editorial
MCST Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
naumpoli@speedy.com.ar
Directores

15 de marzo de 2008

En el mes de la mujer... retomamos nuestra edición de Teletrabajando

El 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer. Le proponemos ver una serie de puntos vinculando el teletrabajo con las actividades que usualmente realiza una mujer y también con algunas de las dificultades que aún enfrenta en el ámbito laboral.

Cuando la mujer decide teletrabajar en su casa, ello no la libera de las responsabilidades que siempre ha tenido en su hogar. Esto significa que no hay un cambio de actividades sino que el teletrabajo se convierte en algo mas que la mujer tendrá que sumar a lo que hace diariamente.

Un estudio del caso M4M de Malasia, realizado por APC, indica que las mujeres teletrabajadoras; en relación a los hombres teletrabajadores:

  • iinterrumpen más sus tareas al tener que atender las actividades domésticas,
  • les cuesta más terminar a tiempo debido a su doble o triple rol,
  • los hombres no tienen problema en trabajar de noche o los fines de semana en caso de atrasarse en un trabajo; las mujeres sí.
  • Por lo general, los hombres teletrabajadores tienen un uso exclusivo de la computadora, mientras que la familia espera que las mujeres que desempeñan igual tarea la compartan con otros miembros.
  • Los hombres tienen más apoyo de su cónyuge e hijos en caso de tener que dedicar tiempo extra para entregar un trabajo.
  • La llegada de los niños de la escuela interrumpe el trabajo de la mujer, pero no el del hombre.
  • Varias mujeres encuestadas admitieron que también se ocupaban de los ancianos o miembros discapacitados de la familia. Ningún hombre señaló cumplir una tarea de esta índole.
  • Las mujeres cuentan con menos oportunidades para la capacitación técnica y para mejorar sus conocimientos en materia de TIC.

Pero.. ¿los resultados sólo fueron negativos? No fue así. El estudio mostró que el teletrabajo puede generar cambios positivos en la autoestima de las mujeres y en la relación entre los géneros dentro del hogar:

  • A traves del teletrabajo las mujeres aumentan la confianza en sí mismas y su satisfacción personal:
  • el teletrabajo amplía sus intereses más allá de su familia y le permite aumentar los ingresos en el hogar sin moverse de él.
  • El trabajo a distancia mejora las aptitudes de cada trabajadora, ya que aprenden a resolver problemas menores de computadora por su cuenta.
  • Aumenta la capacidad de las mujeres para ampliar el negocio e, incluso, el trabajo a distancia se convierte en una oportunidad de lanzamiento de nuevos negocios.

Por otro lado, los hombres señalan que colaboran más en las tareas domésticas, aunque tengan personal de servicio en la casa, y que también participan más de la vida familiar desde que comenzaron a trabajar desde el hogar.

Las mujeres teletrabajadoras encuentran ayuda técnica y asesoramiento en sus cónyuges para la compra de equipos o mejora del que tienen.

La mayoría de los encuestados admitió que tomaban decisiones en consulta con sus cónyuges y que las mujeres asumían un nuevo rol en este sentido.

Otra nota publicada en aprendemas.com llamada Mujeres Directivas, cuestión de confianza dice que La mayoría de las directivas considera que las medidas de conciliación que llevan a cabo las empresas (en España) son insuficientes. No es de extrañar, por tanto, que el 70% opine que España se encuentra a la cola de los países europeos en materia de conciliación. De hecho, cuatro de cada diez aseguran que han tenido que elegir alguna vez entre un ascenso laboral y su familia. Dicen, además, que uno de los factores que incide de forma más directa a la hora de conciliar la vida laboral y personal es el horario de la jornada laboral, pues la práctica totalidad de las mujeres encuestadas por Adecco (96,3%) considera que su influencia es negativa para compaginar ambos aspectos.

Como alternativas a la rigidez del horario establecido, ocho de cada diez ejecutivas se muestran partidarias de tener “un horario intensivo, flexible de entrada y salida”. Resalta además el hecho de que el 95% de ellas considere el teletrabajo como una opción que favorece la conciliación. En concreto, un 51,3% opina que “lo más importante es trabajar por objetivos, independientemente de la presencia en el lugar de trabajo”, mientras que un 43,7% piensa que la mejor opción es “la combinación de teletrabajo y jornada presencial”. Por el contrario, tan sólo un 5% no confía en esta modalidad ya que pìensa que “disminuye el rendimiento y es una moda pasajera”.

Para algunas mujeres puede que cargar con algo más a las tareas habituales del hogar no sea algo atractivo pero, para otras probablemente sí. Las generalizaciones tienen poco lugar cuando las necesidades, la diversidad y las realidades son tan complejas. El teletrabajo para la mujer es una nueva opción y solo ella decidirá si la adopta o la descarta.

Para terminar, solo nos gustaría agregar que la asociación del teletrabajo con el trabajo a domicilio no es lícita. Si lo hacemos solo lograremos trasladarle los mismos estigmas de desprestigio y de trabajo de inferior calidad, confundiendo a muchas personas que piensan en el teletrabajo como una alternativa superadora.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.