Sociedad de la Información y el Conocimiento

Eladio, Antonia, y Luis.
eladiom@telesurf.com.py

1 de Diciembre de 2005
Diálogo entre empresas

Es una propuesta de legos, que intenta darle un formato simpático a un tema de alta relevancia y gran complejidad.

ET: Hola, soy una empresa, empresa empresa, con fundamentos y tradición, formas de trabajo establecidas y claras, con una productividad medidle; las cadenas de mando son como mi columna vertebral... hasta podría mostrar un dibujito con las correspondientes flechitas para que todos entiendan cómo se trabaja y quiénes son los responsables de las diferentes áreas... Usted tiene una apariencia bastante poco clara, desfigurada le diría, si no sonara tan fuerte...

ER: Cuánta antigüedad! Creo que usted debe ser parte de mi árbol genealógico, heredera directa de la segunda revolución industrial que se produjo entre 1860 y 1900, no?

ET: Estoy muy orgullosa de mis transistores, de mis calculadoras, de mis maquinarias analógicas, de mis software cerrado, de mi posibilidad de tener una computadora aisladita para cada cosa, de mi producto único, de mi mercado estable y formal... trabajamos todos juntos y nos conocemos bien... Por lo que veo usted está llena de desconocidos, no?

ER: Yo soy actual, flexible, moderna... Mi espíritu es el movimiento, la dinámica, el aprender y “desaprender” permanente, me manejo desde la inteligencia y no desde las estructuras estancas. Mi gran capital es el conocimiento, la información y las nuevas tecnologías que me permiten las conexiones entre mis diferentes partes.... Soy de esta nueva época, donde la inversión pasa por las ideas y no por bienes tangibles, donde el desafío es satisfacer las necesidades que plantea el mercado día a día.... La creatividad es una de mis distinciones, como verá, lejos estoy de su producción repetitiva, previsible, pautada y aburridísima...

ET: A lo suyo lo veo muy inseguro, lo mío es más clásico... soy de otra época, donde los mercados piden cosas iguales y mis empleados entran a los 18 años y salen con la medalla de oro de los 25 años ininterrumpidos de una carrera ascendente en el organigrama. Usted como trata a sus empleados y gerentes?

ER: Todos mis empleados son sustanciales para mi funcionamiento, polivalentes... Las posiciones de mis trabajadores se definen según cada estrategia de trabajo, según cuál sea el objetivo y el tiempo que tengamos para dar respuesta a una nueva demanda. Tenemos un fuerte contacto entre todos, aunque en realidad nunca nos vimos las caras... en lugar de compartir un mate, compartimos foros virtuales, espacios interactivos, conversamos mucho de modo de conocer nuestras fortalezas y nuestras debilidades, para tener muy claras y presentes nuestras propias necesidades de formación y generación de conocimiento... La carrera administrativa no va, comprendés?

ET: Qué vértigo! Por lo poco que le entiendo el tiempo para usted es siempre contra reloj, no? Prefiero el libro de caja, el debe y el haber... la lapicera y la media hora para el café...

ER: Mi desafío permanente es ser más rápida, efectiva y eficiente cada vez, y una de mis mayores dificultades es la obsolescencia del know-how. Como mi mercado es global, cualquier cosa que produzca tiene que rápidamente posicionarse en el mercado para que en esta velocidad no pierda valor, o no aparezcan las copias truchas... siempre estoy expuesta a los cambios, lo importante es cambiar las amenazas y transformarlas en oportunidades...

ET: Mis riesgos están calculados, mis rentas están definidas y mis dueños son los mismos desde hace décadas...

ER: Mi rentabilidad depende de una ecuación fácil: i+d+d.... inteligencia + diseño + desarrollo... Es conveniente bajar al máximo, por tanto los costos de fabricación, y por eso estas partes están en diferentes regiones del mundo en la que producir es más barato... Conoce Sudamérica?

ET: Sudamérica la conozco muy bien... allí tengo muchísimas de mis hermanas... Pero en su velocidad, dónde quedan las relaciones laborales, las condiciones de trabajo, la cualificación requerida para cada cargo y sus perfiles?

ER: Mis trabajadores son funcionales, participan en las actividades en forma proactiva y las relaciones laborales han devenido en espacios de socialización, creación y difusión del conocimiento... Mis trabajadores más que músculos necesitan materia gris y la cualificación se ve superada por la inquietud y curiosidad de cada persona. Los requerimientos básicos paraellos, como verá, pasan por dominar destrezas sociales con competencias altas que por lo que usted me dice en su esquemita lo deja como exigencia exclusiva para sus gerentes y mandos medios.

ET: Creo que prefiero quedarme con la mecánica, la hidráulica y mi televisión, mi radio y mi centralita telefónica...

ER: Y yo prefiero mi telegestión, el telemantenimiento de máquinas y procesos de producción, la telemedicina y el teletrabajo, que como es evidente, con su televisor solo tienen en común las cuatro primeras letras.

ET: Pero todo su avance no puede todavía prescindir de mi existencia, abolirme aún le va a llevar un rato...

ER: Si, tiene razón... Así como usted devino de las revoluciones industriales, yo soy consecuencia de un nuevo espacio de socialización e información: el ciberespacio. He tomado valores de su época como las alianzas y la solidaridad, la confianza y la autonomía personal, y las he incorporado como base para el trabajo en equipos flexibles, y capaces de sudar la camiseta... con el beneficio de que, por ahora los aromas no se transmiten por una compu, claro.... Es casi paradójico que el motor de mi funcionamiento esté en la estrechez de los contactos interpersonales, cuando mis trabajadores están a lo largo y ancho del mundo; pero con el poder de las conexiones accesibles las coordenadas copernicanas quedan abolidas...
Para que usted despeje sus miedos con respecto al clima de trabajo, debo decirle que tengo que afinar mis conocimientos sobre comunicación e inteligencia emocional, de forma de que los trabajadores se apropien de su lugar y de su tarea porque mi misión es también la productividad...

ET: Ya que está tan interesada en que yo comprenda, podría darme algún ejemplo o nombre de sus modernas hermanas, no? Las mías son muy conocidas y han estado por décadas con los mismos carteles y logos, pero las suyas hay que armarlas en partes como rompecabezas...

ER: Somos muy conocidas y estamos muy cerca de ustedes, aunque no nos afincamos con carteles... Cuando un electrodoméstico llega a un hogar, es fruto del trabajo de una empresa red. En algún lugar fabricaron sus piezas, quizás alguna ONG con un taller de producción protegida seleccionó y clasificó esas partes... En alguna otra latitud del mundo fabricaron sus microcontroladores y demás partes electrónicas, el envasado y lindísima presentación habrá sido diseño de algún otro sector y en suma llegó a destino... Tengo hermanitas de avanzada, que otrora fueron de las suyas pero que han evolucionado y cambiado, FIAT, IBM... le suenan?Como verá, bajo mi forma de trabajo, seguramente hay espacio para trabajadores diversos... Pero como le dije, soy producto de estos nuevos tiempos y tendré que seguir mi ardua tarea porque la clave de mi éxito está en no creer en él.... Usted por ahora funciona, pero le apuesto que dentro de un tiempo los museos le otorgarán un buen lugar...

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.