Teletrabajo en Argentina


MCST Sonia Boiarov
Directora del Centro de
Teletrabajo y Teleformación
y Presidente de la Comisión TIC de USUARIA

1 de mayo de 2008
El CTT invitado a participar en el Foro de Teletrabajo en el Senado de Colombia

Transcripción de la conferencia realizada en el Foro de análisis y debate sobre teletrabajo: Proyecto de Ley por la cual se establecen normas para promover el teletrabajo y se dictan otras disposiciones. Recinto del Senado, Capitalio Nacional, República de Colombia, Bogotá, 9 de mayo de 2008.

Quiero enviarles un cordial saludo desde Argentina, agradecer especialmente a la Senadora Claudia Rodríguez de Castellanos y manifestarles que me siento honrada con esta invitación.

Si hoy hablamos de teletrabajo, no es porque haya aparecido por generación espontánea. Este no ha sido un invento colombiano ni argentino, sino que se produce como consecuencia del avance científico y tecnológico de la humanidad.

Todos los habitantes del planeta vivimos los cambios que las tecnologías de la información y el conocimiento han traído a nuestras vidas y a nuestra forma de trabajar.

Así encontramos que las tecnologías han impactado y generado nuevas prácticas a distancia, como la telemedicina, la teledemocracia, el telehogar, la teleformación y. por supuesto. también el teletrabajo. Tanto ha sido su impacto que en Europa se suele referir a este avance como televida.

En todo el mundo, las TICS-Tecnologías de la información y las comunicaciones están dando lugar a un cambio civilizatorio que adoptó el nombre de Sociedad de la Información. Este cambio requirió de nuevos acuerdos entre los países, acuerdos que se plasmaron en los Principios de la Sociedad de la Información, consensuados en la CMSI - Cumbre Mundial de Sociedad de Información en el año 2003 en Ginebra. Dicha Cumbre Mundial posibilitó que el teletrabajo apareciera en todos los documentos internacionales a partir del año 2002, cuando se acordó el Compromiso Regional de Bávaros.

Desde el 2005, nuestra región cuenta con un plan de acción en el cual se logró crear el grupo 5 de teletrabajo, en el marco del programa del elac2007. Este grupo ha sido reconfirmado en El Salvador para el elac2010, bajo la coordinación del Ministerio de Trabajo de Argentina.

Las formas de organización del trabajo y de la producción ya no hacen necesaria la tradicional presencia física del trabajador, y en muchos casos tampoco es necesario el cumplimiento de un horario en las instalaciones del empleador. Esto crea un nuevo paradigma sobre los espacios productivos y la administración del tiempo de producción.

Podríamos afirmar que el teletrabajo tomó impulso en la región como consecuencia de las crisis que vivimos, crisis que trajeron altos niveles de desempleo.

En la Argentina, a partir del año 2000, la desocupación llegó a más del 20%. Coincidió así con Colombia en una tendencia creciente desde el año 1994, que para el 2000 alcanzó similares porcentajes en ambos países.

Fue ello, sin duda, el principal motivo que hizo que el teletrabajo se desarrollara más rápido y más anticipadamente que en otros países de la región. En Argentina, en especial, esto se dio con más énfasis a partir de la crisis del año 2001.

Precisamente en ese momento, y atendiendo en particular a la gran cantidad de jóvenes que decidían emigrar por falta de trabajo, propusimos al Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires crear el Centro de Teletrabajo y Teleformación (CTT), que fue aprobado por la resolución 1069 del año 2000.

Sin embargo, pese a este reconocimiento y avance a nivel internacional, cada uno de nosotros ha sido instruido para trabajar y desarrollarse en la Sociedad Industrial, y poco conocemos sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

Aún hay muchos frentes por atender. Por ejemplo, la educación formal no ha dado total respuesta para que cada ciudadano se desarrolle dentro de esta nueva sociedad productiva. Muchos de nosotros no sabemos cómo aprovechar las ventajas que las tecnologías nos brindan para generar fuentes de trabajo. Hay también problemas de inequidad en el acceso a las tecnologías, una mayor complejidad en los mercados internacionales de trabajo. Por otra parte, las legislaciones recién están empezando a reconocer la modalidad de teletrabajo en apenas un puñado de países.

Por este motivo, dado el tiempo de que dispongo, he priorizado dos cuestiones que espero agreguen valor al importante foro que ustedes están realizando.

En primer lugar, quisiera comentarles acerca de las iniciativas legislativas sobre teletrabajo que se están realizando en cinco países de la región. Colombia es uno de los líderes debido al proyecto de ley “por la cual se establecen normas para promover el teletrabajo y se dictan otras disposiciones”.

Empezamos con Chile, que desde el 2000 incorporó al teletrabajo en su Código de Trabajo. Actualmente se encuentra en debate un proyecto ampliatorio en el Senado de la República de Chile.

Por su parte, Argentina creó en el año 2003 la Comisión de Teletrabajo en el Ministerio de Trabajo, y desde allí se presentó el proyecto de ley para la Regulación del teletrabajo en relación de dependencia, que ya cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados. Recientemente, esa Comisión fue convocada por la Honorable Cámara de Senadores, por lo que esperamos que la ley sea sancionada en el corto plazo.

