actualidad

Mirta Hernandez
mirthahernandez841@hotmail.com
Maria Laura
mlauraov@adinet.com.uy
Arnaldo Grilli
ajcgrilli@yahoo.com.ar
Salazar Geovanny
agsalazarb@yahoo.com

1 de Diciembre de 2005
El SPAM: correo electrónico no deseado
Más de los dos tercios del tráfico de mail que circula hoy en día consiste sólo en SPAM.

Sin duda el correo electrónico es una de las herramientas fundamentales para el desarrollo de las comunicaciones de hoy y forma parte de nuestra identificación personal ante el mundo. La facilidad con la que nos comunicamos desde cualquier parte, abrió todas las fronteras; pero también dejó camino para la libre entrada de la información no deseada: el SPAM.

El SPAM es el uso abusivo del correo electrónico por parte de intereses privados, en perjuicio de la comunidad virtual en su conjunto. Es una forma de publicidad cuyos costos corren por cuenta de un usuario que, ni ha solicitado, ni desea recibir la información en cuestión.

Uno de los principales argumentos empleados por los defensores de estos mensajes es que un correo-e no es SPAM, mientras tenga la opción de que quién lo reciba se salga de la lista, generalmente mediante un mensaje enviado que diga en el asunto “REMOVER”.

A parte de que no tiene mucho sentido el que un usuario tenga que solicitar que le excluyan de una lista a la cual no pidió pertenecer jamás, sin duda alguna el primer mensaje enviado ya se constituyó en SPAM, puesto que no estaba autorizado. Además, cuando el volumen de este tipo de mensajes recibidos por un usuario promedio crece, el enviar un mensaje de exclusión para cientos de listas sería igualmente inmanejable.

Por otra parte, casi un tercio de estas opciones para salirse de la lista no funcionan y, algunos de los que sí lo hacen, son empleados por los generadores de SPAM como forma de verificar si la dirección está activa y seguir enviando mensajes no solicitados.

La mayor parte del SPAM proviene de sólo 19 empresas de publicidad ubicadas en los alrededores de Boca Ratón, estado de la Florida. Esas 19 compañías distribuyen la friolera de 54 millones de correos electrónicos no solicitados al día. Mediante un simple cálculo, veremos que suman cerca de 20 mil millones de mensajes al año.

Origen y evolución

El SPAM convive con nosotros desde hace casi 30 años, ya que fue en 1978 cuando la empresa de marketing que manejaba los negocios de DEC (Digital Equipment Corporation) envió a 400 personas, vía Arpanet, un correo no solicitado exaltando las virtudes del “nuevo” —para la época— ordenador DecSystem 20.

El SPAM ha recorrido un largo camino desde entonces: más de los dos tercios de todo el tráfico de mail que circula hoy en día consiste sólo en correo-e no deseado.

Un tercio de todos los usuarios de mail del mundo denuncian que el 80% de los mails que reciben diariamente es sencillamente SPAM.

Las nuevas tecnologías llegan para agravar el problema: técnicas como el denominado "phishing", (pesca), hacen que los correos espurios parezcan haber sido remitidos por Instituciones o individuos en los cuales la víctima confía, logrando de este modo evadir los filtros establecidos en los sistemas anti-spam. Los SPAMs de phishing están orientados, en verdad, a robar las claves de la computadora del usuario y las de sus tarjetas de crédito u otra información críticamente sensible. El phishing genera pérdidas anuales de más de 1200 millones de dólares por año, sólo en usos criminales de tarjetas de crédito.

¿Es posible hacer algo para combatirlo?

En 1997, David Heckerman y Robert Rounthwaite, crearon el primer filtro anti-spam basado en sistemas “capaces de aprender”.

Los sistemas con capacidad de aprendizaje son programas altamente especializados, que pueden aprender a distinguir los mensajes de SPAM de los emails legítimos. La principal peculiaridad de estos sistemas, apuntan los ingenieros, es que no se dejan confundir con tanta facilidad por algunas palabras o frases incluidas al azar para desvirtuar y enmascarar la verdadera naturaleza del mensaje espurio.

La sorda lucha entre Spammers y anti-spams tiene hoy, las características de una verdadera carrera armamentista de la Guerra Fría: uno de los rasgos más irritantes del SPAM estriba en que, a cada paso que los ingenieros en sistemas se atreven a dar para contrarrestarlo, el Spammer responde con un cambio inteligente e innovador que le permite rodear el obstáculo. Esta espiral de avances ha determinado una especie de evolución pseudo biológica en ambos bandos, a la cual se le suma el hecho desolador de que, tanto técnicos como legisladores, históricamente han hallado grandes dificultades para definir lo que es SPAM y lo que no.

Sabiendo que la mayoría de los usuarios de computadoras conectadas a Internet son niños, uno de los peores aspectos del SPAM, - éste ya directamente encuadrado en las actividades criminales -, es la constante aparición en nuestras casillas, de fotos pornográficas. Afortunadamente, los investigadores han hecho también grandes avances en sus esfuerzos por frustrar el ingreso de material de este tipo a nuestras computadoras.

Un acercamiento complementario para detener el SPAM debe ser la legislación gubernamental. Los norteamericanos adoptaron en enero de 2004 un acta denominada CAN-SPAM. Esta acta no declara ilegales a los mensajes de SPAM, sino que solamente prohíbe el uso de ciertas técnicas ilícitas, como falsear la información del campo From; es decir, la dirección del remitente del mensaje.

Como otras iniciativas similares, el CAN-SPAM no parece funcionar: la circulación de mensajes espurios con campos From: falsos se incrementó de un 41 a un 67% desde que el acta entró en vigor.

