Teletrabajo en Argentina

Por Martín Sanchez
martsanchez@gmx.net
"Es imprescindible desarrollar una buena imagen corporativa de uno mismo"
Luciano Testi Paul es estudiante de publicidad en la UCES. Trabaja a distancia para Global VO IP, una empresa de telecomunicaciones digitales que, para reducir costos, cerró sus oficinas y propuso a sus trabajadores realizar las tareas desde sus hogares.

¿Qué tarea realiza en Global VO IP?

Me encargo de todo lo que es diseño, desarrollo de la imagen de los productos y servicios, sitios de Internet y presencia online de la empresa, con especial énfasis en el diseño web.

¿Dónde se ubicaba Global VO IP y cuándo cerró sus oficinas?

La empresa tenía las oficinas sobre la calle Sarmiento al 1500 de Capital Federal y se cerraron a principios de marzo de 2002.

¿Cómo le planteó a usted la empresa la posibilidad de teletrabajar?

La idea original de la empresa era llevarnos a Miami en dónde se está instalando ahora, pero como estoy todavía cursando las últimas materias de la facultad, tuve que quedarme en Buenos Aires. En Argentina quedamos dos trabajadores y estamos negociando con la empresa las condiciones laborales.

¿En qué estado están esas negociaciones?

La empresa nos pidió que nos anotásemos en monotributo para poder justificar los giros postales con nuestros salarios desde Norteamérica. Esa propuesta la rechazamos y contrapropusimos establecer una relación de dependencia con un ingreso mensual equivalente a cuando trabajábamos en las instalaciones de la calle Sarmiento.

¿Usted qué sabía del teletrabajo, que opinión tenía de esa modalidad laboral?

Yo era un poco reticente a teletrabajar. Mientras estuve en las oficinas muchas veces teletrabajé. Veía que desde mi casa perdía aspectos positivos de estar trabajando en una lugar físico con otras personas, donde factores como el contacto humano o el intercambio de ideas pueden enriquecer el trabajo.

Otro punto importante es que al teletrabajar pierde sentido hablar de jornada de 8 horas. La idea es la del trabajo por objetivos, hoy muchas empresas trabajan por objetivos. Nosotros nos manejábamos de esa manera inclusive cuando estábamos en las oficinas. Lo importante es que las cosas estén hechas para cuando quedaron establecidas.

¿Qué aspectos ve usted como positivos y cuáles como negativos del teletrabajo?

Veo como algo positivo que el tiempo lo manejo yo y diseño a la hora que yo quiero. También me resulta beneficioso no tener que trasladarme hasta el centro todos los días.
Como negativo quizá se pierda un poco la noción de empresa, la noción de pertenencia de los empleados con un objetivo común. Se vuelve difusa la visión global del proyecto y cada uno queda un poco atomizado en la pequeña parte del trabajo que le corresponde.

¿Con qué hardware y software lleva adelante sus tareas?

De hardware no necesito una máquina de última generación porque trabajo con imágenes de baja resolución, aunque estar actualizado es importante. Lo que sí es imprescindible es tener una buena conexión, banda ancha o fibra óptica es altamente recomendable para la transferencia del material. Yo estoy conectado prácticamente las 24 horas.

De software uso programas como el Dreamweaver, que es un editor visual de html, para trabajar en imágenes principalmente el Photoshop, el Image Ready para exportar el material a la web, el Ilustrator para manejo de vectores y curvas, y Flash para animación.

¿Cómo percibe usted al teletrabajo en el futuro?

El teletrabajo lo veo más como una definición dura aplicable a lo técnico y ejecutivo de las empresas, por ejemplo para lo que tiene que ver con Data Entry, lo contable, la asistencia al cliente de los web sites, etc.
Yo me inclino más por el concepto de trabajo "Free Lance", aquél en el cual se contrata a la gente por proyecto. Quizá el teletrabajo sea una etapa intermedia entre el trabajo tal cual lo conocimos hasta ahora y cómo será en el futuro con el free lance.

Al menos en el ámbito del diseño web, el mercado se está tercerizando, la infraestructura de las empresas que se dedican exclusivamente a la imagen las vuelve incompetentes. El 90 por ciento de diseñadores que yo conozco se "free lancean". En esa dinámica hay que saber presupuestar y conocerse a sí mismo en cuanto a los tiempos que uno tiene de trabajo.

Lo importante es ser creativo, buscarse los clientes y hacerse de un nombre. Es importante tener una buena agenda de contactos y no tomar trabajos que uno cree que no va a poder cumplir por las condiciones que se imponen.

Creo que es imprescindible saber desarrollar una buena imagen corporativa de uno mismo. El alterego digital de Luciano Testi Paul es 100LUZ y puede ser contactado en su manifestación http en: http://100luz.com.ar/

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.