editorial
MCST Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
naumpoli@speedy.com.ar
Directores

15 de Marzo de 2009

LA ACTITUD DEL TELETRABAJADOR

Siempre hablamos de las competencias para teletrabajar pero sería bueno reflexionar sobre un aspecto de ellas: la actitud.

Las competencias laborales se hacen visibles en nuestro comportamiento o desempeño dentro del ámbito de trabajo, sea donde sea que este se desarrolle.

Las competencias laborales tienen varios componentes que se ponen en juego cuando hacemos una tarea, ellos son:

  • los conocimientos que tenemos,
  • las habilidades que aplicamos,
  • las aptitudes que dicen si somos aptos o nó para llevarla adelante,
  • y las actitudes relacionadas con nuestras ganas, nuestro estado de ánimo, nuestro sentimiento.

Quiero hablar sobre este último punto porque creo que es la actitud la que tenemos que fortalecer cada día. El 2009 seguramente la erosionará, por ello es conveniente que estemos preparados.

La actitud tiene tres componentes:
1. componente cognitivo: lo que pensamos,
2. componente emocional: lo que sentimos,
3. componente conductual: la tendencia con que manifestamos los pensamientos y emociones.

Actuamos frente a las diferentes circunstancias que la vida nos pone delante, de acuerdo a nuestra actitud.

En un ring cuando vemos a dos boxeadores, con igual peso, edad, estatura, y entrenamiento, ¿quién gana? La respuesta es simple: gana el que tiene la actitud de ganar. Aquel que profundamente siente esas ganas de triunfar y lo pone en juego en el preciso momento de actuar, ni antes ni después.

El éxito de la ciencia también está más relacionado a la actitud de los científicos que a un método determinado. De hecho muchos avances científicos que conocemos hoy se hicieron por ensayo y error y hasta por pura casualidad.

En la investigación Telecapacitados (www.telecapacitados.tic.org.ar) los teletrabajadores con discapacidad mostraron como era su actitud frente al desafío de auto sostenerse con un trabajo digno. La actitud positiva, de búsqueda, de superación, que ponían en juego al momento de iniciarse en el teletrabajo pero también durante todo el tiempo en que desarrollaban su emprendimiento ?no porque haya sido fácil? fue la característica principal y común a todos ellos. En ningún momento observamos una actitud de víctima o resignación en las entrevistas que realizamos.

Siempre hablar es más fácil que hacer, frase muy bien graficada en la publicidad del bailarín que pasaban en el año 2007 para vender un auto. Si no se acuerda se la copio aquí. No se la pierda!.

Seguramente encontrará muchas notas diciendo que actitud debe tener para ser un teletrabajador: positivo, proactivo, dinámico, independiente, etc. pero si ha perdido su empleo no le resultará fácil. Además, son pocas las explicaciones que le servirán para cambiar una actitud negativa.

Aunque este no es un editorial de autoayuda, acá van algunas argumentaciones que espero le resulten útiles cuando sienta que su actitud no es positiva.

Tenga en cuenta que la mente es nuestra computadora y la vamos a programar teniendo en cuenta los 3 componentes de la actitud que ya enumeramos. Si ponemos en ella pensamientos negativos, ya sabemos que nos sentiremos mal, y luego actuaremos consistentemente a lo que pensamos y sentimos: es decir mal. Esto es como un círculo que se inicia cada día al levantarnos. Un círculo vicioso que solo empeorará nuestra vida e incluso puede llegar a enfermarnos. La depresión podría ser el emergente en directa relación a esta programación.

Algunos cambios hacia una actitud positiva requieren de gran esfuerzo y determinación. Nada será tan fácil como escribirlo pero… cuando logramos estos cambios, ellos se reflejan en la interacción que establecemos con el mundo. Mundo que a su vez cambiará la relación con nosotros.

Para la filosofía oriental esto no es ni más ni menos que una cadena de causas y efectos, adonde las causas negativas producen sufrimientos y las positivas: felicidad. La propuesta que nos hacen es que no descansemos hasta que nos aseguremos buenos efectos en nuestras vidas.

Pero si nos gustan más los estudios u otras fundamentaciones podríamos releer el libro inteligencia emocional o pensamiento constructivo y las nuevas tendencias sobre el cuestionamiento que se hace sobre el enfoque central de la Ciencia Cognitiva y la Inteligencia Artificial clásicas en favor de un modelo corporizado.

Sea como sea, no importa la dificultad que enfrentemos, mantenga una actitud positiva ante este crítico 2009 al que le daremos batalla!

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.