editorial
MCST Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
naumpoli@speedy.com.ar
Directores

15 de julio de 2007

¿De que hablamos cuando hablamos de inclusión?

Se habla de inclusión social, inclusión laboral, inclusión digital... pero de que estamos hablando realmente?.

¿Que viene a nuestra mente con esta palabra tan en boga y que cuesta tanto transformar en acciones concretas?.

Si jugamos con nuestra imaginación y armamos una jerarquía con los conceptos, tal vez usted coincida en ubicar algunos de ellos en el siguiente orden:

1. persona
2. persona excluida
3. persona con discapacidad
4. educación
5. educación digital
6. pobreza
7. marginalidad
8. desarrollo
9. igualdad
10. oportunidades
11. inequidad
12. tecnologías

Muchas palabras aparecen como opuestas, o como consecuencia de la falta de inclusión.

Para las ciencias sociales, la pobreza y la marginalidad están íntimamente ligadas a la ausencia de inclusión. La UNESCO ha mostrado la relación que existe entre educación y pobreza. Los conceptos de pobreza y marginalidad nos remiten a temas económicos que impactan en lo social, pero también son los entornos culturales, la historia y los contextos cambiantes entre los países y al interior de cada uno los que determinan grados de inclusión o de exclusión.

Desde una visión constructivista ambos conceptos son condicionados mutuamente. Por eso si pensamos en uno... aparece el otro, en otras palabras es la unidad de la diferencia (1). Casi no podemos referirnos a uno sin pensar en el otro.

El acceso y apropiación tecnológica empieza a tener una presencia relevante dentro del binomio inclusión/exclusión especialmente cuando este término se asocia a “Desarrollo”.

El “Desarrollo” también debe pensarse en relación a la “Sociedad de la Información y el Conocimiento” y por lo tanto podríamos dividir así:

  1. la Sociedad de la Información requiere de una infraestructura que pueda soportarla dentro de una distribución geográfica equitativa y
  2. la “Sociedad del Conocimiento” requiere educación de calidad para todos.

Para terminar compartimos esta idea:

la “exclusión”, es el resultado de lo que la sociedad describe, efecto de la operación autodescriptiva, por tanto no está en relación a la idea de que los sujetos sean o no parte de la sociedad, esta pertenencia estará más bien dada por la ubicación del observador en la descripción, por tanto podemos afirmar que es posible situarse desde el lado de la exclusión, para dar cuenta de ella.(1)

Cuéntenos como se siente comprometido con el "desarrollo inclusivo", que palabras agregaría o como sería el orden que usted le daría a ver si "construimos el concepto de inclusión" que permita hacer una transformación que beneficie a todos por igual.

 

(1) http://revistamad.uchile.cl/publicaciones/mad/05/paper07.htm

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.