actualidad

Por Alejo Giles
alejogiles@sinectis.com.ar
Argentinos en acción
La Red Solidaria realiza día a día utopías cumplidas: ayudar al prójimo. En un principio, el proyecto se llamó Red Informática Solidaria ya que sus creadores explotaron al máximo las posibilidades de una PC y una línea telefónica.

La crisis apabulla. No es difícil paralizarse ante tanta mala noticia. Mientras la inflación, registro estadístico olvidado por más de una década, hace descender a su paso a miles de argentinos por debajo de la línea de pobreza, hay quienes se ponen en movimiento todos los días para ayudar a los demás.

La Red Solidaria nació hace ya siete años. Los fundadores, un grupo de amigos sin demasiados recursos, movidos por la ofensa de la desigualdad. La idea, establecer un nexo entre las personas necesitadas y las instituciones o las personas dispuestas a poner manos a la obra.

En un principio, el proyecto se llamó Red Informática Solidaria ya que sus creadores explotaron al máximo las posibilidades de una PC y una línea telefónica.

Pero esta vía tocó su límite, por razones obvias: muchas de las personas que necesitan ayuda de La Red no disponen de acceso a Internet. Por eso desarrollaron un sistema de recepción permanente de llamadas telefónicas. Hoy, son setenta los voluntarios que atienden llamadas desde sus hogares. Ellos son los que clasifican los pedidos y se ocupan de buscar soluciones

En la búsqueda de nuevas formas de comunicación, la organización desarrolló su site de Internet, www.redsolidaria.org.ar. Desde allí, se invita a difundir las campañas de La Red vía cadena de correo electrónico o imprimiendo la home page y pegándola a modo de afiche en colegios o en la vía pública. También desde la página se puede participar en chats solidarios o foros de discusión.

En momentos en que la dignidad parece puesta de rodillas, proyectos como el de La Red Solidaria ayudan a quebrar el "no se puede hacer nada". Más de 200 organizaciones colaboran con la Red y el número de voluntarios crece en momentos críticos como el actual. El objetivo no es pedir donaciones, sino despertar un verdadero vínculo solidario entre el que tiene algo para ofrecer y el que no tiene nada.

Algunos de los números que La Red presenta con orgullo son los 350 pacientes asistidos con HIV, los 80 comedores y hogares abastecidos con alimentos, la ayuda prestada a 120 escuelas rurales o las 220.000 auxiliadas con ropa y comida por inundaciones. Estos son solo algunos de los casos en que la Red Solidaria tendió su mano.

Juan Carr, cara visible del proyecto, señala en un apartado de la página web que "la solidaridad es un sentimiento que nos mueve a responder a las necesidades de los demás. Puede uno sentir una emoción pasajera que solo dure un instante. Otras veces, puede permanecer, arraigarse dentro nuestro y convertirse en un COMPROMISO." Ojalá la solidaridad sirva de cemento unificador para una sociedad en peligro.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.