Editorial

Los 80 de Naum, Cofundador del CTT.

Naum es el ejemplo ideal para decir que las TIC son para todos y que las estadísticas poco nos dicen. El Cofundador del CTT, cumplió sus primeros 80 años el día 11 de setiembre. FELIZ CUMPLE!!

Aunque hay muchas cosas para decir de Naum, como compañero y amigo, sobre su compromiso con la sociedad y con sus ideales, de su visión amplia sobre las tecnologías y el trabajo, además de la linda fiesta que organizó con más de 70 personas… hablaré poco…

Si alguna vez se preguntó si tiene algo que ver la edad y la aceptación de los cambios... me gustaría que conozca a Naum.

Uno de los temas –entre muchos- por el cual lo admiro, es por su flexibilidad, por su optimismo en el futuro. Siempre dispuesto a ver y a analizar el efecto transformador de las tecnologías en el mundo del trabajo y cómo ellas deben estar al servicio de la sociedad.

Si comparo con otras personas de su edad, Naum no es un tipo que uno se cruza a diario. Tanto es así que ni siquiera encaja en las estadísticas…

Los últimos estudios dicen que las personas mayores de 45 años y aún peor! las mayores de 65 son quienes más lentamente se introducen en el uso de las TIC y producen un efecto de ralentización para la extensión de estas tecnologías. Ni hablar de los inhibidores, …ninguno dio en la tecla. Ponemos a los jubilados en el lugar de pasivos y de tecnofóbicos! ¿Quién hace estos modelos de análisis? Sea quien sea, estoy segura que no conoce a Naum.

Durante estos años, pronto serán 10!, disfrutamos todo lo que hicimos, fuimos felices recorriendo el camino del teletrabajo... pero no siempre fue fácil, hubo momentos realmente duros.

Cuando algo pasaba, algo que dolía –hay gente experta que sabe dónde pegar!, un ataque inmerecido, una oposición política, allí aparecía Naum con su palabra sabia, firme a veces, para mostrar el camino… mejor que cualquier iluminado. Su apoyo siempre encontraba alguna ocurrencia y su frase favorita del Martín Fierro se refiere a este pasaje:

Un hombre junto con otro
en valor y en juerza crece;
el temor desaparece,
escapa de cualquier trampa:
entre dos, no digo a un pampa,
a la tribu, si se ofrece.

Así es él… siempre dispuesto… a la tribu, si se ofrece! 

Fuente: ()