Teletrabajo en Argentina



Dra. Clara Costamagna
clara_costamagna@tic.org.ar

15 de noviembre de 2006
Exportar teleservicios: La expertize no es todo - 2da. parte

Inicialmente buscamos mostrar que exportar teleservicios no sólo es privativo de grandes empresas sino que es posible para pequeños y medianos emprendedores.

En esta oportunidad nos avocaremos a desarrollar rubros que poseen indiscutida relevancia al momento de fijar el precio de nuestra exportación. Su indiscutida incidencia amerita un análisis más concienzudo para no cometer errores de cálculo que influyan directamente sobre nuestra posible ganancia y fundamentalmente, para aprovechar potenciales beneficios a los que podemos acceder por nuestra condición de exportadores.

No es aconsejable confiar absolutamente en la "expertize", creyendo ciegamente que es el único factor en juego al momento de concretar un negocio de comercio exterior.

Para permitir una mejor comprensión, dividiremos nuestro desarrollo en:

1.- HARDWARE y SOFTWARE

Para exportar teleservicios debemos contar con una infraestructura básica, propia o de terceros, que podemos resumir en una computadora, fija o portátil o simplemente un teléfono celular de tercera generación, una conexión de acceso a Internet, en lo posible de banda ancha y las aplicaciones y capacidades informáticas acordes al servicio ofertado.

Todos ellos importan erogaciones fijas que forman parte de nuestro costo de exportación, debiéndose prorratear su incidencia en forma proporcional en cada una de las operatorias que realicemos.

El plan Mi PC puede ser una alternativa para adquirir nuestra propia computadora aunque sugerimos analizar la amplia oferta del mercado que puede permitirnos comprar mejores equipos a un precio similar. La ventaja que advertimos en el plan mencionado es la posibilidad de compra con un extenso plazo de cuotas, lo que no siempre implica un buen precio final.

Al momento de adquirir el equipo debemos merituar los programas que vienen incluidos, ya que de no estarlo serán erogaciones adicionales que tendremos que enfrentar.

Para brindar un teleservicio en condiciones más competitivas es conveniente contar con un micrófono y una cámara Web, ya que así lo marcan las tendencias del mercado.

Por ultimo, no podemos olvidar la conexión de acceso a Internet de banda ancha, servicio que el mercado ofrece en condiciones cada vez más accesibles. Basta leer la abundante propaganda que aparece en todos los medios para conocer precios y condiciones por lo que, no abundaremos en detalles.

El utilizar elementos de propiedad de terceros aparece como alternativa a considerar atento una tendencia incipiente pero en crecimiento de la oferta de instalaciones con la privacidad necesaria para teletrabajar en locutorios o cybercafes.

Por ultimo, queremos remarcar que con la constante aparición de nuevos modelos de computadores móviles unido a la cada vez más habitual oferta de acceso inalámbrico a Internet en bares y confiterías y demás establecimientos del rubro hotelero y gastronómico, ha pasado a priorizarse al momento de teletrabajar la ubicación física del prestador, titular de los conocimientos y no la de los elementos necesarios para concretar la prestación ofrecida.

2.- OPERATORIA DE COMERCIO EXTERIOR

Durante el desarrollo de una operación de comercio exterior intervienen generalmente tres organismos, con funciones especificas. En la Argentina son sólo dos, por cuanto, las funciones aduaneras y recaudadoras se concentran en la Administración Federal de Impuestos (1) , dentro de cuya órbita se encuentra la Dirección General de Aduanas (2) , y el Banco Central de la Republica Argentina (3).

Salvo contadas excepciones, en lo que respecta a exportaciones de servicios, únicamente tendrán ingerencia el órgano recaudador y la autoridad bancaria, por lo que centraremos nuestro desarrollo en su accionar y normativa relacionada con la actuación de los mismos.

Si bien las exportaciones de teleservicios no se registran ante la autoridad aduanera de turno, esta política va cambiando lentamente, por lo que es conveniente informarse previamente de la existencia de norma local que así lo requiera.

La no obligatoriedad no desaconseja la conveniencia de inscribirse como Exportador e Importador en el registro respectivo que supervisa la DNA, por cuanto estimamos que se trata de una herramienta que define mejor nuestro perfil internacional. El costo es mínimo y puede gestionarse en forma personal.

El Registro funciona en Azopardo 350 de la ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se debe completar el formulario OM 1228 E, en dos originales, siendo necesario contar con el número de CUIT gestionado previamente ante la agencia de la AFIP-DGI que corresponda al domicilio del interesado.

