Teletrabajo en Argentina

Por Mauro Damián Albide
albidemauro@Argentina.com

Profesional de Ciencias Económicas
Trabajo desde los 17 años, tengo 33 y he pasado por 7 empleos diferentes. De los cuales 5 fueron (actualmente también) en compañías multinacionales, soy profesional en Ciencias Económicas y he desarrollado tareas en sectores generalmente contables-financieros. .


Alrededor de los 20 años sentí una necesidad pavorosa de trasladar la mayor parte del trabajo a casa, dándome también la posibilidad de manejar mejor mis tiempos para el estudio, lo que me motivó a ver, y proponer mil y una formas de desarrollar distintas tareas on-line. Así poco a poco y con el correr de los años he tomado distintas experiencias de estas circunstancias, que cambian radicalmente de una empresa a otra, de un jefe a otro y/o de un equipo de trabajo a otro.

El primer problema que recuerdo insalvable fue el del presupuesto que tenía para acceder a la tecnología necesaria, y lo más difícil fue tratar de convencer a gerentes y directores de "financiar" un proceso de adaptación a la globalización y con grandes posibilidades de aumentar la productividad, que todo el mundo tildaba de "vagancia". Una vez conseguido el equipo portátil fue mucho más fácil demostrar que explicar, se trabajaba mejor, en menor tiempo, y con un mayor grado de análisis.

Luego, a medida que fui cambiando de trabajo, intentaba nuevamente explicar mi postura, considerada como una de las tendencias más fuertes de expectativas racionales laboralmente hablando, y los problemas se fueron diversificando. Destaco, mi grado de perplejidad, al encontrar problemas no con los Gerentes o Directores, sino con los empleados; en un mismo equipo de 7 u 8 personas, los más reacios eran los que más trabajaban, argumentando que el trabajo "no se lleva a casa", o que sería difícil que nos compensen las horas extras si no estamos en la oficina.

Entiendo que la idea de las empresas competitivas, sobre todo en Argentina con los problemas de desocupación que existen es el de reducir las horas extras a 0, el exceso de horas trabajadas no será pagado y prefiero completar esas horas en casa antes que en la oficina. Además, los costos por mantenimiento de instalaciones, viáticos, etc., se reducen considerablemente en la medida que el empleado se quede en su casa. La reducción de costos es ambivalente, también para el empleado es mucho más fácil, económico y satisfactorio trabajar desde su hogar.

Otros problemas fueron siendo absorbidos por los avances de la tecnología, ya sea por accesos, costos, y calidad de información en la web, y/o servidores confiables y seguros a los cuales se puede acceder ahora más fácilmente. Bueno, les comento también que hoy trabajo en un proyecto dentro de la compañía, el de trasladar mi postura a la mayor cantidad de empleados posibles, la compañía es muy grande y abarca procesos muy burocráticos, lo que impide a veces un grado de avance óptimo, para ponderar, algunos empleados ya trabajan al menos un día por mes desde sus casas, otros hacen guardias para los feriados, algunos le brindan servicios a otros países en horarios no habituales sin que ello los condicione a estar más horas en la oficina, etc.

Les envío un saludo enorme, agradezco su interés en la materia y todo el esfuerzo que realizan para llevar adelante el portal, y quedo a vuestra disposición para cualquier tipo de consulta al respecto, o para colaborar con cualquier proyecto que tengan en cartera. Atentamente. Mauro Damián Albide (albidemauro@Argentina.com)

Enviá tu experiencia de teletrabajo a info@caminandoutopias.org.ar

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.