Experiencias



Sandra López Lauro

sandra_lopezlauro@tic.org.ar
15 de junio de 2006
Un día de teletrabajo

Algunos días, como hoy, me levanto bien temprano tomo un desayuno con mis hijas, y cuando se van al colegio, prendo la computadora. Que sería lo mismo que decir “me voy a trabajar”, pero en realidad me quedo en casa.

En la pantalla aparece primero mi canal de contenidos que me mantiene informada durante todo el día (Feeds RSS). A continuación y de manera secuencial comienzan a abrirse los medios de comunicación que me mantienen vinculada con el mundo: primero el programa de correo, donde también almaceno los datos de mis contactos y llevo una lista de tareas pendientes (que me avisa si tengo alguna fecha programada que está por vencer!). Mientras llegan los nuevos correos, me voy conectando a los programas de mensajería instantánea y a Skype. Ya estoy lista para comenzar a teletrabajar.

Durante mi jornada, lo habitual será enviar y recibir archivos para/de mis clientes, ya que siendo consultora en tecnología informática, me toca por ejemplo, resolver algunas planillas de cálculo complejas, diseñar una base de datos o diseñar una página web.

También me pondré en contacto con los diseñadores, instructores o programadores de mi equipo, que seguramente a lo largo del día los veré conectados y podremos conversar sobre algún trabajo que tenemos pendiente, o podré estar al tanto de sus avances.

En algún momentito del día, tengo que aprovechar para hacer algunas transferencias bancarias, para estar al día con mis gastos. Por supuesto que no voy al banco, lo tengo en la compu!

A la tarde tengo agendada una reunión con otras 3 personas. Ellas viven en diferentes localidades del interior del país, por lo que nuestra reunión será virtual. Tengo preparado un material que quiero que lean y que puedan seguir durante la reunión, para lo cual subiré ese archivo a un espacio común que generamos en la Web. Todos podremos colgar archivos en ese lugar, y acceder a leerlos cunado lo necesitemos.

A la hora señalada, estaremos los 4 online y el moderador del encuentro irá guiando la conversación.

Después de la reunión tengo que salir. Antes de irme, conecto mi agenda electrónica (handheld) al puerto USB de la compu. Sincronizo la información de mi PC de escritorio con la del dispositivo móvil, de manera que me llevo conmigo toda la info que puedo necesitar: correos, lista de tareas pendientes, datos de los contactos, etc.

Me pregunto: ¿hago algo muy diferente a lo que hace una persona que trabaja en una empresa bajo relación de dependencia?
Me respondo: ¡No! Sólo que uso los recursos tecnológicos disponibles, me mantengo actualizada permanentemente y tengo que estar muy atenta a mi propia organización de las tareas.

Me pregunto: ¿una persona con discapacidad motriz o auditiva, podría hacer mi trabajo?
Me respondo: ¡sin ninguna duda!

El espacio virtual es de todos. Depende de cada uno de nosotros el usarlo o ignorarlo. Pero te puedo asegurar que una vez que entras, el mundo se hace más pequeño, más accesible, más cercano y más veloz.

Y vos, ¿en qué etapa estás?

Sandra López Lauro

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.