editorial
MCST Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
naumpoli@speedy.com.ar
Directores

15 de mayo de 2007

Trabajar desde donde estemos. ¿Un nuevo derecho?

En los inicios de la sociedad industrial, el campo se trasladó a la ciudad. Grandes zonas marginales se establecieron en los conurbanos próximos a los lugares de trabajo. Sin embargo y paradójicamente se le llama trabajo a distancia al teletrabajo, cuando el trabajo... nunca estuvo tan cerca.

La ubicuidad que permite el uso de las tecnologías de la información y el conocimiento para el trabajo produjo un cambio en el uso del espacio productivo que no había sido posible nunca antes: lo extendió a escala mundial.

Históricamente fue el trabajador el se movilizó hacia adonde se encontrara trabajo, atraído por las expectativas de una mejor condición de vida. Así sucedió que el campo se trasladó a la ciudad y las ciudades albergaron a cantidades de personas dispuestas a vivir en zonas marginales que le evitaban tener que viajar, le acortaban los tiempos y los gastos de traslado al trabajo.

La villa 31 de Retiro, y en general las villas que se encuentran en la ciudad de Buenos Aires, son las que más han crecido y las más caras para alquilar. Uno de los principales motivos es porque están más cerca de las empresas proveedoras de trabajo. Latinoamérica en general, ha generado zonas de marginalidad consideradas, en principio como una reserva de mano de obra, pero que finalmente resultaron de difícil inserción laboral.

La evolución tecnológica que da origen a la Sociedad de la Información y el Conocimiento permite una diferente utilización del espacio de trabajo. Acercándolo adonde el trabajador está disponible para realizar sus tareas, a veces tan cerca como en el propio living de su casa.

El espacio no es solo la oficina o la fábrica, ahora puede construirse adonde está el trabajador, en el punto exacto de la convergencia del conocimiento y las TIC’s, que da lugar a la ubicuidad y al mismo tiempo a la universalidad.

Tenemos que aprender a formular nuevas preguntas antes de tomar nuestras decisiones: ¿Por qué emigrar? ¿Por qué dejar la ciudad que amamos para ir a otra en busca de trabajo? ¿Por qué no repensar el espacio y hacer nuevas propuestas a nuestro jefe? ¿Por qué no seguir estudiando? ¿Por qué no ir a ver a nuestro hijo que ha emigrado sin perder el trabajo que tenemos? ¿Por qué no acompañar a nuestros familiares enfermos? ¿Por qué no estar con nuestros hijos en el parque, un soleado lunes a la siesta?

No considerar la posibilidad de la ubicuidad también tiene valor económico. El personal escaso en una ciudad, puede encontrarse en otra, pero tal vez el trabajador no quiera dejar su lugar de residencia ni sus afectos. El 40% de los puestos no se pueden cubrir, provocando pérdidas a las empresas por productos que no se hacen o servicios que no se prestan.

Algunos espacios de oficinas suelen estar vacíos el 70% del día, ello representa en algunos casos, entre el 20% y 30% del valor del puesto de trabajo.

Un estudio sobre fuga de cerebros expresa:

“Se estima que durante los últimos 30 años emigraron del país 50.000 universitarios argentinos, de los cuales 20.000 son científicos. El costo promedio de formación de un universitario se calcula en 25.000 dólares por lo que la suma total “enviada” en forma de capital humano se encontraría entre los 1.000 y 2.500 millones de dólares. (M.ALBORNOZ, et. al.;2002)”

El desarrollo tecnológico puede hacer innecesarios determinados movimientos socio-laborales internos o externos. Pero la ubicuidad será con el tiempo un valor social?

Pensar en la “sociedad de ubicuidad” como Japón, sería un camino largo y de inversión tecnológica de dimensiones inalcanzables para Latinoamérica y el Caribe... pero, podríamos aunque más no sea atrevernos a pensar que la libre elección del lugar adonde trabajar sea con el tiempo un nuevo derecho?


Fuentes:
http://www.universia.com.ar/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=20280
http://www.eclac.org/celade/noticias/paginas/5/27255/Busso.pdf
Fuga De Cerebros Argentinos: Causas Y Consecuencias De Un Fenómeno Que Continua, Diana Valeria Suárez dsuarez@ungs.edu.ar
Ensayo: La sociedad de la ubicuidad en Asia, http://www.razonypalabra.org.mx/libros/libros/ubicuidad.pdf

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.