Editorial

LA MICROELECTRONICA Y EL TELETRABAJO (V)

El concepto, la categoría de “Fuerzas Productivas" también corresponde a un momento históricamente dado. Su esencia, es decir el ser humano valiéndose de un instrumento, como puede ser una herramienta cualquiera, transforma elementos de la naturaleza en una cualidad para su uso.

[15 de julio de 2012]

Ese proceso se inició hace millones de años y desde entonces es así. Sin embargo, el concepto ha cambiado.

No es lo mismo  la fuerza productiva en la época del sistema esclavista, que la fuerza productiva en el actual sistema capitalista.

No solo fue cambiando la herramienta, sino que ese cambio condujo y se alimentó de cambios en la forma que los hombres se vincularon.

Entre los cambios en la fuerza productiva y los cambios en vinculación humana en la sociedad, se produce una influencia recíproca. Se motorizan mutuamente, van cambiando entrelazadas entre si.

¿Cuál sería el nuevo  concepto que va surgiendo, históricamente, del desarrollo de las fuerzas productivas?  

Algunos estudiosos del tema predicen que “ese desarrollo, como está claro, puede tomar rumbos completamente diferentes (y alejarse, por ejemplo de la propia producción en el tosco sentido económico o material, cuando se comprende la reproducción social y sus fuerzas en el sentido abarcador, y en consecuencia, también cultural)“,  R. Kurz.

Permítame decir que la historia es un movimiento ciego, azaroso, impredecible. Por lo tanto, nada es prederterminado.  El rumbo que toman los procesos, se dilucidan, se resuelven en esas confrontaciones sociales, de una magnitud tal que sus resultados determinan el cambio de rumbo de la sociedad." Retomando lo que dice Kurz de “.. cuando se comprende  la reproducción social y sus fuerzas en el sentido abarcador y en consecuencia, también cultural"...

Estimo que el Teletrabajo  y su desarrollo van en esa dirección.

Lo afirmo porque en primer lugar la automatización, robotización, cambia el carácter de la fuerza productiva. La fuerza de trabajo no actúa directamente. Va suplantando a la fuerza de trabajo humana.

Segundo, lo que prima es el conocimiento, la capacidad intelectual del manejo de nuevas herramientas, como las computadoras, como cerebros artifíciales de gran capacidad y velocidad conduciendo a otras máquinas que trabajan sobre los elementos directamente. 

En ese sentido, el estudio, la divulgación, la preparación, las ideas, se van alimentando constantemente, se eleva el grado cultural de la sociedad, se comprenden mejor las cosas, se vive mejor, incluso la violencia se pone en tela de juicio, las obligaciones no son regimentadas, sino que de manera distinta cada cual cumple sus funciones, sin reglamentaciones. Es una nueva cultura.

Las fuerzas productivas pierden ese carácter de ser el factor de mayores ganancias particulares, para convertirse en una fuerza que libera al hombre de un yugo ancestral.  

Me parece que este tema, es digno de investigarse, de abrir un debate y reflexión sobre el curso que podría tomar el movimiento de la historia.

Naum Poliszuk
Centro de Teletrabajo y Teleformación.
Cofundador y Co director .
F.C.S. UBA
Resolución 2069 / 200.

Fuente: ()