Editorial

Las empresas que teletrabajan cuidan a sus trabajadores

Durante este año tuvimos oportunidad de conocer varias empresas que confiaron el diseño de sus programas de teletrabajo a los profesionales de Red Experta. Estos trabajos buscan involucrar en la propuesta a los Gerentes de las diferentes áreas, a través de brindarles buena información sobre los avances que esta modalidad de trabajo está teniendo en nuestra región y en el mundo y el trabajo participativo que necesitamos realizar con ellos.

Es importante que un programa piloto de teletrabajo se adapte a la Organización donde se intenta aplicar, por lo que se descartan las recetas pre-establecidas. Aunque tengamos leyes laborales que respetar, no se puede descuidar la cultura de esa empresa y hay que conocer muy bien los motivos por los cuales se llevará adelante el proyecto.

Este año, a diferencia de los anteriores, encontramos muchos más casos donde el motivo principal fue “la mudanza de oficinas” a zonas inmobiliarias más económicas o bien para huir de las zonas del microcentro porteño que suelen ser bastante complicadas para trasladarse durante la semana. Estas zonas no solo presentan inconvenientes para la llegada de los trabajadores a sus oficinas sino también para ganar o mantener clientes.

Si tuviéramos que hacer un ranking de motivos pondría el de la mudanza en primer lugar, y en el segundo lugar el pedido por parte del mismo personal que quiere teletrabajar. Aunque muchas veces este pedido se deba a los mismos motivos expuestos en el párrafo anterior.

Esto muestra un panorama alentador en momentos de crisis como los que vivimos, ya que las empresas han tomado conciencia de que con el teletrabajo se puede mejorar la relación entre los costos del espacio físico y el empleo, y nos permite observar que han optado por mantener las fuentes de trabajo.

También se han dado cuenta que un programa de teletrabajo debe apropiarse desde el primer paso. No se puede imponer ni a gerentes, ni a empleados y la reversibilidad debe estar presente aún en los casos en que se acepta en forma voluntaria. Es más distendido para todos saber que si algo no funciona en el hogar o en el cumplimiento de las tareas, existe la posibilidad de volver al puesto presencial.

Al conversar con los teletrabajadores en los cursos donde se les informa con detalle el contenido del programa lo primero que se pregunta es sobre la ART, o los seguros en caso de accidentes de trabajo en el hogar.

Por ello, es importante mostrar algunos datos como los que prepara La Superintendencia de Riesgos Del Trabajo (SRT) en Argentina que reportó en el año 2012  que:

“El total de trabajadores fallecidos durante este período alcanzó a 976 trabajadores: 562 casos (58%) fueron en ocasión del trabajo, mientras que 414 casos mortales (42%) fueron accidentes in itinere o de trayecto. Resulta interesante mencionar que 176 casos mortales denunciados en ocasión del trabajo (18% del total de casos denunciados) tuvieron como forma de ocurrencia “choque con vehículos” o “atropellamiento por vehículos”, por lo que si se suman a los casos mortales ocurridos in itinere, puede anticiparse que casi un 60% de los casos mortales ocurridos en el año 2012 se vincularon con accidentes de tránsito o viales”.

Si miramos el tipo de actividad donde se registran la mayor cantidad de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales la SRT informa:

“El sector de actividad económica con mayor incidencia de AT/EP de todo el sistema continúa siendo el de la “Construcción”, registrando 111,7 trabajadores accidentados por cada mil trabajadores cubiertos, valor que se ubica un 13% por debajo respecto al del año 2011.

Manteniendo la tendencia de años anteriores, la “Agricultura, caza, silvicultura y pesca” (84,7%o) y las “Industrias manufactureras” (80,7%o), se ubican por su accidentabilidad en segundo y tercer lugar, con descensos del 5% y 7%, respectivamente. Los “Servicios comunales, sociales y personales” vuelven a ubicarse como la actividad con menor incidencia de AT/EP (32,1%o), seguidos de “Finanzas, seguros, inmuebles y servicios a empresas” (33,3%o) y “Electricidad, gas y agua” (42,5%o)”.

Nótese que es prácticamente en las actividades enumeradas en los servicios donde menos accidentología se registra y donde más posibilidades de teletrabajo encontramos.

Ahora nos falta un estudio como el que está realizando en Prof. Julio Cesar Neffa sobre riesgos psicosociales asociados al teletrabajo para tener una panorama más amplio, pero mientras tanto veamos que si bien es necesario tener la cobertura de la ART las posibilidades de accidentes de trabajo cuando estamos en nuestra casa o realizamos home-office, disminuyen notablemente especialmente si hablamos de los accidentes de tránsito y de ahí el título de este artículo.

Sabemos que los beneficios para las empresas son muchos pero no dejemos de ver que esta modalidad de trabajo puede colaborar para mantener el empleo, además de mejorar la calidad de vida y hasta  prolongarla.

Sonia Boiarov
Directora de Red Experta
http://torresdeteletrabajo.com/oficina/0/L8

Fuente: Infobae (http://blogs.infobae.com/teletrabajo/2013/12/12/las-empresas-que-telet)