editorial
Lic. Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
poli@caminandoutopias.org.ar
Directores

1 de abril de 2004

El trabajo decente

Seguramente alguna vez ha escuchado hablar sobre el “trabajo decente”. Es muy probable que haya interpretado que es aquel que se desarrolla en relación de dependencia, asalariado y bajo las leyes de protección social. Para poder aclarar el verdadero significado de “trabajo decente” indagamos escritos de su principal promotora: la OIT.

Es la OIT la principal promotora de este concepto, pero es interesante ver que el Trabajo Decente es considerado sinónimo de “trabajo productivo, en el cual se protegen los derechos, lo cual engendra ingresos adecuados con una protección social apropiada. Significa también un trabajo suficiente, en el sentido de que todos deberían tener pleno acceso a las oportunidades de obtención de ingresos...”.

El diccionario define “decente” como “Honesto”, “Justo” y “Digno”. Lo honesto es honorable, lo justo está vinculado a la justicia y también a lo exacto, es decir aquello que no tiene ni mas ni menos de lo que debe tener, mientras que lo digno es lo “correspondiente, proporcionado al mérito y condición de una persona o cosa”.

Si bien la OIT ha centrado esencialmente su atención en las necesidades de los trabajadores asalariados en empresas del sector estructurado, reconoce que casi todas las personas trabajan, pero no todos tienen un puesto de trabajo y muchos se encuentran desempleados.

La OIT se interesa por quienes trabajan al margen del mercado de trabajo estructurado: asalariados no reglamentados, trabajadores por cuenta propia, trabajadores a domicilio. En el año 1999 la participación del sector no estructurado en el volumen total del empleo ha llegado a casi el 60 por ciento en América Latina y en Africa, a más del 90 por ciento de los nuevos puestos de trabajo urbanos.

La Constitución de la OIT aboga por el mejoramiento de las «condiciones de trabajo», organizadas o no y se trabaje donde se trabaje, ya sea en la economía estructurada o bien en la no estructurada, en casa o en asociaciones locales o de carácter voluntario.

Un alto porcentaje de los trabajos de hoy tienen las siguientes carácterísticas:
salarios por debajo de una canasta básica
Horarios extensos, mas allá de 8 horas diarias, en muchos casos, sin reconocimiento de horas extras
Trabajo no registrado
Trabajo temporal

Por lo tanto, el problema no sólo es generar trabajo sino alcanzar determinada “calidad” para que este sea un trabajo decente.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.