Teletrabajo en Argentina

Por Lic. Perla B. Magliano
perlamagliano@yahoo.com.ar
Experiencias
El Teletrabajo como oportunidad laboral rentable
Claudio Altisen, es profesor de la Universidad de Rosario. Teletrabaja como diseñador gráfico, en actividades académicas vinculadas a disciplinas humanísticas y ha publicado libros que se venden por internet a otros países.

Considera que el futuro del Teletrabajo es sumamente auspicioso, pero en la medida en que se asuma criteriosamente; es decir, sin hacer del mismo una demonización "tecnofóbica". Nos cuenta su experiencia.

¿Desde cuándo es teletrabajador?

Podría decir que me considero teletrabajador desde el primer día que me conecté a la internet en 1996, porque jamás deseé usar la red para otra cosa que no fuera principalmente motivos laborales. Recuerdo que antes de decidir contratar un servicio de acceso, lo que hice fue sentarme a pensar qué es lo que podría hacer con esa nueva herramienta (abierta al mundo) en el escritorio de mi casa.
Obviamente que también uso la internet como medio para divertirme e informarme (al punto que preferiría cancelar mi cuenta de televisión por cable, pero no la internet).

Sucedió también que mi familia tiene una larga tradición de "tele-trabajo", porque mi padre es transportista y, aunque él no sabe absolutamente nada de computadoras, sin embargo todo el trabajo del transporte se resuelve desde una pequeña oficina y con un aparato de teléfono.

¿En qué teletrabaja?

Básicamente me dedico (desde antes de tener mi primera computadora, en 1994) a dos cosas:
a- El diseño gráfico.
b- Actividades académicas en universidades, vinculadas a disciplinas humanísticas.

Lo que he hecho es reconvertir todo o parte de los trabajos que ya hacía a modalidades de "teletrabajo", del siguiente modo:

a- En diseño gráfico, recibo por mail los pedidos de los clientes de mi cartera, envío los presupuestos, les muestro bocetos, hacemos correcciones, tomo de la red los recursos gráficos (tipografías, imágenes, etc.) que pueden servirme para determinados trabajos, etc.

b- En lo académico, hay varias facetas:

1.- De cara a mis alumnos (y sobre todo para aquellas carreras universitarias en modalidad semipresencial), atiendo sus consultas y les facilito recursos en la red que les permiten subsanar el déficit de accesibilidad a bibliografía específica. Además, les facilito el material de mi propia producción en formatos como el html o el PDF.

2.- De cara a mi propio perfeccionamiento docente, la internet me ha resultado un estupendo medio para "estudiar"... ya sea informalmente, organizándome para encontrar y procesar el material que necesito, y también para estudiar "formalmente", es decir, en instituciones universitarias que brindan servicios de tele-educación debidamente acreditados por el sistema educativo formal.

3.- En lo que respecta a los trabajos académicos que realizo "sin alumnos"; esto es, mi participación en centros de investigación universitaria, las técnicas de teletrabajo nos permiten a los profesores miembros, poder llevar adelante trabajos de investigación en "foros de discusión cerrados" donde, entre nosotros, sociabilizamos nuestra producción hasta lograr el texto definitivo, síntesis de nuestro pensamiento en equipo. De ese modo ahorramos largas reuniones, que se hacen cada vez más difíciles de concretar, por los problemas que suele haber para coordinar las agendas de todos los miembros de un equipo de profesionales. Cuando nos reunimos presencialemente, es ya con papeles en la mano, donde casi todo ha sido previamente discutido y acordado por la internet.

4.- En lo referido a las instituciones educativas donde trabajo, también el teletrabajo nos permite mantenernos comunicados para anoticiarnos de cosas institucionales, intercambiar información relevante, atender cuestiones relacionadas con nuestra situación laboral en esa casa de estudios, y todo lo que involucra la "tele-administración" de un equipo de profesores.

5.- De cara a mi propia producción intelectual, las modalidades de teletrabajo me han permitido darle otro giro a mis escritos; por ejemplo:

He publicado libros que se venden por la internet a otros países... y luego cobro mi porcentaje de las ventas por un cajero automático.

