Experiencias

Por Erika Rubaja
Diseñadora Gráfica / Web
http://www.erikarubaja.com.ar
info@erikarubaja.com.ar

Mi primer experiencia de trabajo a distancia e internacional es con una Empresa Suiza

Me contactó un ingeniero argentino que vive ahí, encontró mi sitio www.erikarubaja.com.ar en los buscadores y me contrató para diseñar un sitio.

Estuve atenta a responder inmediatamente su mail, que él sienta que estoy disponible, que puede contar conmigo era parte de mi objetivo. La rapidez en las respuestas me parece fundamental para generar presencia, seriedad, responsabilidad, construye un lazo virtual entre las personas, sensación de que el otro está. Muchas veces es preferible contestar: "recibí tu mail, estaré pensando la respuesta", el otro sabe que yo recibí la información, sabe que estoy pensando en su proyecto.
Dar siempre señales de vida.

Otro punto es observar como el otro escribe, leer y releer:

Si es ordenado seguir su orden, si me marea proponer un orden.
Lo "obvio" deja de existir. Siempre preguntar. Recordar el cambio horario.
Entre líneas puedo ir perfilando el grado de confianza que me va despertando la persona.
Y así fue, acordamos un 30% de adelanto, pero yo ya estaba trabajando antes de recibir el pago, sentía que así como él estaba confiando yo tenía, quería poner mi parte.

Mi entusiasmo por la experiencia se "veía" y pienso que esto generó entusiamo en el ingeniero también para que podamos empezar a interactuar. El entusiasmo despierta compromiso y confianza.

Para poder trabajar a distancia pienso es necesario tener predisposición al orden, a tener en cuenta al otro, a redactar pensando en que el otro lo tiene que entender si o si, es importante pensar en las diferencias culturales: esto es de lenguaje, de expresión, de actitudes frente a la formalidad, puntualidad y "confianza".

En nuestro país la "palabra" fue perdiendo valor y lamentablemente a veces ya no confiamos entre nosotros. Para que otro pueblo confíe nos exige más esfuerzo todavía, pero el cambio del dolar y la buena "fama" argentina de "cerebros" hace que otros pueblos decidan arriesgar en nosotros y fundamentalmente que todavía existen pueblos más "sanos" que viven confiando más cotidianamente.

Nunca leí nada sobre teletrabajo, no conozco convenciones. Todo lo fui haciendo en forma intuitiva, siempre pensando, primero en que quería vivir la experiencia y segundo en cómo podía colaborar desde mi para un buen entendimiento. Siempre pensando en la calidad de mis palabras, que no dieran lugar a malas interpretaciones, mucho cuidado en la forma de expresar juicios de valor. El respeto siempre está presente.

Nociones de Programación Neurolinguística me sirvieron para buscar empatía a través de las palabras, seguir el estilo del que me está contratando, para generar "rapport" y una buena comunicación, entendimiento. Mi lenguaje tiene que ser familiar para el otro, si voy a utilizar alguna palabra que creo es dudosa en la significación, la explico por las dudas, no dejo librado al azar si la entenderá. De a poco vamos "armando un diccionario" entre los dos.

Si él me habla de "pantalla", no le contesto refiriéndome a los mismo con otra palabra como "pagina", busco de utilizar su mismo vocabulario.

Muchas veces me pregunté si era necesario ser muy talentosa con mi trabajo para poder "tener mucho trabajo", hoy creo que "saber escuchar" y "responder" constituyen un alto porcentaje en la concreción de una contratación y es parte del talento en si mismo. Es todo un arte

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.