Sociedad de la Información y el Conocimiento




Monserrat Escudero

1 de Mayo de 2009
Solidaridad en la Red

Internet hoy en día resulta ser el espacio social más solidario a encontrarse. El caso es simple: unos estudiantes de ingeniería en sistemas programan un nuevo sistema operativo sencillo, fácil de usar, modificable y aplicable a cualquier ordenador. Deciden otorgar el acceso irrestricto al mismo, capacidad de modificarlo por cualquier usuario y seguir copiándolo y compartiéndolo. Hoy, Linux es un sistema operativo utilizado por más de 18 millones de computadoras, y recomendado por grandes empresas de tecnologías.

Otro caso simple: un estudiante muy aplicado aprueba con mucho éxito su materia. Sus impecables resúmenes son colgados a la web, para ser compartido por millones de estudiantes cuya comprensión de la materia no fue suficiente para aprobar. Esos estudiantes que, gracias a aquel resumen aprobaron sus materias, cuelgan sus propios materiales de estudio para ayudar a quienes tienen más dificultades que ellos. Así nacen las páginas de ayuda a los estudiantes, como altillo, todoar, y resumiendo.

Y aún otro ejemplo: un experto en un programa de diseño gráfico en computadoras decide compartir sus conocimientos para ayudar a otras personas cuyas experiencias con dicho programa son escasas. Cuelga un tutorial para la utilización del mismo en www.youtube.com. Así nacen los tutoriales gratuitos que tanto ayudan a los millones de usuarios de programas de computación.

Es que Internet se presta para estas solidaridades. Uno recibe tanto diariamente, esas masivas cantidades de información, esa capacidad de comunicarse en tiempo real con personas a miles de kilómetros de distancia, que resulta difícil no tentarse a aportar el propio grano de arena a esta gran comunidad que comparte todo lo que se pueda compartir. Tal es el caso que se han creado sitios como Wikipedia, una enciclopedia que busca aglomerar toda la información posible sobre algo mediante la posibilidad de presentar “enmiendas” y “agregados” a los artículos publicados.

Hoy en día, muchas universidades incluso han dado acceso a sus estudiantes a Bibliotecas Virtuales en donde pueden acceder sin mayores dificultades a la bibliografía de las materias y los cursos que dictan, propiciando la cada vez mayor aparición de cursos virtuales a distancia sobre plataformas por Internet, que facilitan el acceso a la educación por parte de personas que quizá no podrían acceder a dichos cursos si fueran presenciales.

También, softwares como Skype y Asterisk permiten comunicarse gratuitamente mediante el sistema de VoIP, posibilitando la realización de llamadas gratuitas o de costo muy bajo a otros usuarios, admitiendo la existencia de videoconferencias en tiempo real, propiciando una mejor comunicación día a día entre personas a distancias impensables.

El increíble impacto que Internet ha tenido en cualquier aspecto de la sociedad ha llevado al desarrollo de nuevas modalidades de trabajo, estudio, socialización. Incluso las reglas de derechos de autor han tomado un giro drástico, presentándose nuevas maneras de publicar los propios descubrimientos, experiencias, experimentos, y muchas otras cosas – el llamado Copyleft, donde la invención del autor es patentada, pero se distribuye gratuitamente, siendo siempre posible modificar dicha invención y copiarla cuantas veces se quiera, compartiéndola con millones de otras personas.

Así es Internet: una red masiva de la cual se benefician millones y millones de personas diariamente. "A la gente le gusta la idea —dice el editor de Wikipedia, Larry Sanger— de que el conocimiento pueda ser distribuido y desarrollado libremente", por supuesto, refiriéndose a la enciclopedia anteriormente mencionada. Pero, ¿no es así como se desarrollan prácticamente la mayoría de las cosas colgadas a Internet? Los blogs, espacios personales, incluso dan la posibilidad de compartir las opiniones respecto a lo publicado.

Lo mismo con la educación: las personas tienen acceso a plataformas virtuales desde donde pueden acceder a educación secundaria o terciaria, complementando las carencias que pudieran tener en su vida.

Quizá, esa sociedad que se presenta como egocéntrica y poco solidaria fuera de la pantalla, se revierte en el mundo de Internet, donde lo mío es tuyo, lo tuyo es de él y lo de él es también mío. Donde las nuevas patentes, como el Copyleft, permiten la difusión libre de softwares que nos facilitan diariamente las tareas con ordenadores… y muchas veces sin ellos. Donde las Bibliotecas Mundiales (como www.wdl.org/es/) admiten el acceso a conocimientos ilimitados que nunca habríamos adquirido por otra cuenta. Donde podemos trabajar desde casa, pero comunicados con quien queramos, no importa donde esté.

Eso es Internet. Y todas esas herramientas que nos ofrece diariamente son una porción infinitesimal de lo que aporta al resto de la sociedad: la capacidad de cohesionarse y comunicarse, de poder proponer soluciones alternativas a problemáticas globales. En épocas de crisis, como lo es ahora la sanitaria por la gripe porcina, surgen modalidades de trabajo mediante las TIC que ayudan a las empresas y sus empleados a continuar creciendo y sustentándose sin riesgos al contagio. En momentos donde la demanda de educación supera a la oferta, surgen los cursos a distancia y las plataformas educativas virtuales.

Hoy, estas modalidades de compartir sin fronteras, y saber que nuestra solidaridad será retribuida un millón de veces, nos da un nuevo motivo para seguir fundiéndonos con el resto de la comunidad global en esta gran aldea unida por antenas, cables, servidores y redes interconectadas; en cualquier modo que se nos permita, construyendo nuevas soluciones alternativas a problemáticas de siempre.


más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.