He publicado artículos de acceso gratuito en distintas web del mundo, lo cual me ha puesto en contacto con personas muy interesantes y me ha permitido publicar libros en colaboración en otras latitudes, así como también en revistas científicas y especializadas.

Las cosas que he publicado han sido leídas por personas de otras latitudes que luego me han convocado para participar en conferencias y seminarios...

6.- A tal punto esta experiencia va desplegando sus virtualidades, que en este momento estoy desarrollando un proyecto de "asistencia on-line" en temas relacionados con filosofía, psicología y resolución de conflictos (mediación), incluso para "atender" las problemáticas de personas concretas y de modo pago.

¿Está realizando alguna tarea de difusión en Rosario?

Todo el tiempo insisto en la oportunidad que representa el teletrabajo y he tenido la suerte de poder compartirlo desde los medios de comunicación masiva de mi ciudad (básicamente la radio y el periódico). Pero encuentro algunas dificultades...

a- Algunas personas son en verdad "tecnófobas" y tienen demasiados temores y susceptibilidades para con estas modalidades de trabajo.

b- Otras personas, por el contrario, se "fascinan" con la tecnología y creen que se trata de soplar y hacer botellas... entonces entran a la internet para dejar currículums y sueñan con recibir un mail convocándolas para un trabajo super-remunerado que podrán hacer desde la plácida comodidad del living de su casa. O también se embarcan en esas experiencias piramidales que les prometen que "teletrabajando" en un esquema de pequeñas inversiones iniciales (donde sólo gana el organizador y un par más de la cúpula) y con una cadena de asociaciones sucesivas (que es una mentira matemática), irán sumando una fortuna que, en realidad, nunca llega y desilusiona mucho... Muchos de los que hablan del teletrabajo prometen un dinero rápido, fácil, constante y sonante.
Pero cuando en realidad una cosa semejante no ocurre y, como tampoco se les ocurre ponerse a pensar en cómo reconvertir "todo o parte" de LO QUE YA VIENEN HACIENDO laboralmente, pero puesto ahora en términos de teletrabajo; entonces se desilusionan muchísimo y, a veces, se vuelven hipercríticos de estas modalidades.

Pero no es el teletrabajo el que no sirve, es que ellos no han sabido teletrabajar POR SI MISMOS, sin esperar dádivas electrónicas, sino con espíritu de iniciativa, con estrategia, con garra de emprendedores dispuestos a pagar un costo de oportunidad...

En efecto, el teletrabajo no es una lotería digital (no llueven fortunas con hacer un clic con el mouse), ni una lámpara mágica que hay que frotar (ningún genio dadivoso salta del monitor), el teletrabajo es pura y simplemente "TRABAJO"... como cualquier otro y, como tal, para hacer una moneda, "hay que laburar mucho" y saber esperar (discúlpeme el tono tanguero, pero quiero ser muy claro en este punto).

¿Realiza tareas como consultor?

Desde el equipo de investigadores del que formo parte en la Sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario y en la Universidad de El Salvador, realizamos tareas de consultoría (lo hemos hecho para el Ministerio de Educación de la Nación, para UNESCO y para la OEI). Privadamente y hasta el momento, tan sólo me he limitado a concurrir a audiencias radiales y conferencias a las que me han convocado.

¿Cuáles son los logros alcanzados?

Pues bien, los logros alcanzados han sido de distinto tipo:

a- Personalmente, he podido relacionarme con personas interesantísimas y cuyo trato me ha hecho mucho bien... en lo que respecta a mi vida privada y también en lo referido a mi labor profesional (como diseñador, como filósofo y como docente).

b- En lo pecuniario, el teletrabajo me ha reportado ganancias por dos caminos:

1.- Directamente: pues cobro por los trabajos de diseño, por los libros vendidos en la web, y por las clases de consulta a través de la internet, por ejemplo.

2.- Indirectamente: pues muchas de las cosas que he podido hacer a través de la red (relaciones personales e institucionales, publicación de artículos, etc.) han resultado ser ocasión para otras relaciones de las cuales se han seguido luego algunos trabajos que he cobrado.

