recursos humanos

Por Marta Mas de Magliano
La UBA en el CIT 2002
Con estas palabras, Marta Mas de Magliano, Directora de convenios y transferencia de tecnología de la secretaría de Ciencia y Técnica de la UBA se presentó en el Primer Congreso Iberoamericano de Teletrabajo y dejó sentada su posición sobre el rol de la universidad en el desarrollo y la innovación tecnológica.

Con estas palabras, Marta Mas de Magliano, Directora de convenios y transferencia de tecnología de la secretaría de Ciencia y Técnica de la UBA se presentó en el Primer Congreso Iberoamericano de Teletrabajo y dejó sentada su posición sobre el rol de la universidad en el desarrollo y la innovación tecnológica.


Agradezco a los organizadores del Congreso Iberoamericano de Teletrabajo la gentil invitación a participar de este importante evento, que significa una iniciativa promisoria en el avance de nuestra sociedad hacia nuevas formas de intercambio informático y laboral mediante el uso de las nuevas tecnologías disponibles.

La Universidad tiene como fin dar lugar a la expresión del hombre como creador de cultura, para lo cual sus objetivos son la docencia, la formación de personas en el nivel superior y la creación de conocimiento, mediante la investigación y la transferencia de tecnología, lo cual significa brindarle a la sociedad los resultados de la investigación para el progreso continuo.

El Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA cumple con estos tres objetivos, ya que es el principal formador de teletrabajadores, investiga e innova sobre las formas de vincularse a la distancia mediante el uso de las telecomunicaciones y genera un nuevo concepto de trabajo que, como sabemos, no necesita de la presencia del trabajador en el centro productivo. Con esta actividad se transfiere a la sociedad el conocimiento desarrollado en el ámbito académico.

Lo primero que debemos advertir es, que tener la tecnología disponible no significa que estemos en condiciones de obtener de ella su máximo aprovechamiento. Para lograrlo es necesario contar también con la capacidad, con el conocimiento que su uso requiere. Todos esperamos que la Argentina pueda superar las limitaciones del presente y continúe o mejor dicho, retome la senda del crecimiento sostenido y sustentable. Pero, aunque esto sucediera a corto plazo, debemos recordar que no siempre la oferta crea su propia demanda, que el hecho de tener la herramienta tecnológica para la sociedad de la información no implica que estemos en condiciones de ser parte de ella. Esto último exige la articulación plena de las distintas conductas de los diversos actores sociales, las empresas que invierten y despliegan sus redes, los sectores académicos que hacen a la formación humana, los organismos no gubernamentales que ayudan a la mejor inserción de todos los sectores sociales, el gobierno que coordina en cuanto fuera necesario, promueve, arbitra y asiste a los sectores menos favorecidos.

Para actuar del lado de la demanda, del pleno conocimiento de los medios disponibles para su óptima utilización social y personal, debemos hacer un enorme esfuerzo colectivo de educación y aprendizaje. Aquí está la Universidad, participando activamente en la tarea de entrenamiento e incorporación del conocimiento, tanto teórico como práctico.

Por supuesto que la tarea educativa y de investigación no se limita a conocer el uso del mero instrumento tecnológico, sino también y con un sentido más profundo aún, se trata además de bucear y ahondar en el impacto social de las nuevas formas de vinculación con la tecnología, en el cambio de las actitudes y relaciones sociales que ellas implican. Alguna vez dijo Julián Marías que: "con la tecnología todo se puede menos, con la tecnología". Debemos entonces estar atentos a las nuevas formas de Inter.-relación, al carácter y contenido de la nueva sociedad de la información, para asegurar un sentido liberador y de creación de nuevas posibilidades para el desarrollo humano.

El teletrabajo es claramente un nuevo estilo de vida en la actividad más digna del hombre en su expresión social. Este nuevo concepto ayuda además, a diseñar, en tiempos de crisis, nuevas posibilidades para una enorme cantidad de desocupados y personas con dificultad económica o física para su traslado; con lo cual es un firme instrumento para ampliar el mercado laboral con la suficiente flexibilidad para adaptarse a las nuevas necesidades de la economía, con reducción de costos, aumento de la competitividad, es decir, óptimo aprovechamiento de los recursos.

También es auspiciosa la incorporación de los Centros Tecnológicos Comunitarios, declarados de interés nacional y la incorporación del teletrabajo al Programa de la Sociedad de la Información, lo que implica una articulación a nivel nacional estableciendo vinculaciones que favorecen la información y la comunicación mediante las tecnologías actuales incentivando de este modo, las relaciones entre fabricantes y proveedores de cualquier sector, pero especialmente ampliando el mercado al sector de comunicaciones e informática.

Relevante es también la creación del Comité Argentina Digital que avanza con medidas en torno a la desregulación del mercado telefónico del país, alentando la conectividad y el desarrollo del teletrabajo a nivel nacional.

El teletrabajo además es impulsor de nuevas actividades económicas, estimulando la formación de emprendedores y diversificando cuantitativa y cualitativamente las posibilidades de iniciativas laborales nuevas.

En este congreso, espero, se discutan algunos de la enorme cantidad de temas pendientes que, con respecto a esta iniciativa se presentan; en especial lo vinculado al marco legal, las condiciones de trabajo, la propiedad de tecnologías, etc, elementos que significan la base de un crecimiento prolongado y fructífero.

Por eso auguro que en las sesiones de hoy y mañana podamos encaminarnos en la solución de buena parte de los desafíos que enfrentamos.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.