Editorial

Drones y teletrabajo

Últimamente hemos escuchado que los drones deben ser regulados. Podrían servir para teletrabajar? Parte de la futura logística de cualquier distribuidora de pequeños envíos podría utilizarlos? Qué es un dron?

Un dron es un objeto volador o cuadricóptero que no necesita tripulante. Han sido utilizados en tácticas de guerra y en ambientes militares, pero ahora llega y se instala también en la vida comercial de nuestras sociedades.

Algunas de sus características son:

Un amplio panorama de usos sociales y comerciales se abre alrededor de los drones. Podrían facilitar el rodaje de películas, la distribución de productos, de correspondencia, la entrega de alimentos en zonas donde el acceso es imposible, o ser el equivalente del búho de Harry Potter al cual podríamos acceder cada uno de nosotros. Desde luego, el uso non santo es otra de sus posibilidades.

Hasta en el mundial se utilizaron drones, al parecer Francia denunció ante la FIFA que espiaron sus entrenamientos en Sao Paulo.

La empresa Amazon estima que en cinco años distribuirá los envíos que no superen 2,2 kg por medio de estos dispositivos. Algunos estiman que el costo será elevado debido a que podrían ser robados en el camino.

El Municipio de Tigre en Buenos Aires, Argentina, sumó drones a lucha por la seguridad. Los usos serán seguridad pública; incendios/defensa civil; control de obras e industrias; tránsito vehicular, tránsito fluvial/delta y control de multitudes.

El ejército argentino ha desarrollado su propia tecnología de drones. Brasil es el país que más drones tiene y le vende drones a Bolivia para usos militares.

Cuál es el valor de los drones? Los drones se cotizan según su clasificación de micro, minis y estratégicos. Influye en su precio el tamaño, la carga y su autonomía. Los valores van desde US 700 en adelante, pero los más pequeños pueden valer solo US 130.- y lo más importante es que cada año son más baratos.

Qué pasa con la privacidad? Se estima que se construirán unos 35000 drones en el mundo en poco tiempo y por ello nos preocupa la privacidad de los datos y de las personas observadas por estos cuadricópteros.

Además un dron puede portar drogas, bombas o armas. Cualquiera -aunque parezca de ciencia ficción- podría observar a un enemigo, adversario, o como quieran llamar, mediante las cámaras de alta fidelidad de 360 grados y disparar un arma apretando una tecla de un control remoto o mismo desde un celular, estando a cientos de metros o kilómetros.

Con respecto a las regulaciones, parece que hay pocas, pero por ejemplo la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento en España los ha prohibido para usos civiles en todo el país. En Chile si alguien quiere volar un dron tiene que dar aviso a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y en EE.UU se limita el peso, la altitud y el uso comercial.

No hay duda de que los drones con tecnología de teledirigibles, podrían ser manejados por teletrabajadores, o personas que no necesitan un lugar específico de ubicación, a través de sus celulares.

El riesgo de comprar drones de forma libre puede ameritar algún tipo de regulación. Imagine mirar al cielo y ver cientos de drones volando de acá para allá, llevando cámaras, cartas y paquetes… no se preocupe por que tiene docenas de sensores que impiden que choquen pero… el cielo no será el de antes… no? 

Fuente: ()