En cualquier caso, el teletrabajo me ha permitido ser más productivo y dedicarme a más cosas, al punto que puedo decir que trabajo de lo que me gusta.

Mire, le doy un ejemplo: en los últimos cinco minutos y mientras estoy contestando este mail suyo...

01) me acabo de enterar que un colombiano ha comprado un libro mío sobre educación,
02) de la Universidad del Salvador me avisan que tengo que enviarles los resultados de una homologación que un alumno de otra localidad solicitó para mi materia,
03) una alumna me solicita el link a un libro publicado en una web extranjera que yo cité en mi última clase en otra ciudad cercana a Rosario, con ocasión de la muerte en Alemania del filósofo Hans George Gadamer,
04) un cliente de otra localidad me solicita un presupuesto para unas impresiones,
05) otro cliente me da el Ok para imprimirle unas tarjetas de las que le habíamos enviado los bocetos ayer,
06) acabo de recibir el resumen de dos servicios informativos que me llegan desde europa con noticias sobre temas que a mi me interesan y de los que los medios masivos habitualmente no informan,
07) mis primos de españa me cuentan cómo le está yendo a su hijo en la universidad,
08) mi empleado me avisa que por el Estudio de Diseño que tengo a unas cuadras de mi casa, pasó recién una clienta solicitando un presupuesto y quiere que esta noche se lo envíe por mail a su casa,
09) un imprentero me envió su nueva lista de precios,
10) un profesor de Buenos Aires me otorga una prórroga para entregar mi trabajo práctico la semana entrante, por mail, en la universidad donde estoy cursando una carrera...

¡Y todo eso en los últimos cinco minutos y con una computadora ya obsoleta!... mientras estoy tomando mates en mi escritorio, escucho música y mi bebé duerme su siesta en la planta baja, a la vez que mi esposa atiende a las cosas de la casa y conversa conmigo.

Imagínese Ud., en otras circunstancias y sin internet, cuánto tiempo habría tenido que invertir para atender a una pequeñísima porción de esas cosas... todas las vueltas que habría tenido que dar con el auto por la ciudad (yendo de aquí para allá) para cerrar esos negocios con mis clientes, todos los fax que hubiera tenido que mandar para atender a los reclamos de las universidades... y no sé qué hubiera hecho con mis alumnos. Cuánto dinero en correspondencia y en suscripciones hubiera tenido que gastar para mantenerme informado y comunicarme con mi familia.

Se puede ver, entonces, que el teletrabajo es en sí mismo "todo un logro".

Es verdad que vivimos en un país difícil donde todo se hace muy cuesta arriba y a veces se parece demasiado fatalmente al mito de Sísifo; en verdad falta mucho por hacer... pero este es el camino: toda tarea susceptible de ser realizada a la distancia puede ser digitalizada, y a toda tarea que pueda ser digitalizada, le pueden ser aplicadas técnicas de teletrabajo... ese es el camino para discriminar por dónde hay que avanzar con el teletrabajo.

¿Cuál es su visión hacia el futuro del teletrabajo?

Considero que el futuro de esta modalidad de trabajo es sumamente auspicioso, pero en la medida en que se asuma criteriosamente; esto es: sin hacer del teletrabajo una demonización "tecnofóbica" y sin tragárselo como "espejitos de colores"...

El teletrabajo tiene futuro si se lo asume desde una "cultura del trabajo" y no desde la perspectiva del "curro", tan propia de la tristemente célebre "viveza criolla".

Vamos "caminando utopías"... es decir que vamos haciendo realidades que no existen consumadas "en" el presente, pero que despuntan en el horizonte que vislumbramos "desde" el presente.

Libro sobre el teletrabajo:
www.librosenred.com/teletrabajounaopcionlaboraldelfuturodisponiblehoyentupc.asp
Una sinopsis "gratuita" del libro, puede consultarse en:
http://www.ctv.es/USERS/gesworld/Art016.php

Prof. Claudio Altisen
www.advance.com.ar/usuarios/zazen
Filosofía y Ciencias de la Educación
Cs. Sociales y Humanidades
Master en Educación Psicoinformática
Diseñador Gráfico
Mediador

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.