editorial
Lic. Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
poli@fibertel.com.ar
Directores

15 de agosto de 2004

¿Cuánto cobramos los teletrajadores?

Desde la internacionalización de los mercados, las oportunidades de trabajo han crecido, pero el gran debate es cuánto vale el servicio que prestamos.

Las opiniones están divididas.

Hay quienes opinan que se debe cobrar a precios internacionales. Pero seguramente las empresas que importan servicios, por cuestiones de costos, no serán sus clientes. Grandes firmas deciden contratar en los países en vías de desarrollo porque los valores presentan ventajas con respecto al país al que pertenecen. En otras oportunidades hemos tratado el complejo tema del trabajo nómada.

Mientras, otros se preguntan ¿por qué un servicio idéntico, que puede ser prestado con igual calidad y con la misma eficiencia debe venderse más barato?

El principio de optimización de la tasa de ganancias obliga hoy a las empresas a investigar el mercado global para encontrar mejores oportunidades en los precios de bienes y servicios.

Por lo tanto, el teletrabajador independiente es un hombre de negocios que se encuentra obligado a estudiar todas las ventajas y desventajas del contexto antes de fijar el valor de venta.

Seguramente, su decisión contemplará alguna de las siguientes opciones:

1. Cobrar a precio internacional.
2. Cobrar de acuerdo con el país en el que vive.
3. Cargar un porcentaje o mantener un valor intermedio entre el valor local y el internacional.

Tratemos de analizar en una matriz FODA (1) a cada una de ellas:

1. Cobrar a valores internacionales

F: Podemos ganar más que otros que están en nuestro país. Ganar en euros o dólares es muy atractivo, y mucho más si ese valor es equivalente a lo que se cobraría en el extranjero.
D: No es fácil ganar la confianza para que los clientes estén dispuestos a pagarnos un precio internacional. Tal vez lo logremos con el tiempo, pero resulta difícil para empezar.
D: La mayoría de los teletrabajadores no estamos organizados, así que siempre habrá otros dispuestos a cobrar menos
D: Falta todavía mayor organización de sindicatos globales.
D: A igual valor, el contratante vería primero la posibilidad de darle trabajo a alguien de su propio país.
O: Cuando no haya alguien calificado en el país del contratante o se produzca escasez de ese servicio.
A: Puede haber muchos teletrabajadores en países con problemas de desempleo como Argentina dispuestos a cobrar menos.

2. Cobrar a valores locales

F: Podemos tener mayor ventaja competitiva debido al cambio favorable que tenemos en Argentina.
D: Podríamos ser criticados como generadores de desempleo en aquella parte del mundo donde prestemos nuestros servicios (algo así como un dumping social, aunque otros países no fueron muy contemplativos con esto en el nuestro).
D: No estamos organizados, por lo tanto cuesta que nos encuentren y nos contraten. (Organizarnos es justamente la idea de impulsar la Comisión TIC.)
O: Tendríamos más oportunidades de trabajo mientras esperamos que se active nuestro mercado laboral interno.
O: Nos permitiría darnos a conocer, que otros vean lo que somos capaces de realizar y que en el futuro nos contraten no sólo por el precio.
A: Oposición de los trabajadores del lugar en donde prestamos nuestro servicio.
A: Medidas protectoras o prohibiciones estatales extranjeras para que no se contraten servicios transfronterizos de la Argentina.

3. Cobrar un valor intermedio (un porcentaje sobre el valor local pero a precio menor que el internacional)

F: El camino del medio suele ser el más fácil de aceptar y de explicar. Algunas empresas cargan un porcentaje sobre lo que es el precio local.
D: Imaginemos un curso a distancia donde participan personas de diferentes partes del mundo. Preparamos dos valores: uno en pesos para los argentinos y otro en dolares o euros para los extranjeros. Ahora imaginemos que el estudiante de España es argentino y quiere hacer este curso... ¿En qué moneda le cobrarías? ¿Qué crees que dicen los extranjeros que llegan a la Argentina y ven que los hoteles tienen dos precios? ¿Las excursiones tienen dos precios? ¿Y en los negocios le cobran otro precio porque es extranjero?
O: Nos permitiría ganar más que como trabajadores locales.
A: Que otros ofrezcan lo mismo que yo, sean tan buenos como yo, pero como están en Argentina decidan optar por el punto 2.

Sin duda el trabajo cognitivo, intelectual o inmaterial que la mayoría de los teletrabajadores podrá prestar requiere de un nuevo orden global. Si miramos bien con detenimiento las tres propuestas, ¿podríamos decir que alguna es mala? ¿Podríamos decir cuál es la mejor? ¿Optaríamos siempre por la misma? Entramos en el juego global de un mercado laboral sin pautas, o con las mismas pautas que las que se ponen en juego en cualquier transacción comercial.

Cuéntenos por cuál opta (¿No te suena mejor “”Cuéntenos cuál elige o…”?) o por cual de estas optaría, a ver si logramos aclarar las ideas. Escriba a info@caminandoutopias.org.ar.
Nos comprometemos a compartir los resultados.

Gracias!

(1) FODA significa:
F: Fortalezas con las que contamos.
O: Oportunidades que se presentan en cada opción.
D: Debilidades que encontramos para ese caso en particular.
A: Amenazas que se pueden presentar para obstaculizar o hacer fracasar nuestro negocio.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.