e-learning



Ps. Leandro N. Codarin

codarin@gmail.com

15 de octubre de 2007
Quiero comenzar un proyecto de e-learning en mi empresa, pero no se que debo hacer: evaluando la necesidad real de la organización.

¿Es el e-learning los nuevos espejitos de colores? Aún en la duda, hay una cuota de afirmación, puesto que cada vez son más los espacios que escriben esta palabra: desde congresos, seminarios, libros hasta páginas web.

Siempre que hay innovación aparecen nuevos espejitos, pero la gran mayoría busca posicionarse dando algo nuevo que lo diferencia del resto. Hasta aparecen los autodefinidos innovadores o los tecnólogos con nuevas ideas (¿espejitos?). Antes de pagar, analice los siguientes puntos:

1. Diferencie ideas y producto. No se deje cautivar por las ideas, exija ejemplos y resultados. Da Vinci se interesó en volar e intentó construir “aviones”, él tenía una gran idea pero… según la historia quienes inventaron esta máquina voladora fueron Wilbur y Oliver Wright, ¿sabe porqué?, porque fueron quienes inventaron el primer prototipo que funcionó.

2. La tiza y la pc. Defina su criterio de innovación, de la tiza a un elemento multimedia no hay mucha distancia, solo un cambio en el soporte físico. La innovación es una nueva estrategia didáctica, el soporte material lo secundario ¿a quien recuerda usted: a su primera maestra o la primera tiza que utilizó?.

El e-learning efectivo es aquel que traduce los objetivos empresariales en objetivos pedagógicos, permitiendo una estrategia basada en como aprendemos los seres humanos. Quizás en otros contextos los procesos de producción cambien, el contexto y los destinatarios son variables centrales que determinan el desarrollo del proyecto.

Conocer es el paso inicial para su proyecto.

1. Identifique las necesidades formativas
2. Establezca tiempos y objetivos cuantitativos
3. Elija recursos
4. Elabore la estrategia pedagógica
5. Desarrolle contenidos didácticos
6. Define los medios de evaluación
7. Reelaborar contenidos

El ciclo de producción – reproducción en el mercado de la formación garantiza negocio, por ello antes de abordar el comienzo de su proyecto es necesario definir si la base de producción será su organización o una empresa externa.

Pero no se desaliente, piense en la sabiduría griega heredada por nosotros, y ellos no usaban e-learning. El conocimiento sobre como aprendemos y enseñamos viene de siglos, e incluso podemos investigar como se produce el saber en nuestra propia empresa. Antes de elegir a quien destina el proyecto piense el objetivo de la empresa: que espera obtener y que está dispuesto a dar para lograrlo.

Como dijimos en el artículo anterior “la tecnología sola no enseña”, y por más voluntad que le pongamos si carece de una estrategia didáctica el aprendizaje está a merced de la casualidad.
En este punto crítico me defino menotista, como menciona uno de los axiomas de tal corriente filosófica “el inodoro en el baño y el sillón en el living”. Cuanta sabiduría en una frase simple para analizar como comenzar un proyecto de e-learning en su empresa, primero haga un croquis de su proyecto y luego piense que e-learning desarrollar o comprar.

Recuerde, al hablar de e-learning en las organizaciones nos referimos a un recurso formativo que nos garantice calidad y rentabilidad. Más que colores y música quiero que funcione, es decir, lograr los objetivos de la empresa.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.