Editorial

El Teletrabajo y las Relaciones del Trabajo

El Teletrabajo es el uso de una nueva tecnología, LA COMPUTACIONAL para trabajar. También esta nueva tecnología se utiliza para producir -en el caso de la robótica y de los sistemas autómatas- mercancías materiales, muchas veces sin el uso de la fuerza de trabajo, sin el trabajador.

[1-10-09] La computadora resuelve mucho más rápido, a gran velocidad, los trabajos que tienen que ver con el intelecto humano en especial aquellos cuyos bienes producidos son virtuales o abstractos.

Por ese motivo, en el año 2000, viendo esta forma de trabajo en su total dimensión, nace en la Facultad de Ciencias Sociales, el Centro de Teletrabajo y Teleformación, por resolución 2069 del Consejo Directivo.

Estas transformaciones que se producen en la ciencia y en la técnica, modifican de manera central el lugar y el papel del trabajador en la producción social y cambian el carácter de las relaciones de trabajo. Además se extienden a la vida diaria de los hombres y mujeres, así como a su visión del mundo en que viven.  

El Teletrabajo utiliza la tecnología y la ciencia computacional, para ejecutar las tareas desde afuera del edificio empresarial, en la mayoría de los casos desde la propia casa del trabajador. 

Fue y es misión del CTT que los trabajadores y el conjunto de la sociedad se apropiaran de estas herramientas y las pusieran a su servicio. Todo eso era y es posible. Por eso el Centro de Teletrabajo es también de Teleformación. Comprende actividades de estudio, de capacitación, de investigación que hacen al proceso mismo del conocimiento, exigiendo formas y métodos de análisis cada vez más perfectos.

Nuestra argumentación fue sustentada en el uso social, laboral, y educativo, de esta nueva herramienta y de todos sus alcances interconectados, la Internet, para Teletrabajar, en el más amplio sentido de esta palabra moderna.  

En resúmen entendemos el Teletrabajo como productor de mercancías materiales y virtuales, en una sociedad que sea capaz de decidir el uso sensato de los recursos y el tiempo libre y, a la Teleformación como el proceso de adquirir conocimientos y ampliarlos para poder decidir sobre la propia vida.

Abrimos el debate, la reflexión y la investigación, al mismo tiempo que lo llevamos a la práctica.

Durante años conversamos con toda clase de organizaciones sociales, participamos en congresos y foros nacionales e internacionales, con autoridades y gobernantes, con embajadas y cámaras de intercambio binacionales.

El Teletrabajo y la Teleformación crecieron. Se multiplicó varias veces la cantidad de Teletrabajadores. Se instaló en la sociedad. Hoy es una realidad objetiva. Los cambios que trajo y que traerá aparejados, ya son irreversibles.

Naum Poliszuk y MCST Sonia Boiarov, fundadores del CTT.

Fuente: ()