editorial
Lic. Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
naumpoli@speedy.com.ar
Directores

1 de Octubre de 2006

Principales críticas al Teletrabajo

Usualmente encontramos algunos puntos de análisis que son adversos al teletrabajo. Sería bueno darles una mirada amplia a cada concepto y prepararnos para profundos cambios.

Algunos escritos que valoran negativamente al teletrabajo, solo logran ver un aspecto. Sin embargo, el teletrabajo tiene aspectos positivos y aspectos negativos. Depende de donde nos paramos para hacer el análisis.

Por lo general, las mayores críticas se centran en la lógica "capital-trabajo", como una nueva racionalidad productiva que invade el domicilio del trabajador y limita el accionar de los sindicatos. La flexibilidad negativa que permite el teletrabajo es aprovechada por el empresario para hacer trabajar más horas al trabajador (confundiendo productividad con carga de trabajo), trasladarle los costos que deberían corresponder a la oficina, y quitarle derechos por lo que se precariza su puesto de trabajo. La nueva lógica de producción también hace difusa la relación ocio-trabajo y la relacion salarial se convierte en un pago a destajo por resultados.

Las experiencias que cuentan los teletrabajadores y las empresas en nuestro sitio adonde cada lector puede escribir y corroborar la veracidad de las mismas no siempre coincide con estas críticas. Incluso a veces se citan empresas como IBM dado que no hay muchas experiencias aún. Sin embargo, IBM, ha realizado un programa meditado de teletrabajo. Facilita las tecnologías, y conectiviad a sus empleados, les paga un plus por gastos que pudieran generarse ante esta nueva modalidad de teletrabajo y les dá la opción de volver a su puesto presencial en el caso de que el trabajador no se adapte a la modalidad.

En la investigación Etis-Lac estamos siguiendo un puesto de trabajo de un supervisor y un operador telefónico que se han deslocalizado. El supervisor ha manifestado que en la empresa había llegado al techo de sus posibilidades de desarrollo y que esta forma de trabajo, que él mismo había pedido ser considerado para la experiencia, lo había motivado y lo sentía como una oportunidad de desarrollo. La falta de oportunidades de desarrollo en la empresa suele ser otro punto de críticas para esta modalidad de trabajo.

Ser lo suficientemente amplio para ver los aspectos negativos y los positivos, permite rescatar el valor que tiene para algunos y tambien ver que hay riesgos. La invisibilidad del trabajador puede llevar a una conversión del trabajador dependiente en trabajador autónomo y de esta forma quitarle los derechos que le corresponden. Lamentablemente, esto sucede aún en situaciones que no son de teletrabajo.

Tratando de preparar un camino más saludable a una modalidad que nosotros no inventamos, el CTT pidió la creación de una Comisión de Teletrabajo en el Ministerio de Trabajo de la Nación

Entendemos que es importante el diálogo entre los sectores gremiales, empresarios y estado ante una modalidad que tiene aspectos que rompen la tradicional organización del trabajo y por lo tanto puede provocar desbordes perjudiciales desde uno u otro lado. Pero ello no nos hace negarlo, ni cruzarnos de brazos.

La investigación Etis-lac, arrojó sobre más de 1500 teletrabajadores de Argentina que el 25% son trabajadores en relación de dependencia. Más del 90% tienen estudios superiores, donde el 55% son universitarios y posgraduados. Entre los independientes, el 30% son exportadores.

Por lo tanto no se puede hablar con tanta facilidad de trabajo informal cuando nos referimos al teletrabajo. Para la estructura del empleo, el profesional y el empleado administrativo no forman parte del trabajo informal.

Hay en esta investigación más trabajadores independientes que exportan a otros países sus servicios que teletrabajadores en relación de dependencia. Por lo cual es importante ver que para muchos constituyó una nueva fuente de trabajo.

Otro punto complicado y donde todos tenemos que aprender, es en organizar nuestro tiempo de trabajo y de ocio. Nada fácil nos resulta a quienes hemos crecido en la lógica de producción con horario de entrada y de salida. Muchos de los teletrabajadores, que somos adictos al trabajo, debemos reflexionar sobre nuestra organización. El 15 de septiembre publicábamos una nota del diario La Nación donde los empresarios estadounidenses estaban penalizando a aquellos que no se desconecten en sus días libres. Por lo tanto, no es tan claro saber si se aumenta la productividad o la carga de trabajo. Por este motivo es importante que las empresas se organicen en base a objetivos y resultados, donde lo que se requiera no sea más o superior a lo que se le requiere a un trabajador presencial.

Muchos de los críticos también suelen hablar del aislamiento del teletrabajador. En el diccionario "aislar" significa dejar a una persona sin el trato de la gente, dejar una cosa separada de las otras. Nosotros preferimos referirnos a un cambio en las relaciones sociales, ya que es improbable que una persona deje de vincularse con otras, seguramente sumará contactos que antes no tenía, e incluso lo seguirá haciendo con sus compañeros a través de medios electrónicos y se verá para actividades extralaborales si esta era su costumbre. Ello sin nombrar que la mayoría de las empresas prefieren que los teletrabajadores si viven cerca, vayan a la oficina con cierta frecuencia.

Aceptar teletrabajar nos hace estar atentos a los cambios que nos proponga la empresa. Estar informados y prevenidos para no perder nuestros derechos podría hacernos descubrir una forma de trabajar que se adapte a nosotros y si no lo hacemos pidamos cláusulas que nos permitan revertir y volver a nuestro puesto presencial.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.