actualidad

Por Jorge Garrido
grd@fibertel.com.ar

Miedo al cambio

En la Primera Jornada Universitaria para la Formación Académica en Teletrabajo que tuvo lugar el 11 de junio en la Facultad de Derecho, las licenciadas Adriana Aschenazi y Alicia Prado de la Fundación Salvat reflexionaron sobre el cambio.

A pesar del vaticinio de Alvin Toffler en la "Tercera Ola" que las metrópolis como tal, las concentraciones urbanas tendían a desaparecer, en los últimos años ha ocurrido lo contrario.

Los conglomerados urbanos se han densificado, pero las demás predicciones se han ido cumpliendo, basicamente la salida de la sociedad industrial y el ingreso a la sociedad del conocimiento. La irrupción inexorable del ordenador en la vida cotidiana trajo consigo entre otras cosas, el advenimiento de las casas inteligentes, el desarrollo del comercio electrónico y los programas de teletrabajo. Es decir la tecnología al servicio de la gente tiende a facilitar y mejorar la calidad de vida, gran parte de actividades cotidianas podemos cumplirlas ahora a través de la computadora, trabajar inclusive.

Se confunden las causas, se cree que la desocupación se originó por la tecnología, cuando en realidad lo que está cambiando es un sistema de vida.

En la sociedad industrial, el protagonista era el capital, ahora en la sociedad del conocimiento, éste es precisamente el protagonista. Trabajo no falta, lo que está dejando de existir es el empleo ¿Por qué?

Porque ha cambiado el concepto, está dejando de existir la relación de dependencia tradicional, el empleo por vida, la fidelización con una empresa, tradicionalmente premiada al cumplir una cantidad de años de permanencia en el mismo puesto o en el mismo sector de esa empresa.
En la actualidad se tiende a la reducción de estructuras, al pensamiento sistémico, es decir valorar la función de cada componente del sistema sin perder la noción del conjunto, fomentando la cooperación y privilegiando la actitud y la aptitud.

Debemos aceptar el cambio en este proceso en que estamos instalados, se tiende hacia el autoempleo, con la capacidad de autoabastecerse y autogestionarse.
Este proceso produce inevitablemente crisis, que dejan no obstante resultados positivos.
El teletrabajo se originó y creció en épocas de crisis en Estados Unidos: crisis del petróleo, terremoto de San Francisco, las Torres Gemelas recientemente.

Aterrizando en nuestra realidad, dos reconocidos expertos en situaciones de crisis dicen que los argentinos son los primeros en vivir una desestructuración que los demás van a vivir después, por lo menos en parte.

En la actualidad, los jóvenes desisten de seguir estudiando, haciendo una mala lectura de la realidad: "Querés que termine laburando de taxista?", cuando en realidad lo que se cotiza actualmente es justamente el conocimiento, aquí o en cualquier lugar del mundo, desarrollado o no desarrollado. Este concepto se ajusta tanto para los individuos como para los países.

Al comprender el proceso y vislumbrar las posibilidades futuras se distiende nuestra actual sensación de estrés, el camino aparenta ser difícil e incierto, porque todavía tenemos puesto el traje viejo, a medida que nos vayamos sacando la ropa vieja y nos vayamos poniendo la nueva iremos sintiéndonos mejor. La ropa nueva es nueva por falta de uso y porque no la conocemos, es nueva en todo sentido. Es un estreno!

Es imprescindible estar dispuestos a procesar el cambio: aprender, estar actualizados, compartir y ser lo suficientemente creativos para enfrentar la realidad. Pensar globalmente y ser lo más eficientes posible. Deliberar menos y actuar más. Nada es para tanto y todo es posible.

Hölderlin decía: "El fuego mismo de los dioses, día y noche, nos empuja a seguir adelante. Ven, miremos los espacios abiertos, busquemos los que nos pertenecen por lejanos que estén."

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.