tecnologías

Por Alejo Giles
alejogiles@sinectis.com.ar
Proyecto GNU vs. el viejo truco de la propiedad privada
Richard Stallman, científico investigador del Massachusset Institute of Tecnology (MTI) y padre del Proyecto GNU, cuenta los albores, auge y privatización del software.

Hubo un tiempo que fue hermoso, el compañerismo era la norma y se pensaba que la única manera de concebir el uso de software era libre y democrática. Así describe Richard Stallman, mentor del Proyecto GNU, al Laboratorio de Inteligencia Artificial (IA) del Instituto Tecnológico de Massachusset (MIT) a principios de los setentas, cuando hacía sus primeras armas en el mundo informático.

En aquel entonces, la expresión software libre aun no había sido acuñada, simplemente porque esa era la única manera de concebirlo: "cuando alguien de otra universidad o compañía deseaba portar y usar un programa, lo permitíamos con gusto. Si usted veía a alguien usando un programa interesante y poco conocido, siempre se podía pedir el código fuente para verlo, de manera que uno podía leerlo, cambiarlo, o canibalizar ciertas partes del mismo para hacer un nuevo programa". Compartir software era tan natural y antiguo "como compartir recetas es tan antiguo como cocinar".

Los participantes de aquella primitiva comunidad "socialista" de programadores se hacían llamar "hackers", "alguien apasionado por la programación y que disfruta al ser hábil e ingenioso". En la actualidad esta denominación refiere al especialista en vulnerar sistemas, acepción que Stallman rechaza de plano.

La comunidad de "hackers" trabajaba con el sistema operativo Sistema Incompatible de Tiempo Compartido (ITS), que había sido creado como lenguaje ensamblador para la PDP-10 fabricada por Digital, la máquina más poderosa del momento

La burbuja se desvanece

La década del ochenta no fue una buena época para los idealistas digitales como Stallman. La comunidad empezó a disgregarse. La industria informática dispuso que ya era tiempo de que los años de investigación e inversiones dieran sus dividendos. Las compañías se pusieron en la línea de largada del negocio y los románticos "hackers" debieron prepararse para competir.

En este camino, los sistemas operativos se convirtieron en preciadas mercancías. La PDP-10 dejó de fabricarse y los programas ITS se discontinuaron. Corrían malos tiempos para Stallman: "Las computadoras modernas de esa época, como la VAX o el 68020, tenían sus propios sistemas operativos, pero ninguno de ellos era software libre: usted debía firmar un «acuerdo de no revelar» (nondisclosure agreement) aún para obtener una copia ejecutable.

Esto quiere decir que el primer paso para poder utilizar una computadora era prometer que no ayudaría a su vecino. Se prohibía la existencia de una comunidad cooperativa.. La regla hecha por los dueños de software propietario era si usted comparte con su vecino, usted es un pirata. Si desea algún cambio, ruéguenos para que lo hagamos nosotros".

Proyecto GNU: la leyenda continúa

Stallman no estaba dispuesta a claudicar ante los gigantes del negocio. Se resistió a unirse al mundo del "software privatizado", y así dio vida a Free Software Foundation, entidad creada para financiar el Proyecto GNU.

Su principal objetivo es "poner en las manos del usuario software libre: múltiples servicios para que la comunidad se desarrolle y sea productiva. Y, sobre todo, LIBRE", como queda puntualizado en el sitio www.gnu.org.

EL proyecto GNU propone un modelo de Software Libre, que debe cumplir con las siguientes características:

0. La libertad de correr el programa, con cualquier propósito (libertad 0).

1. La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a sus necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es una precondición para esto.

2. La libertad de distribuir copias de manera que se puede ayudar al vecino (libertad 2).

3. La libertad de mejorar el programa y liberar las mejoras al público de tal manera que toda la comunidad se beneficia. (libertad 3). El acceso al código fuente es una precondición para esto.

Esta modelo democrático tiene como herramienta multiplicadora a Internet. Así la comunidad se extiende día a día. La filosofía de Stallman, este hippie cibernético, sigue sumando adeptos: "No podemos establecer una comunidad de libertad en una tierra de software propietario donde cada programa tiene un terrateniente. Tenemos que construir una tierra nueva en el cyberespacio" dice Stallman, y por cierto que lo logró.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.