La Comunidad Europea, por su parte, se comportó de modo mucho más agresivo: sus leyes de opción positiva ("opt-in") evitan, en teoría, que las empresas comerciales envíen publicidad no solicitada sin la autorización expresa del destinatario.

Al igual que en el caso estadounidense, estas leyes no sirven para nada. Lo único que han logrado las leyes europeas es que las empresas legítimas no envíen publicidad
Spammeada. Lo cual es ridículo. ¿Alguna vez recibió usted un SPAM de Ford, BankBoston, Coca-Cola, AmericanExpress, British Caledonian, ITT o Topper?
Por supuesto que no. Las compañías legales no utilizan el SPAM, simplemente porque disponen de ingentes presupuestos para publicidad que les permiten contratar espacios televisivos, gráficos o murales que literalmente cuestan decenas de millones de dólares y son miles de veces más efectivos que el triste y lamentable SPAM.

Si las armas químicas y biológicas son las "armas nucleares de los países pobres" por su alta eficiencia en relación a su escaso costo, el SPAM es la "publicidad televisiva" de los empresarios paupérrimos, ya que tiene una escasa efectividad frente a un costo ínfimo.

Con respecto a la necesidad de solicitar permiso antes de mandar email que exige la ley europea, analicemos el caso de las empresas ilegítimas (por ejemplo una compañía de pornografía)... ¿A que no adivina cómo le solicitarán su autorización expresa para enviarle SPAM? La respuesta es obvia: ¡a través de un mensaje masivo que incluye en sí mismo la publicidad! O sea: la norma anti-spam sólo consigue generar más SPAM.

Existen varias organizaciones mundiales en contra del correo-e no deseado, las cuales generan las llamadas listas negras, que son registros de máquinas consideradas como
“Open Relay”; es decir, servidores que se dedican a capturar direcciones, y que envían SPAM. De esta manera los servidores de correo electrónico configurados con estos filtros, no reciben emails enviados desde esas máquinas.

Adicionalmente, los entes gubernamentales están haciendo esfuerzos en la creación de regulaciones y leyes que permitan penalizar a los Spammers o Spmameros de forma legal.

Legislación en América Latina

Actualmente Latinoamérica no cuenta con una legislación muy completa en cuanto a la protección contra el correo-e no deseado, a pesar de que muchas de sus Naciones lo están incorporando poco a poco a su cuerpo legal.

En los casos particulares de los países de quienes participamos en este trabajo, debemos decir que en el Ecuador no existen al momento corrientes oficiales que tiendan a la vigilancia del spam. Sin embargo es una puerta abierta al control de la información que no tardará en ser tomada en cuenta.

En Uruguay por su parte, existe desde hace un largo tiempo un Proyecto de Ley sobre el tema, pero nunca fue tratado en Cámaras. En Argentina no se ha encontrado información al respecto.

Aspectos positivos del SPAM

Si bien observamos al spam desde un perfil negativo, DEBEMOS CONSIDERAR QUE, COMO EN TODOS LOS ASPECTOS DE LA VIDA, ESTE DEBE DE TENER UN LADO POSITIVO. Pero la gran pregunta es, ¿Existe realmente un lado positivo?

Si lo analizamos desde el punto de vista comercial, al SPAM se lo considera una censura; ya que los empresarios, o cualquier ente que quiera promover sus productos o servicios, se ven limitados por las herramientas implementadas por los servidores de correo electrónico mencionadas más arriba.

En los últimos 5 años, las empresas se están dando cuenta de que el mejor medio para publicitar es Internet. Esto se debe a la gran afluencia de personas que día a día hacen uso de este medio.

Esto, no solamente perjudica a las empresas, si no que también algunas personas se ven afectadas porque consideran que no pueden expresarse libremente. Los hacedores de dichas herramientas para evitar el SPAM utilizan la excusa de crearlas mismas, con el fin de proteger los derechos del receptor. Una de las tantas actividades para concienciar a las personas de que deben rechazar el SPAM son las diferentes campañas que se han realizado en todo el mundo silenciando las ideas e impidiendo los vínculos informales de comunicación que el e-mail ha generado.

De hecho las Pimes, “Pequeñas y Medianas Empresas”, son las más afectadas; ya que las grandes y reconocidas empresas poseen sus propias formas de llegar a los consumidores con sus productos y/o servicios. Sin duda existen muchas compañías que han optado por utilizar como único medio Internet, favoreciendo así al consumidor, quien encuentra una gran cantidad, variedad y calidad de productos; lo cual pone en juego la competencia entre dichas empresas, ya sean de un mismo, o de diferente rubro abriéndole de esta manera un sin fin de alternativas a los consumidores.

A modo de conclusión

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, y basándonos en las opiniones de los integrantes de este grupo, consideramos que el control del spam no debe ser impuesto por disposiciones establecidas por gobiernos o acuerdos internacionales. La libertad de dar o no dar cabida a cierta información es intrínseca a cada ser humano. Debemos contar con la posibilidad de seleccionar la información que queremos conocer.

Por otra parte, la importancia de contar con medios masivos de información de costo relativamente bajo, es crucial para el funcionamiento de diversas Instituciones, así como de negocios de bajos ingresos que requieren la difusión masiva de sus actividades.

Creemos que los esfuerzos técnicos y legales realizados en procura del control del SPAM, aún no logran detener de manera efectiva estos envíos. Queda entre nosotros comprender el problema y aprender a vivir con él, procurando evitar la mayor dificultad generada por el correo-e no deseado: el paradigma de que todos los envíos masivos son SPAM, eliminando la opción de publicidad dirigida, información continua y comunicación integral a través del e-mail.

Trabajo realizado por:
Mirtha Hernández (Argentina)
María Laura Olivera Viña (Uruguay)
Arnaldo Grilli (Argentina)
Geovanny Salazar (Ecuador)

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.