En la Agenda del Pleno del Congreso de Perú, se encuentra desde el 13 de diciembre de 2007 el Dictamen de la Ley General de Trabajo, donde el Sub capítulo III incorpora el Contrato de trabajo a distancia.

En el caso de Ecuador, en el 2006, el Ministerio de Trabajo anunciaba en su sitio Web que el Gobierno tenía un borrador para la reforma al Código de Trabajo, e invitaba a debatir entre los ciudadanos para enviarlo luego al Congreso Nacional en el mes de noviembre de 2006. El borrador para la reforma contó con la asistencia técnica de la Organización Internacional de Trabajo e incorporó el capítulo V dedicado a la modalidad de teletrabajo.

Podríamos ver, entonces, como tendencia, que cada país que se encuentra —o se encuentre en el futuro— en un proceso de reforma o actualización de sus leyes de trabajo estará incorporando la modalidad de trabajo a distancia.

Pero es Colombia la que está dando un paso pionero y distintivo, dado que entiende al teletrabajo más allá de sus posibilidades de contratación. Porque esta ley de fomento que ustedes están promoviendo incluye la posibilidad de trabajar a distancia tanto en relación de dependencia como en forma independientes o free lance.

El otro aspecto que quería comentarles es acerca de algunos números que muestran cómo está creciendo el teletrabajo en nuestra región.

Durante el 2do. Congreso Iberoamericano de Teletrabajo que se realizó en Septiembre de 2007 en Argentina -el 3er. Congreso se realizará este año en Bogotá, felicitaciones por esta iniciativa!-, el Director del Centro de Investigación en Ciencia Regional Aplicada (Valparaíso – Chile), Ramón Gutiérrez presentó una serie de datos que me permito retomar aquí para hacer una estimación acerca de cuántos teletrabajadores habría en nuestra región.

El estudio mostró una serie de porcentajes entre los que vale destacar que Colombia tenía en el año 2005 un 2,5% de teletrabajadores y Argentina un 5,7%. El mayor porcentaje: 12,7% correspondió a Chile.

El segundo de los cuadros de este estudio, mostraba el crecimiento del teletrabajo en América Latina y el Caribe, que ha pasado de menos de dos millones y medio en el año 1998 a 9 millones trescientos veinte mil en el año 2005, siendo porcentualmente mayor que el crecimiento del resto del mundo.

Finalmente analizamos 11 de los países citados y buscamos la población económicamente activa para estimar un número de teletrabajadores. Tuvimos en cuenta que en el estudio Etis-Lac, el 20% de estos teletrabajadores estaban en relación de dependencia. Y obtuvimos los siguientes números:

  • Para Colombia: 483.700 teletrabajadores en el año 2005 con 96.400 en relación de dependencia.
  • Para Argentina: 589.157 teletrabajadores, de los cuales 117.831 estarían en relación de dependencia.

Los datos para Argentina fueron actualizados con el estudio que el CTT y la Comisión TIC de USUARIA realizaron para la Comisión de Teletrabajo del Ministerio de Trabajo de la Nación en base a los datos del INDEC de la Encuesta Permanente de Hogares correspondiente al primer trimestre del año 2007.

En resumen, los once países analizados mostraron una masa crítica de 8.574.670 teletrabajadores que representan casi el 4% de la PEA.


Los números hablan por sí mismos. Es imprescindible ocuparse en todos los órdenes de esta gran masa de teletrabajadores, incluyendo los aspectos legislativos como el que ustedes están llevando adelante.

Les agradezco la oportunidad de permitirme participar en este Foro. Quiero despedirme felicitándolos por esta tarea pionera que en materia legislativa están realizando dentro del proceso histórico de la Sociedad de la Información.

Estoy segura de que, aunque no hayamos alcanzado la categoría de país desarrollado en la Sociedad Industrial, si los líderes como ustedes, honorables senadores, y honorables invitados a este foro, logran visualizar los escenarios que vienen y actúan para que las tecnologías se conviertan en un valor social, podremos alcanzar la categoría de desarrollados en la Sociedad de la información.

Les deseo toda la suerte en este proceso y les agradezco la atención que me brindaron.


Muchas gracias!

 

Presentación curricular

Sonia Boiarov es Magister de la Universidad de Buenos Aires en Ciencias Sociales del Trabajo, Profesora de Administración de Personal II de la Carrera de Relaciones del Trabajo de la UBA, Docente de la Maestría en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales de la Universidad de Tres de Febrero, Profesora de ADEN Business School, Universidad Alta Dirección, Presidente de la Comisión TIC www.tic.org.ar de USUARIA y Directora del Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Carrera de Relaciones del Trabajo de la Facultad de Ciencias Sociales- Universidad de Buenos Aires - UBA www.caminandoutopias.org.ar
Directora de los cursos de teletrabajo para América Latina y el Caribe de Unesco 2002-2005. Ha realizado tareas de investigación para el IDRC de Canadá y Unesco-Quito y actividades de consultoría para CEPAL. Ha sido disertante en numerosos eventos nacionales e internacionales, coautora del libro Exportadores de Servicios en Internet y autora de numerosos artículos. Su sitio personal es http://www.boiarov.com.ar/

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.