Editorial

HACE 9 AÑOS

Un día de Diciembre del año 2000, estábamos Sonia y yo, parados y apoyados en el marco de la ventana de la sala donde se reunía el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, presidida por el Doctor Fortunato Mallimaci. Lo acompañaba el vice, Dr. Norberto Alayón.

[1ro. enero 2010] El ambiente estaba “caldeado”. Se insinuaban discusiones acaloradas.  
Estaba repleto de estudiantes, profesores, intelectuales e investigadores, que iban a tratar y muchos a presenciar los temas propuestos para ese fin de año, y que necesitaban aprobación para ponerse en práctica al año siguiente.


Sentíamos que nos iban a tomar examen.  Estábamos nerviosos y exitados.


Sonia, más “canchera”, era profesora de la Carrera de Relaciones del Trabajo, trataba de calmarme, diciéndome que ya lo iban a tratar.


Hacía algunas semanas habíamos presentado un Proyecto para la creación en la Facultad de un Centro de Teletrabajo y Teleformación (CTT).


Teníamos en nuestras manos varias carpetas llenas de informes, apuntes, declaraciones, investigaciones, artículos científicos, nuestras propias reflexiones sobre el Teletrabajo.  Estábamos dispuestos a responder las preguntas que nos habían dicho que nos iban a hacer.  Por los “pasillos” de la Facu corrían rumores “catastróficos”.  No esperábamos nada bueno. Estábamos expectantes.


Resulta que, durante 1999 y el 2000, Sonia y yo nos reuníamos todos los miércoles a las 16:00 hs. en algún bar frente a la Facu. para estudiar. Leíamos juntos todos los materiales internacionales y nacionales que llegaban a nuestras manos, que hablaban de esa nueva forma de trabajar, de Teletrabajar.  Estábamos absortos.


Discutíamos mucho. Somos distintos. Y... esas diferencias nos unían más. Felices porque habíamos descubierto algo que nos llenaba de dicha.


Habíamos descubierto los cambios históricos que se estaban produciendo con los descubrimientos científicos y tecnológicos del hombre, su repercusión en las relaciones de trabajo, en las relaciones laborales, en las relaciones sociales, en la familia, en el comportamiento humano, en la llamada “sociedad del trabajo “.


¡Qué alegría se siente cuándo nos dábamos cuenta de los procesos de innovación!     ¡Cuándo nos dábamos cuenta de los cambios de época que se estaban operando!... de los cambios por la aplicación de las TIC, que se estaban dando en el mundo del trabajo.


Además de la diferencia de edad, le llevo más de 30 años, había y hay diferencias ideológicas, miradas diferentes, conceptos distintos, producto de nuestras vivencias y estudios.  Nos íbamos conociendo. Nos unía y sigue así, la construcción de un conocimiento crítico, cuyo depositario es la sociedad.

Nos conocimos en la facultad a mediados de 1998. Yo era Coordinador General del Programa “Sociales Sale a la Calle" donde muchísimos profesores y docentes de todas las carreras, viajaban a distintos barrios de la capital y el conurbano para dictar talleres sobre temas que las organizaciones populares me solicitaban.


La directora de la carrera de RR.TT. ante un pedido mío, me dijo: …“voy a presentarte a la profesora ideal para dar esos talleres “...  Así nos conocimos. Sonia dio un taller en el Sindicato de Comercio de Morón, a todo el cuerpo de delegados, luego de haber conversado en varias reuniones en la sede sindical, con los compañeros de la dirección de SEOCA.


Con la Resolución 2069, por unanimidad de todo el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, ese día de diciembre del 2000, ante la presentación del tema a tratar por parte del Dr. Mallimaci, se crea el Centro de Teletrabajo y Teleformación (CTT) sin ninguna objeción.


Nos quedamos atónitos. No lo podíamos creer. Nos nombraban Directores del Centro. Desde la Secretaría de Extensión, comenzaba nuestra labor.
¡Qué fin de año aquel ¡!!


¡Nosotros y nuestras familias, brindábamos y reíamos. Surgían planes, proyectos, ideas nuevas a llevar a cabo con los estudiantes y personal docente!

Desde ese momento, Sonia desplegó toda su capacidad y su iniciativa marcó los rumbos del CTT. Fueron 9 años de intensa labor. Fue el Primer Centro de Teletrabajo y Teleformación Universitario.


Miles de personas, profesionales, trabajadores del campo y de la industria, funcionarios nacionales, investigadores internacionales, maestras, alumnos, dirigentes sindicales y sociales, en fin, todos los que conocen el CTT valoran el aporte que el CTT, Sonia en particular, ha hecho al conocimiento del Teletrabajo, y a la Teleformación de teletrabajadores que actualmente viven de esta nueva forma de trabajo.


A pesar de las incomprensiones, de las críticas infundadas, de las medidas inconsultas, el CTT cumple los 9 años de existencia, en la noble tarea de difundir “”estrategias de fomento de inserción laboral….incluyendo el empleo de Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) y el Teletrabajo para la generación de trabajo digno...” (Declaración de Lisboa. XIX Cimeira Ibero-Americano. Portugal 2009 )


¡FELIZ AÑO 2010!
A LOS ACTUALES Y FUTUROS TELETRABAJADORES. ¡SALUD!

Naum Poliszuk
Co-Director del CTT
Por Resolución 2069
FCS. UBA.

Fuente: ()