Ayuda a mejorar el proceso democrático al estimular la participación. Facilita auditorias por parte de los partidos políticos.
  • El e-voto coadyuvaría a la eliminación de listas sábanas, de los “punteros” y de otras mañas consuetudinarias del sistema electoral al facilitar el “corte de boleta”.
  • El voto electrónico podría ayudar a renovar la confianza ciudadana en el proceso eleccionario.

Desventajas

  • Es muy complejo evaluar las posibilidades de que los resultados de una votación electrónica sean fraudulentos o probar que sus resultados hayan sido alterados. Cualquier auditoria seria demandaría una muy alta inversión económica.
  • Para algunos, el empleo intensivo de la tecnología de la información en la votación multiplica las posibilidades de concretar un fraude centralizado, que podría concretarse sin dejar huellas en el sistema alterado.
  • El simple hecho de que los proveedores de la herramienta permitan a los fiscales partidarios y técnicos independientes analizar analicen el código del software no basta para garantizar la transparencia.
  • El sistema no está exento de la generación de nuevas “mañas”. Ya sea relacionadas con los fiscales informáticos, o con la falta de capacitación previa y la desconfianza en el proceso, así como continuar las relaciones clientelistas.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.