Experiencias

Recordar o pensar?

Hace un tiempo que estoy desarrollándome como teletrabajadora; he pasado la barrera de los 30 años y de los 40 también. Te escribo desde la vivencia. Una vez que terminé mi capacitación e iniciarme en teletrabajo, me encontré con muchas ofertas sin saber cuáles eran genuinas y cuáles no.

Continué en la búsqueda pero también en la capacitación hasta que llegó el buen momento esperado!!!!

Me incorporan en la misma empresa en la que me había capacitado en TT. Se abría un proyecto dirigido a personas mayores de 45 años que se encontraban desempleadas, el objetivo era alfabetizarlas en informática y capacitarlas en teletrabajo. A mí me pareció maravilloso formar parte en este propósito, ya que como les dije en un principio mi vocación es el generar cambios sociales, soy una ferviente defensora y a la ves admiradora de TT.

Las personas y futuras alumnas con las que tomaba contacto todas tenían un común denominador, repetían las siguientes frases: “a mi edad ya no hay posibilidades”, “yo fui gerente de xxx y ahora nadie me llama”, “no creo en este nuevo sistema de trabajo”, “ya pasó mi momento, sólo espero jubilarme”, “ya no tengo 30 años para iniciar algo nuevo” etc.etc.etc.
Éstas son sólo algunas de las expresiones que se repetían una y otra vez. Al que le preguntabas si les interesaba la capacitación no sabían que responder, y al que le interesaba no lo veía como una nueva alternativa laboral. Vos quizás pienses que era por falta de información, tal vez tengas razón.

Creo fervientemente en una frase que leí en algún lugar, nosotros los seres humanos somos los únicos que podemos convertirnos en nuestro mejor amigo, como en nuestro peor enemigo. Como individuos por cada pensamiento y palabra dicha tenemos una imagen, y en cada expresión hay una imagen, ej.: los niños pequeños no saben leer sin embargo ante la imagen de McDonald’s te señalan donde quieren dirigirse.
¿Por qué de título Recordar ó Pensar? ¿Por qué lo relaciono con Teletrabajo? ¿Qué es lo que nos limita?.
La semana pasada escuché a un conferencista chileno Dr. Lucas Márquez (al que admiro mucho) algo que me impactó y me llevó a que éste artículo naciera como reflexión y hoy lo pueda compartir con ustedes en ésta publicación.

La mayoría de la veces cuando decimos que estoy pensando lo que hacemos es recordar el pasado, pueden ser momentos gratos e ingratos, mayormente nos conecta con las emociones con todo lo que eso significa, el reír ó llorar, con el romanticismo y la frustración.

Como mujer te lo digo, que de eso sabemos bastante…..también nos enlaza con el dicho de nuestros abuelos “QUE TODO PASADO FUE MEJOR”, será así? ¿No será que nos genera temor soltar el pasado? ¿Y nos crea responsabilidad y compromiso generar cosas nuevas?.Y nos quedamos sin ver lo que hay en el futuro? Yo creo que cuando hablamos que el pasado fue mejor no lo hacemos con sabiduría.

Y Pensar….justamente estodo lo que nos traslada a salir esos sistemas de pensamiento del que te mencionaba anteriormente, que nos encasillan, nos limitan. Cuando nos desafiamos a pensar no quedamos atados a la desesperanza ni a la angustia, sino más bien nos acerca a todo lo bueno, todo lo justo todo lo honesto lo que es de buen nombre, porque?

Porque nos genera fe, fe en mí, y en el futuro, fe en los proyectos que quiero generar, fe en los sueños a alcanzar.

No importa la edad que tengas, ni el título académico que hayas obtenido, ni el cargo empresarial que hayas ostentado, sólo el pensar y abrirse a nuevas estrategias de trabajo te llevará a alcanzar las metas que te pongas. Dejemos de recordar para pensar en lo maravilloso del futuro.

Te cuento que todas ésta preguntas fueron en primer lugar para mi vida, no te hablo solamente desde algo teórico, ya he pasado la barrera de los 30 años y de los 40 también, te escribo desde la vivencia, he aprendido que no es el sistema el que te cierra las puertas, tampoco el gobierno de turno, no  es el nivel sociocultural en que te desarrollaste sólo está en tu creencia en saber de que estás diseñado para él éxito y no para el fracaso.
Ya sé lo que estarás diciendo…..”Es que a Ud. no le pasó tal ó cual cosa”, te respondo que sí, que sé lo que es no poder  Pensar que lo mejor está por venir a tú vida. Esto no es un juego de palabras, lo podemos aplicar en teletrabajo, en la familia, con los amigos, en la sociedad toda. No te focalices en el no poder sino lo que vas hacer.
Muchos de los alumnos que se atrevieron hoy están cosechando el esfuerzo de haber continuado y creído en terminar con el curso, todos tenemos la oportunidad de volver a empezar sin importar lo que nos haya pasado. Y esto es también para vos  que estás leyendo este artículo.

Teletrabajo es una herramienta eficaz y efectiva en mi vida, ojalá vos también lo puedas ver, ¿hay mucho para hacer? Estoy de acuerdo, ¿para publicitar? también lo creo, ¿mayor apertura por parte de las empresas? Coincido totalmente, es momento que vos y yo junto a otras personas generemos el cambio que buscamos y nos sentemos a pensar en nuevos proyectos. Quizás en otro momento podamos compartir mayores y mejores experiencias.

PATRICIA CENTENO

TELETRABAJADORA Y OPERADORA DE CAMBIO SOCIAL.

Oficina 116 K2
http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina.php?piso=116&oficina=K2

Ver más:

Fuente: Infobae.com ()