Nuestro encasillamiento como contribuyentes se habrá de producir al momento de obtener nuestro CUIT, pudiendo revistar en Argentina como Monotributistas o como Responsables Inscriptos. Nuestra condición estará ligada al monto total de facturación anual, pudiendo ser modificada la originalmente denunciada al variar las circunstancias en base a las cuales fue informada.

Será la envergadura de nuestro emprendimiento, la importancia de la facturación y la magnitud de los beneficios que podamos obtener como exportador los que justifiquen elegir una u otra opción o dejar de actuar como persona física y analizar alguna variante de asociación o constitución de una persona jurídica.

Observamos que el responsable inscripto puede recuperar el IVA abonado como consecuencia de la exportación de servicios realizada. No ocurre lo mismo con el monotributista que si bien la única restricción para exportar es no exceder los máximos de facturación fijados para las diferentes categorías, no accede a esta ventaja por su específica condición.

Conviene tener presente que aunque existe una clara posición oficial de extenderla al resto de los contribuyentes, únicamente el responsable inscripto (Art. 2 RG 1956/05) puede acceder al régimen de factura electrónica, para respaldar las prestaciones que realice.

Para exportar son requeridas las facturas E, las que serán sin CAI(4) , para los monotributistas y con CAI para los responsables inscriptos. El tipo de factura deberá ser acordada con el importador para evitar gestiones innecesarias.

Debemos destacar que el monotributista no tiene objeciones para documentar la exportación con sus habituales facturas o recibos C, haciendo la salvedad del caso, incluso hasta confeccionarlos en moneda extranjera siempre que indique el tipo de cambio utilizado.

Creemos y lo volvemos a reiterar que la regularidad tributaria es un valor apreciado por el comprador del extranjero, y nos permite protegernos válidamente ante posibles planteos que nos hiciera el organismo recaudador y la autoridad bancaria sobre el origen de los fondos al momento de hacer efectivo el cobro de nuestros servicios.

De acuerdo con la modificación introducida por la ley 25.063, a efectos del Impuesto al Valor Agregado se consideran como no realizadas en el territorio de la Nación aquellas prestaciones cuya utilización o explotación efectiva se produzca en el exterior. Se intenta evitar que sean sometidas a doble imposición, dando estricto cumplimiento al principio de tributación en destino sostenido por la OMC.

La reforma incorpora el concepto de exportación de servicios (artículo 8°, inciso "d" de la ley respectiva).

Es importante tener presente que el crédito facturado por compras que realicen los exportadores se podrá recuperar según indica el art. 43 de la ley del gravamen de la siguiente manera:

-Por Compensación: débitos propios originados por operaciones en el mercado interno.
-Por Acreditación: contra las obligaciones impositivas originadas por operaciones y adeudadas por el exportador por impuestos a cargo de la AFIP DGI, excepto el mismo IVA.
-Por transferencia: la transferencia del crédito del IVA a otro contribuyente.
-Devolución: al titular del crédito en efectivo o en títulos valores.

A continuación nos ocuparemos del Impuesto a los Ingresos Brutos.

Los ingresos obtenidos por las exportaciones efectuadas por el propio exportador o por terceros por cuenta y orden de éste deberían estar exentos del pago del impuesto sobre los Ingresos brutos aunque ello no siempre aparece tan claro para las jurisdicciones provinciales, lo que complica la exportación de servicios y afecta directamente su precio final.

Destacamos que se han comenzado a adoptar medidas en tal sentido, pudiéndose citar a la ciudad Autónoma de Buenos Aires (art. 126 Código Fiscal) y a la provincia de Córdoba, quienes han contemplado un trato igualitario eximiendo de este impuesto a exportaciones de bienes y de servicios.

En lo que respecta al Impuesto a las Ganancias nos encontraremos que la exportación de servicios tributará este impuesto en el país del comprador. En la mayoría de los casos, cuando existe un convenio de doble tributación, se puede utilizar como pago a cuenta en la Argentina, por lo que, es conveniente estar al tanto de los tratados suscriptos por el país sobre esta cuestión.

Por ultimo, nos referiremos a los medios de pago, es decir, las posibles modalidades con las que el importador del exterior abonará el servicio prestado. Deben ser estipulados en la oferta de exportación.

Es recomendable que el exportador se asesore sobre las distintas opciones que existen para tratar de establecer el medio más conveniente. Los factores que inciden en su elección son: la confianza, las obligaciones impositivas de las partes, el monto de la transacción y los costos financieros.

Los exportadores en correspondencia con la Resolución No. 13/2002 del Ministerio de Economía, deberán ingresar al país las divisas resultantes de operaciones de exportación, en los plazos establecidos en la norma.

