editorial
MCST Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
naumpoli@speedy.com.ar
Directores

1 de julio de 2008

2000-2008: Etapas del desarrollo del teletrabajo

Tres etapas para definir un proceso histórico.

El entorno electrónico que trajo innumerables cambios que impactaron en nuestra vida dentro del proceso histórico de la evolución tecnológica, ha dado lugar a un tercer entorno de desarrollo. Este se suma al primer entorno agrario y al segundo entorno industrial, y se expande en lo que conocemos como la Sociedad de la Información. Las nuevas formas de organización del trabajo como el teletrabajo se introducen y expanden en él.


En el mundo, el teletrabajo se ha desarrollado por diferentes motivos. En EE.UU. para evitar los traslados y la contaminación, en Italia para aumentar la tasa de natalidad, en Portugal para mejorar la calidad de trabajo, en el norte de Europa por el clima. En Argentina y en varios países de LAC podemos decir que fue impulsado por la falta de trabajo y mayoritariamente se desarrolló en forma autónoma o independiente, pues no había muchas opciones.

Cuando empezamos con el teletrabajo, en el año 2000, fue debido al crecimiento del desempleo que provocaba una importante emigración de estudiantes. Los hechos acontecidos con la crisis del 2001 y el apoyo de los medios de difusión nos vincularon fuertemente con la sociedad y nos pusimos AL LADO DE LA GENTE. Esta fue la característica de la primera etapa que el CTT encaró en Argentina.

Así, durante los primeros años estuvimos al lado de quienes buscaban en esta forma de trabajo una esperanza para salir de una realidad que no les brindaba ninguna oportunidad.


Así para muchas personas que contaban con tecnologías, era importante avanzar en la incorporación rápida de conocimientos complementarios, que ampliaran sus fronteras laborales pero fundamentalmente había que ampliar nuestra visión.

Si algo nos dejó aquella época dura fue que la sociedad aprendió a organizarse, a buscar apoyo y a unirse.

Si pudiera hablar de una segunda etapa en la evolución del teletrabajo en nuestra región diría que esta fue el INVOLUCRAR A LOS ORGANISMOS GUBERNAMENTALES, tanto nacionales como internacionales: Ministerios de Trabajo, Cancillerías y Organismos Internacionales.


Hoy hablamos de una tercera etapa: mostrar a las empresas que el teletrabajo puede acompañar el desarrollo y el crecimiento dando prioridad a los recursos humanos, hay que PRODUCIR RESULTADOS trabajando para la inclusión laboral.


Esta etapa se caracteriza en destacar la importancia de trabajar para el cambio cultural que implica una nueva forma de organizar las actividades. El desafío de seleccionar a las personas, fijar objetivos, pactar la agenda de reuniones presenciales, realizar reuniones virtuales productivas, establecer los medios y frecuencia de la comunicación, capacitarnos en el uso de nuevas herramientas, son solo algunos de los puntos que hay que llevar adelante.

El trabajo a distancia rompe con la supervisión tradicional y requiere que jefes y trabajadores, establezcan relaciones laborales maduras basadas en el respeto y la confianza mutua para que funcione en beneficio de todos.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.