actividades


Marina Riegner

1 de julio de 2008
Telecapacitados en la II Jornada de Teletrabajo y Teleformación, de España

En el marco de la II Jornada de Teletrabajo y Teleformación “Nuevas oportunidades para colectivos desfavorecidos” fui convocada, junto con Cristian Salazar (de Chile), para brindar una videoconferencia sobre la investigación

En el marco de la II Jornada de Teletrabajo y Teleformación “Nuevas oportunidades para colectivos desfavorecidos” fui convocada, junto con Cristian Salazar (de Chile), para brindar una videoconferencia sobre la investigación “Telecapacitados”. El evento, que se realizó en la ibérica ciudad de Salamanca, fue organizado por la Unidad de Nuevas Tecnologías del Instituto de Mayores y Servicios Sociales del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte de España.

Mi videoconferencia, brindada desde Argentina, fue una introducción general de “Telecapacitados: Teletrabajo para la inclusión laboral de personas con discapacidad”, tal el título completo de la investigación.

En primer lugar conté que este estudio se lleva a cabo en la Comisión TIC de USUARIA y que cuenta con el financiamiento del Centro de Investigaciones para el Desarrollo, de Canadá (IDRC). Luego expliqué que “Telecapacitados” se llama así porque es una síntesis de los dos pilares de la investigación: el teletrabajo y la discapacidad.

A través de una pantalla gigante, el auditorio español se enteraba de que los países participantes de “Telecapacitados” son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, México, Perú, República Dominicana y Uruguay. También le informaba al público de Salamanca que el objetivo general de “Telecapacitados” es el análisis de la situación socio-laboral de las personas con discapacidad para estimar si el teletrabajo puede ser una alternativa para su inclusión laboral.

Entre las consecuencias positivas de la difusión de “Telecapacitados” mencioné: la invitación a ese evento, la iniciativa para armar un call center con personas con discapacidad en República Dominicana, la oferta de una pasantía en Alemania para una persona con discapacidad mayor de 18 años que hablara alemán y la convocatoria a miembros del equipo para participar en el III Congreso Iberoamericano de Teletrabajo, que se desarrollará en septiembre en la ciudad de Bogotá (Colombia).

Finalmente, cuestioné esa creencia social tan arraigada que dice que el teletrabajo aísla a las personas con discapacidad y contrapuse una opinión compartida por todo el equipo de “Telecapacitados”: el mayor aislamiento para las personas con discapacidad no es el provocado por el teletrabajo sino el causado por la desocupación.

Desde las oficinas de la Universidad Austral de Chile, Cristian Salazar brindó una videoconferencia sobre los avances de la investigación. En su exposición, Salazar dijo que en la mayoría de los países participantes de “Telecapacitados” faltan datos sobre uso y posesión de tecnologías por parte de las personas con discapacidad y destacó que sólo Brasil y Chile tienen información al respecto. Además expresó que las discapacidades predominantes son la visual y la motriz.

Según la información recabada para “Telecapacitados” y haciendo un promedio de los datos macrosociales de todos los países, Salazar indicó el porcentaje de personas con discapacidad es el 7,4 % de la población. De este universo, el 17% está constituido por población económicamente activa. Pero la dura realidad muestra que la mayoría de la población con discapacidad se encuentra desocupada y tiene como único ingreso su pensión por invalidez que, generalmente, es de un monto inferior al sueldo mínimo.

En ese sentido, el expositor chileno manifestó que la contratación de personas con discapacidad debería ser una política de responsabilidad social empresaria. Además, indicó que los contratantes consultados señalan que las personas con discapacidad suelen ser muy productivas, honradas, éticas y discretas.

Las actividades que realizan estos teletrabajadores son muy variadas: ventas de tickets, traducción, televigilancia, e-learning y asesorías diversas. Sin embargo, Salazar destacó que muchos trabajadores a distancia no tienen conciencia de serlo. Es decir, no saben que están teletrabajando.

Algunos desafíos pendientes para la región de América Latina y el Caribe son, según Salazar: el logro de una mayor escolaridad y capacitación en TICs de este colectivo, la eliminación de la discriminación oculta por parte de los contratantes dada a través de los bajos sueldos y de la ausencia de una infraestructura adecuada y el efectivo cumplimiento de las leyes de cupo existentes en la mayoría de los países involucrados en la investigación.

Finalmente, cabe destacar que después de la videoconferencia se cerró dicha Jornada de Teletrabajo y Teleformación, a la que fuimos los únicos disertantes de América Latina invitados.

Para escuchar las ponencias:

http://www.telecapacitados.tic.org.ar
http://www.imsersounifor.org/Jornada/13.htm
http://www.imsersounifor.org/Jornada/14.htm

MARINA RIEGNER.

más notas

imprimir nota

Información: info@caminandoutopias.org.ar


mail2web.com - Lea su correo electrónico

Lea todos sus correos POP3 desde cualquier equipo, en cualquier lugar del mundo.
¡Sin necesidad de registrarse!

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons License.