El BCRA procederá a liquidarlas al tipo de cambio comprador del día anterior al cierre de la operación según la cotización del BNA.

Si la orden de pago a liquidar correspondiera a una EXPORTACION DE SERVICIOS es necesario presentar, la siguiente documentación:

1. Copia de contrato, convenio u otra documentación respaldatoria del Servicio.
2. Copia de la FACTURA DE EXPORTACION (Factura "E" de acuerdo a las disposiciones vigentes de Facturación y registración de la AFIP) o documento equivalente, con firma del responsable indicando que "es copia fiel del original"
3. Formulario 20275/9 S (Ayuda Form. 20275/9 S)

Los plazos máximos de liquidación se establecen en la actualidad a los 135 días hábiles de la percepción en el país o en el exterior de la operación (15 días más 120 días adicionales), existiendo penalidades por liquidar las órdenes de pago vencidas.

No podemos olvidar las normas de la legislación en materia de Lavado de Dinero, que tienden a ser cada vez más estrictas y que nos resultan aplicables sin perjuicio de que nuestras operaciones sean on line y por valores no significativos.

Esta cuestión es regulada por la Unidad de Información Financiera(5) y el BCRA(6) .

Recientemente ha sido derogado el monto mínimo de justificación del origen de los fondos recibidos, considerándose cliente a todas aquellas personas físicas o jurídicas con las que se establece, de manera ocasional o permanente, una relación contractual de carácter financiero, económico, comercial, siendo intrascendente si la desarrolla una vez, ocasionalmente o de manera habitual.

Las entidades financieras estarán obligados a requerir datos de identificación, la acreditación de la identidad, la situación impositiva C.U.I.L., C.U.I.T. o C.D.I.; domicilio real y laboral o comercial (calle, número, localidad, provincia y código postal); número de teléfono particular y laboral o comercial; actividad principal realizada; dirección de correo electrónico. Resulta interesante como aparece la institución del domicilio virtual a pesar de no estar incorporado como normativa interna y la obligación de regularidad tributaria a la que más arriba nos referimos.

Vemos como el contar con la documentación básica para acreditar la realización de una operación de comercio exterior nos evitará sobresaltos.

3. - CONSORCIOS DE COOPERACION ANTES LLAMADOS DE EXPORTACION

Las prácticas asociativas son una opción a considerar. Pueden aportar importantes beneficios entre los que podemos citar: reducción de costos de producción, aumento del poder de negociación frente a los proveedores de insumos, menores gastos de exportación, etc.

La ley 26006 prevé la figura del Consorcio de Cooperación, al que faculta para obtener un CUIT a diferencia de la normativa anterior.

Puede estar integrado por personas jurídicas o físicas, constituyéndose mediante un contrato que se inscribe por ante la Inspección General de Justicia y no exigen que los integrantes pierdan su individualidad.

Requieren de la figura de un coordinador. Tanto la Fundación BankBoston(7) como la Fundación Export-ar(8) prevén planes de subsidio de las erogaciones que importe hacer frente a los honorarios del mismo.

Es interesante tener presente que a partir de asumir la figura que nos ocupa, se podrán acceder a los servicios que ofrecen organismos tales como SEPYME(9) , INTI(19) , FONTAR(11) , Consejo Federal de Inversiones (CFI)(12) , FOMIN (BID)(13) , Eurocentros(14) , Programa ITALIA/UNIDO.

Esperamos sinceramente haber contribuido a que inicien un proceso de cambio que les permita virar de un perfil de empresario individualista y únicamente confiado en el olfato y la "expertize", a otro más profesionalizado y por ende, con más posibilidades para poder cumplir con las exigencias que plantea el siglo XXI.

(1) Sigla AFIP-DGI
(2) Sigla DGA
(3) Sigla BCRA.
(4) Código de Autorización de Impresión" (RESOLUCION GENERAL Nº 100 (AFIP)
(5) Sigla UIF
(6) Ley Nº 25.246, modificada por el Decreto Nº 1500/01 y lo establecido en el Decreto Nº 169/01 así como por las Resoluciones 2/2002, 18/2003 y 4/2005.
(7) www.fundacionbankboston.com.ar
(8) www.exportar.org.ar
(9) www.sepyme.gov.ar
(10) www.inti.gov.ar
(11) www.agencia.secyt.gov.ar/fontar.php
(12) www.cfired.org.ar/esp2/cfi/organiz/f_uepp.htm
(13) www.trabajo.gov.ar
(14) www.delarg.ec.europa.eu

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.