actualidad
Por Beatriz Busaniche
busaniche@caminandoutopias.org.ar
Emigrados.
El 2002 tuvo el record de emigraciones del país. Decenas de miles de argentinos se van en busca de mejores oportunidades a países como España e Italia. Desde el 2000, los argentinos expulsados por la crisis son aproximadamente 260 mil personas, en su mayoría graduados de diferentes niveles de educación secundaria y universitaria.
Estos datos publicados por el diario página 12 el 25 de mayo de 2003 muestran a las claras la necesidad de una organización como TIC.

Los datos desarrollados por la Dirección de Migraciones muestran que en el 2002, hubo 89.680 personas que salieron de Ezeiza y no volvieron. Esa cifra es superior a la de los años 2000 y 2001 que ya habían sido record. Esos mismos datos indican que en los primeros tres meses de este año, otras 20 mil personas siguieron la misma ruta.

La emigración no sólo se debe a la crisis económica, sino, y sobre todo, a la frustración de muchos argentinos que tienen ciertas expectativas de progreso que no se ven satisfechas.

¿Qué pasaría si esos argentinos tuvieran la oportunidad de trabajar para esos países a los que emigran, sin tener que abandonar el país? Muchos de ellos seguramente no optarían por la dura decisión de emigrar.

Utilizando las Tecnologías de la Comunicación y la Información (TIC’s), muchos de estos argentinos profesionales tendrían la oportunidad de trabajar para contratantes extranjeros, con tarifas internacionales y con todas las condiciones de progreso, pero sin la traumática necesidad de abandonar sus países de residencia y sus hogares.

El otro punto crítico de la emigración es la ilegalidad. Salvo aquellos que tienen pasaportes habilitados para hacerlo o contratos previos de trabajo, la mayoría de estos argentinos que emigran lo hacen en condiciones de ilegalidad, lo que muchas veces los obliga a aceptar empleos de baja calificación porque sus títulos no les sirven en los países de destino, o simplemente, porque su situación legal no les permite conseguir un empleo acorde a su formación.

No hace falta hablar de la pérdida social y económica que significan estas emigraciones para el país. La mayoría de los que optan por salir vía Ezeiza son profesionales formados con la alta calidad de las Universidades Públicas Argentinas. La pérdida es crítica ya que emigran personas en las cuales el Estado ha invertido años de trabajo y que no estarán disponibles en el futuro.

Por eso trabajamos en TIC. Uno de nuestros objetivos es evitar este tipo de emigraciones a través de la articulación de una oferta de teletrabajadores altamente capacitados y la generación de una demanda de contratantes tanto fuera del país como en regiones dispersas del mismo.

El objetivo es muy ambicioso, pero TIC ya está trabajando para cumplirlo.

Conozca TIC en
http://www.caminandoutopias.org.ar/consulta_especialistas/principal.phpl

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.