tecnologías

Por José Carlos Alía
Asociación Española de Teletrabajo (AET)
jaliag@aet-es.org
Del Teletrabajo al E-trabajo
En el informe europeo de 2001 sobre el teletrabajo, cuya traducción ha venido realizando la AET (Asociación Española de Teletrabajo) se ha abandonado por la palabra teletrabajo para asumir el nuevo concepto de e-trabajo que da título al informe.

El avance impetuoso del desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), viene impulsando cada vez con más fuerza, el nacimiento de nuevas formas de relación entre los seres humanos. De esta forma, salvando el escollo de la presencia física, se rompen los hábitos establecidos durante milenios, permitiendo que las personas se comuniquen, independientemente del lugar donde se encuentre cada cual.

Sin embargo el error que se comete con más frecuencia al analizar este fenómeno es el de poner el acento en un hecho, evidentemente, notorio. Nos referimos a la posibilidad de la comunicación "a distancia", simplificando y ocultando así elementos más profundos que empiezan a caracterizar un cambio cualitativo de las relaciones que pueden establecerse.

En esta línea, términos como telecomunicación (comunicación a distancia), teletrabajo, (trabajo a distancia), teleformación (formación distancia), teledemocracia (democracia a distancia), etc, no hacen más que insistir en la misma idea del alejamiento físico entre los interlocutores, mostrando con frecuencia la dificultad para adaptarnos a nuevas situaciones, trasladando mecánicamente viejos esquemas a los nuevos contextos.

Por el contrario, frente al término teletrabajo, se empieza a consolidar la expresión "Trabajo En Red" y e-trabajo; frente al de teleformación, se abren camino los conceptos del "Aprendizaje Colaborativo" y frente a la "teledemocracia", concebida sin más como la posibilidad de votar a distancia a través de la red, empezamos a hablar del desarrollo participativo y democrático que favorecen las TICs enlazando a los seres humanos, desde lo Local hacia lo Global, mediante la nueva forma del asociacionismo que representa el desarrollo de las Redes Ciudadanas.

Todo ello muestra, con claridad creciente, que más allá del hecho de la distancia, se está produciendo una revolución silenciosa en las formas de relación que pueden desarrollar los seres humanos y la necesidad de acometer un proceso de "Cambio Cultural" (se habla ya de impulsar una "Mutación Cultural"), que nos ayude a descubrir y asimilar dichas nuevas formas de relación, horizontal, multidireccional y distribuida, adaptándonos a ellas.

En el informe europeo de 2001 sobre el teletrabajo (Status Report on New Ways to Work in the Knowledge Economy" o "eWork 2001", cuya traducción que ha venido realizando la AET (Asociación Española de Teletrabajo) estará disponible dentro de poco, se ha abandonado definitivamente por obsoleta la palabra teletrabajo para asumir el nuevo concepto de e-trabajo que da título al propio informe.

La definición que se hace en el glosario del mismo es la siguiente:

"Práctica laboral que utiliza las Tecnologías de la Información y la Comunicación para incrementar la eficacia, la flexibilidad (espacio-temporal) y la sostenibilidad en el uso de los recursos"

Si observamos bien la frase, el aspecto de la "distancia" queda inmerso y diluido dentro de un ámbito más amplio y de flexibilidad, marcado fundamentalmente por el uso de las TICs, hasta el punto en que el acento principal deja de ser "el-estar-a-distancia", de manera que lo que importa es "la eliminación de la distancia",

Ello se traduce en que, gracias a aquellas, podemos "recrear un espacio virtual" (Una Oficina Virtual) a donde se desplazan las mentes (que no los cuerpos), con su inteligencia y sus sentimientos y que permanece siempre, junto a nosotros, independientemente de donde se ubique nuestra realidad corporal.

Dicho de otra manera, gracias las TICs (El ordenador e internet, pero también el móvil, el teléfono, el fax, y un simple portátil, un escáner y una impresora), cualquier e-trabajador puede llevar a cabo su labor, relacionándose con los demás compañeros, clientes o proveedores, independientemente de su ubicación física.

Y esto es cierto, tanto si el trabajador se encuentra en su casa, como si lo hace en la oficina, dentro de un horario oficial o cualquier otro momento, vista traje o lo haya hecho cómodamente dentro de su chándal.

Es este aspecto de la oficina virtual que le acompaña, donde quiera que se encuentre y que le da la flexibilidad espacio-temporal, lo que surge como nuevo y se convierte en herramienta poderosa para una nueva forma de concebir la productividad en la Economía del Conocimiento.

Y junto a ello, el hecho de la desaparición de la distancia y del reencuentro virtual de todos los actores de entorno laboral, (trabajadores, coordinadores, clientes, proveedores, etc), unido a la nueva posibilidad de un flujo de la información horizontal y multidireccional, nos lleva a descubrir el nacimiento de unas relaciones humanas y laborales "distribuidas", caracterizando lo que viene llamándose el Trabajo En Red, paradigma que retoma el viejo concepto de trabajo en equipo actualizado mediante las TICs de tal forma que podríamos definirlo como:

Trabajo En Red = Trabajo Cooperativo + las TICs

La consecuencia más importante es que el nuevo concepto de e-trabajo, mejor adaptado a la realidad y posibilidades ofrecidas por las Tecnologías actuales, permite alejar los prejuicios que se han venido estableciendo bajo el mito del teletrabajo y ayudar a comprender que muchas personas y emprendedores serían capaces de convertirse en e-trabajadores, mejorando su capacidad y productividad, desarrollando sus competencias o cualidades naturales (no confundir con títulos oficiales) para Trabajar en equipo junto a otros y combinando dichas competencias, ser capaces de ofrecer un buen producto en el mercado.

Y esta vía puede además permitir la integración, dentro de un mismo equipo, desde la actividad de un ama de casa situada en un área rural, capaz de llevar la administración de la empresa, junto a un diseñador de webs ubicado en cualquier otro lugar y un parado mayor de 40 años pero con claras cualidades comerciales y de relación.

Es el concepto de Multicurriculum que va a marcar los próximos años, favoreciendo la apertura al mercado laboral de personas que aisladas no tendrían alternativas, pero que uniendo sinérgicamente sus cualidades pueden llegar a ser capaces de encontrarlas.

Solo así quizá pueda hacerse realidad la afirmación, con frecuencia optimista, de que gracias las TICs, los parados, las amas de casa, o los discapacitados y otros sectores tradicionalmente marginados lleguen a integrarse en el mercado laboral.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.