editorial
Lic. Sonia A. Boiarov
boiarov@caminandoutopias.org.ar
Sr. Naum Poliszuk
poli@caminandoutopias.org.ar
Directores


Una nueva era civilizatoria se va vislumbrando

El desarrollo de la tecnología modificó y continúa haciéndolo, a todas las relaciones humanas. Cambia el lazo social más importante que es el del trabajo.

La relación del hombre con la naturaleza y con la sociedad. El ser humano es el único ser que se construye a si mismo, y que está en permanente cambio. Y.. para eso utiliza herramientas desde las más simples hasta las más complejas que él mismo inventa, fabrica, y luego con su uso, modifica sus costumbres, sus hábitos, su lenguaje, sus vínculos.

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación, junto con la modificación de todos los modos de producción, están trayendo cambios muy importantes que tienen que ver con el empleo, con la contratación y las formas que adopta la relación laboral.

Desde la década del ochenta. Los sectores de avanzada en ciencia y tecnología - el complejo teleinformático, los nuevos materiales, la biotecnología - permitieron se consolide un nuevo modelo de producción y administración económica y social que cierra el ciclo histórico de la Revolución Industrial y transforma el concepto y las características del trabajo, con fuerte incidencia sobre el empleo y la organización de la sociedad.

Este paradigma tecnológico que nace, hace que se reformulen las condiciones laborales típicas de la última etapa de la Revolución Industrial y eso impone definiciones políticas y culturales que marcan nuevos rumbos en los procesos económicos y sociales.

Como se ha dicho, el trabajo es siempre una actividad transformante. Si nos referimos a toda la actividad que el ser humano desarrolla para procurarse los medios de sustento propio y de su familia, tiene derecho a usar su capacidad y talento para desarrollar una actividad justa que sea provechosa. Debe estar abierto para todos, hombres y mujeres, nativos e inmigrantes, de cualquier color, discapacitados. Si embargo desde la Revolución Industrial, junto al gran progreso tecnológico se ha `producido una deshumanización del trabajo. La técnica desplazó al trabajo humano y produjo el dominio de la máquina y progresivamente hizo al hombre servidor de su propia creación .

El efecto de la Revolución Científico-Técnica sobre el trabajo es muy evidente.

a) Producen un cambio cualitativo en eficiencia, productividad, y velocidad de los procesos de producción y de servicios.
b) Tienden a cerrar la diferencia entre trabajo manual e intelectual, que fue la característica principal de los anteriores modos de producción. La tradicional habilidad de los obreros especializados y la división técnica del trabajo taylorista, dará lugar a trabajadores con una creciente preparación intelectual, manejadores y controladores de instrumentos automatizados como robots, computadoras, sistema de diseños y bancos de datos. El ser humano deberá ser altamente calificado. Poseer conocimientos muy desarrollados provistos por una educación de altísimo nivel.
c) Con el uso de las herramientas científico-técnicas el tiempo de trabajo se reducirá ostensiblemente. Se calcula que en la industria, en la administración, en los servicios generales, en los servicios financieros, en los medios de comunicación e información, en la minería, en el agro, etc., será posible desarrollar las tareas con un promedio de tiempo de trabajo necesario inferior en un 75% del que demandaba en la etapa mas avanzada de la Revolución Industrial que fue en la década del 70.

Esto supone una nueva era civilizatoria. Del modo en que se resuelvan estas circunstancias, de la forma en que se disminuyan esos tiempos , de la manera en que se estructure la sociedad , dependerá el futuro de la comunidad.

O se generará una desocupación y marginalidad social sin retorno, o toda la sociedad se beneficiará de esta nueva era tecnológica. Depende de nosotros.

El proceso civilizatorio es irreversible. Debemos democratizar y extender la educación, la calificación del trabajo y el ingreso a las universidades y a los sistemas científicos, junto a los otros espacios de la vida social como la salud, la distribución de la riqueza, la vivienda , los medios de comunicación e información, el bienestar general. Estos modelos de alta integración social: "la democracia ampliada en lo económico, lo social y lo cultural se transforman en el imperativo técnico-económico para poder participar en este ciclo de la historia que inaugura le Revolución Científico -Técnica."

Lic. Sonia A. Boiarov
Sr. Naum Poliszuk
Directores

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.